Triste Navidad para comerciantes del Mercado de Abasto
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Triste Navidad para comerciantes del Mercado de Abasto

Reportan poca afluencia de clientes en el Mercado de Abasto; “las ventas están por los suelos”, dicen vendedores


Fotos: Adrián Gaytán // En el Mercado de Abasto, la afluencia de clientes es muy escasa.
Fotos: Adrián Gaytán // En el Mercado de Abasto, la afluencia de clientes es muy escasa.

Retrasos en su instalación en el área de tianguis, la competencia que representan las tiendas de autoservicio y supermercados de cadena nacional o internacional, además de la poca afluencia de clientes, son parte de lo que relatan vendedores de adornos y otros artículos de temporada en el Mercado de Abasto de la ciudad de Oaxaca.

Aun cuando ya inició la temporada de las posadas y otras festividades que enmarcan a la Navidad, el ambiente en este mercado no es el esperado. Según la tradición católica, el 16 de diciembre iniciaron las posadas con las que se recrea el peregrinar de María y José por Belém. Es en estas fiestas en las que se acostumbra repartir entre los asistentes el ponche, las medias tortas u otros alimentos, además de romper la piñata o encender las luces de bengala.

Pero para César Bautista, quien se dedica a la elaboración de piñatas y venta de adornos navideños, las ventas están por los suelos. Incluso este domingo, en el que esperaban gran afluencia de personas, los pasillos estaban casi vacíos. Aunado a ello, como productores de piñatas o revendedores de otros productos reconoce que el precio de los mismos ha incrementado.

A la gente se le hace caro, pero es por lo mismo que cada año es más caro todo. La piñata pequeña que antes la teníamos en 25 o 30 pesos ahora está en 50 o 60 pesos. Todo depende del tipo de material”, explica quien para estas suele usar periódico, pero que por los cambios en la lectura también le es complicado conseguir esta materia a un costo accesible.

 

Parece que el espíritu navideño ha ido muriéndose”, dice Bautista, quien percibe que en las calles o negocios tampoco hay canciones alusivas a la temporada que animen a la clientela.

En esta zona de la Central de Abasto, las y los comerciantes explican que solían instalarse desde el 1 de diciembre, pero las obras en la zona de pan y comedores retrasaron su colocación. En algunos casos, pudieron empezar a vender el 6 de diciembre, mientras que otros, hasta el 16.

 

“Las ventas están por los suelos; parece que el espíritu navideño ha ido muriéndose”: César Bautista
“Las ventas están por los suelos; parece que el espíritu navideño ha ido muriéndose”: César Bautista

 

El área de tianguis ha sido el principal acceso para camiones de la empresa constructora que tiene a cargo la rehabilitación en esta área.

Para Juan Luis Martínez, vendedor de luces navideñas, en otros años las ventas ya habían despegado e incluso varios de sus compañeros iban a resurtirse. Sin embargo, en su caso el 2022 fue de pérdidas, por lo que ahora optó por no pedir ningún préstamo para surtirse de mercancía. Ahora trata de vender lo poco que tiene, pues el 2023 se le fue casi en pagar el crédito que solicitó en 2022.

Aun así, observa que es poca la afluencia a los puestos de venta de luces, cascadas y demás artículos luminosos y musicales. Desde la diagonal de la calle Mercaderes, Juan Luis considera que las obras en Las Casas y en el interior del mercado han afectado la venta de temporada, a pesar de que en su caso tuvo que reducir significativamente los precios de sus productos.

Rosa Reyes Pérez vende figuras religiosas y para los nacimientos que se acostumbran colocar bajo el árbol de navidad. Además de faroles y algunas piñatas. Para ella fue complicado instalarse en el lugar en el que cada temporada vende debido a la negativa de otros comerciantes.

Aunque logró colocarse, cuenta que “ya no son las ventas de antes”, especialmente porque muchas personas ya no son tan creyentes de las tradiciones de la religión católica.

 

“Ya no son las ventas de antes; muchas personas ya no son tan creyentes de las tradiciones de la religión católica”: Rosa Reyes Pérez

aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------