Jalatlaco, barrio mágico, pero amenazado por la gentrificación
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Jalatlaco, barrio mágico, pero amenazado por la gentrificación

Creciente presencia de extranjeros, repunte en precios, rentas y alimentos, alertan nativos


El barrio de Jalatlaco, para disfrutarse en bicicleta.
El barrio de Jalatlaco, para disfrutarse en bicicleta.
  • Gentrificación en Jalatlaco
    • 500 años tendría el Barrio
    • 300 pesos por una comida
    • 80 pesos el menú hace algunos años

 

Habitantes nativos de San Matías Jalatlaco advirtieron sobre los riesgos de acrecentar la gentrificación en la zona, luego de la declaratoria como el primer barrio mágico de Oaxaca.

La víspera, la Secretaría de Turismo federal otorgó el nombramiento como Barrio Mágico a Jalatlaco, el primero del estado de Oaxaca en sumarse a esta iniciativa impulsada desde Sectur para diversificar el turismo en el país.

En este día histórico, se reconocen los más de 500 años de este barrio, que a lo largo del tiempo se ha convertido en un sitio de gran valor cultural y un punto de encuentro para las familias oaxaqueñas” declaró el gobernador de Oaxaca Salomón Jara Cruz.

Rosario Martínez Tamayo, propietaria del emblemático sitio para comer “Tacos de cazuela Chayito” reconoce los beneficios que traerá la distinción para el sector turístico, pero también es consciente de los males que vienen consigo.

Uno de ellos tiene que ver con el aumento de la inseguridad, hay más movimiento de vehículos y personas”, relata mientras hace una breve pausa en la atención de sus clientes.

Nacida en la calle de El Salto hace 70 años, advierte sobre lo complicado del tráfico de automóviles y visitas de propios y extraños, debido a que en temporadas altas como Fieles Difuntos y Navidad, las calles están saturadas de personas.

Y toca un punto que no ha pasado inadvertido para los oriundos del barrio de Jalatlaco.

Los negocios ya no son de los que viven aquí, están llegando de otros lados y no solo a trabajar, también a vivir, antes nos conocíamos entre familias y el día de hoy, ya son desconocidos”, lamenta.

 

Izquierda: Rosario Martínez Tamayo.
Derecha: La presencia de extranjeros ha encarecido los servicios.

 

“Estamos perdiendo identidad”

 

Martínez Tamayo refiere la llegada constante de extranjeros al barrio, “muchos están alquilando casas o comprando propiedades, desde mi punto de vista estamos perdiendo identidad”.

Chayito como le conocen a la cocinera tradicional, es una de las pocas comerciantes que se solidarizan con los que no son turistas y mantienen los precios de sus comidas, “yo hago un poco de conciencia y mis precios no son tan altos, es para todos”.

Dice estar impresionada por el nombramiento de Jalatlaco como Barrio Mágico, no obstante si le hubiera gustado que las autoridades les hubieran tomado parecer a los pobladores y dar su punto de vista.

Claro que nos sentimos orgullosos, pero también implica otros factores, pero esperemos a que todo salga bien y que el barrio de Jalatlaco siga favorecido y su gente, no afectada”, expone.

A su vez, Cecilia Martínez Juárez originaria del barrio de Jalatlaco expone que vive en el lugar desde hace seis décadas y los cambios han sido paulatinos y desde hace más de una década, han sido de mayor crecimiento económico.

Esperemos que la delincuencia no crezca, confiamos en que los precios no se disparen o solo sean para turistas o extranjeros, porque hay sitios en donde los costos son elevados, ya no es para todos”, alerta.

La habitante detalla que si han conocido casos en donde los propietarios de antaño han vendido sus casas a extranjeros, en primer lugar porque pagan lo que nadie más por una casa.

Hay cartas de comidas con precios que llegan a los 300 pesos por comida o más, cuando antes con 80 pesos hacíamos una buena comida, pero hoy su prioridad son los visitantes, no los nativos – subraya.

Julia Ordaz, también nativa del barrio de Jalatlaco subraya que lleva más de cincuenta años viviendo en el ahora denominado barrio mágico y los cambios se han acelerado en los últimos cinco años.

Llevamos tres con calles saturadas en Todos Santos y luego en diciembre, entonces como habitantes ya no se tiene tranquilidad, los autos estorban los accesos de las casas y nunca descansan los comercios”, explica.

Las tres habitantes del barrio de Jalatlaco confían en que el desplazamiento no llegue a la zona, pese a que ya se advierte dicho fenómeno, “como oriundos debem


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------