“Normaliza” CATEM depósito de basura en playones del Atoyac - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

“Normaliza” CATEM depósito de basura en playones del Atoyac

Aumentan pepenadores, se multiplican escurrimientos y Profepa, Conagua y municipio brillan por su ausencia


“Normaliza” CATEM depósito de basura en playones del Atoyac | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Carlos Hernández / Acceso al tiradero

Lejos de intimidarse por las denuncias interpuestas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Oaxaca, agremiados a CATEM siguen acumulando desechos a la orilla del río Atoyac, a escasos 100 metros de puestos de verduras.

Y es que de acuerdo a los datos del ayuntamiento capitalino son al menos mil toneladas las que se han acumulado en dicho sitio “clandestino” operado por recolectores particulares.

Aunque han buscado cubrir las actividades que efectúan en el sitio, los recolectores adheridos a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México siguen vertiendo desechos orgánicos e inorgánicos durante el día.

En un recorrido por el sitio se observaron a dos camionetas descargando al mismo tiempo, dado que el playón del río Atoyac cuenta con dos accesos y ambos son ocupados para ingresar camionetas de recolección de basura.

Pese a que el lugar ya se encuentra saturado, los recolectores siguen vaciando las camionetas generando mayor contaminación sobre un lugar que es zona federal y administrada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Sin embargo al buscar una versión oficial por parte de la dependencia federal en el estado ha optado por hacer mutis, aún y con la grave contaminación que se observa a unos 20 metros del río Atoyac.

 

Foto: Cortesía / El basurero ilegal de Catem es ya un problema de salud pública

 

El ambientalista Nazario García Ramírez advirtió recientemente sobre la grave contaminación que se genera en esa zona de la ribera dado que los líquidos que generan los desechos orgánicos e  inorgánicos, van directamente a las aguas.

En la zona, una mujer es quien supervisa los trabajos de ingreso y descarga de las camionetas recolectoras y con quien se coordinan las dos personas que buscan cartón, pet y  latas de aluminio en el lugar.

Frente a ellos, comerciantes de madera deben soportar los malos olores que se generan a lo largo del día.

En breve charla justifican también el actuar de los recolectores privados, al no tener otra forma de empleo y de llevar el sustento a las familias, pues operar una camioneta particular de desechos es su modo de trabajo.

No obstante, el desacuerdo se observa en los vecinos quienes a diario – indican- tienen que lidiar con la fauna nociva que se ha acrecentado en el lugar y que al parecer seguirá aumentando con el tiradero clandestino.

Sin revelar su identidad, la madre de familia expone que a no menos de 200 metros se encuentran los puestos de venta de verdura y fruta y hasta ahí llegan los malos olores que genera la basura, además de que en la zona habitada hay horas en que se desprende un olor insoportable.

Por lo cual exige a las autoridades municipales y federales llevarse el tiradero a otro sitio, “ya con lo que dejan tirado los comerciantes tenemos y ahora se suma este problema”, lanzó.


 

Relacionadas: