Viven Día de Muertos en Atzompa | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Viven Día de Muertos en Atzompa

“Mientras Dios nos dé vida y salud, los recibiremos con mucho cariño”


Viven Día de Muertos en Atzompa | El Imparcial de Oaxaca

Con estrictas medidas preventivas y sanitarias, habitantes de esta comunidad, acudieron al panteón municipal para adornar las tumbas de sus seres queridos que se adelantaron en el camino.

De acuerdo a las costumbres y tradiciones de los pobladores, el 1 de noviembre se dedica a dar la bienvenida a las ánimas de los niños y el 2 de noviembre a los adultos, sin embargo, debido a la emergencia sanitaria por Covid-19, las visitas en el campo santo se adelantaron.

A partir del 31 de octubre, los ciudadanos acudieron a colocar sus veladoras y flores en las tumbas de los infantes, mientras este domingo 1 de noviembre tocó el turno a los adultos mayores, a comparación con años anteriores, las veladas nocturnas y en la madrugada se cancelaron para evitar aglomeraciones.

 MEDIDAS PREVENTIVAS

Desde las primeras horas del día, elementos de Protección Civil y de la Policía Municipal de Atzompa, instalaron dos filtros sanitarios en el acceso principal del cementerio, en la primera se vigila que únicamente ingresen dos personas por familia, en tanto en el segundo filtro se les proporciona jabón, agua y gel antibacterial.

Ricardo Sánchez Gómez, coordinador municipal del Área de Promoción a la Salud Pública, explicó que la decisión de permitir el ingreso de visitantes durante el transcurso del día, se tomó luego de realizar una extensa campaña de prevención entre los habitantes de la comunidad.

“Cuando inició la pandemia habían personas que creían que este virus no era mortal, pero al día de hoy ya han tomado las precauciones necesarias y podemos decir que de cada 10 personas, nueve ya usan cubrebocas para mitigar este virus, el objetivo es la prevención”.

Expuso que para poder ingresar al panteón los ciudadanos deben portar cubrebocas, solamente se permite el ingreso de dos personas por familia y una vez colocando sus veladoras y flores, se les invita a permanecer el menor tiempo posible.

“Todos están acatando esta medida por eso no hay aglomeraciones, también se habilitó una puerta para la entrada y otra exclusivamente para la salida de los visitantes, esto es ejemplo claro que podemos volver a la nueva normalidad si se acata todas las medidas sanitarias para evitar los contagios”, destacó Sánchez Gómez.

Los trabajadores del Área de Promoción a la Salud Pública, también recorrieron el panteón para vigilar que se cumplieran las medidas sanitarias e invitar a los comuneros para evitar el uso de agua en los floreros, ya que además se busca combatir el mosquito transmisor del dengue.

TESTIMONIO DE DOÑA SUSANA

Doña Susana, de 73 años de edad, es una de las ciudadanas que año con año acude al panteón a colocar veladoras y flores en las tumbas de sus seres queridos, una tradición que le heredaron sus padres y que este año cumplió con visitarlos pese a la emergencia sanitaria.

“Año con año vengo a verlos, mientras Dios nos dé vida y salud, los recibiremos con mucho cariño pero ya cuando uno esté uno aquí pues ver quién va a venir a visitarnos porque soy la única que queda en mi familia”.

Recordó que hace algunos años se adelantaron en el camino sus padres y sus hermanas, por lo que ahora acude al cementerio a recibir las ánimas de quienes en vida compartió estas costumbres y tradiciones.

“Me acuerdo que desde que era niña mis papás me traían para velar a mis abuelitos, cuando estábamos toda la familia veníamos desde la mañana del 1 de noviembre a la velar a los niños y luego la madrugada del 2 de noviembre a la gente mayor, pero ahora ya ni eso pude hacer, solamente unas veladoras y las flores, pero ya cumplí con recibirlos”.

En el transcurso del día, los creyentes continuaron visitando las tumbas de sus fieles difuntos, algunos colocaron productos como refrescos, cervezas, mezcal y la gastronomía típica de la comunidad.

Las autoridades municipales informaron que este 2 de noviembre el panteón permanecerá cerrado, por lo que actividades como la velada y las misas fueron canceladas para evitar aglomeraciones.

Santa María Atzompa es una comunidad de origen zapoteca, ubicada cerca de la Zona Arqueológica de Monte Albán, por lo que sus tradiciones y cultura derivan desde la llegada de los primeros habitantes de los Valles Centrales. 

Según el calendario católico, el día 1 de noviembre está dedicado a Todos Santos y el día 2 a los Fieles Difuntos. Sin embargo, en la tradición popular, el día 1 se dedica a los niños fallecidos, y el día 2 a los adultos.


 

Relacionadas: