El Llano, un parque oaxaqueño con vida propia
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

El Llano, un parque oaxaqueño con vida propia

Este espacio recreativo es uno de los lugares preferidos para personas y parejas que buscan ratos de descanso

El Llano, un parque oaxaqueño con vida propia | El Imparcial de Oaxaca

Sus dos fuentes, el amplio espacio que le dan sus 28 mil 140 metros, convierten al Parque El Llano en uno de los lugares preferidos para las personas en sus ratos de descanso, de espera, de enamoramiento o de tristeza.

Decenas de árboles rodean las jardineras que se encuentran entre las calles de Pino Suárez y avenida Juárez, y en Licenciado Primo Verdad y Doctor Liceaga, cuyas hojas se mueven constantemente con el rozón del viento.

Este lugar, desde la época colonial, fue utilizado como área social, en algún día fue zoológico de la ciudad y de esta etapa le quedaron ocho leones que flanqueaban las entradas, según los datos oficiales.

Desde ayer, vendedoras de globos de gas se hicieron presentes en busca de aumentar sus ventas, ya que ciento de personas festejan esta fecha y buscar dar un detalle.

Globos de tonos rojos, rosas, amarillos, colores pastel, llevaban en la mano para conquistar a los enamorado este 14 de febrero.
Mientras los minutos pasaban, la vida es constante, normal en El Llano; jóvenes mostrando sus destrezas sobre patines, familias que hacen uso del gimnasio al aire libre y juegos para niños, le dan vida a este escenario diariamente.

Ricardo y Guadalupe, dos jóvenes que gustan del lugar por ser amplio. Además de la tranquilidad que pueden sentir a pesar de que la rodean dos de las vías principales de la ciudad de Oaxaca.

Para Ricardo es muy bonito el lugar, aunque le falta seguridad y vigilancia policiaca debido a los incidentes que se han registrado.

“Hay algunos jóvenes que consumen sustancias prohibidas a plena luz del día y también aquellos que cometen algún delito, por lo que es importante la seguridad”, dijo.

Asimismo, observó que existe un descuido en los árboles, ya que algunos se ven secos y no hay un plan para enverdecer este parque, que es refugio para muchos.

En El Llano había personas jugando ajedrez; otros pateando un balón y vendedores ambulantes de antojitos, dulces, entre otros.

También, desde una esquina de este parque un indigente ha establecido su espacio, su hogar.

Por las tardes, acuden decenas de personas a caminar o correr en su entorno. El Paseo Juárez El Llano tiene una vida activa.

 

Relacionadas: