Corrupción electoral, origen de crisis en la democracia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Corrupción electoral, origen de crisis en la democracia

Existe la presión de instituciones y grupos para frenar el sistema anticorrupción: Roberto Ehrman


Corrupción electoral, origen de crisis en la democracia | El Imparcial de Oaxaca

El vicepresidente de Políticas Públicas de la Comisión Nacional Anticorrupción de Coparmex, Roberto Ehrman, afirmó ayer que el detonante de la corrupción política es la corrupción electoral, que da origen a una crisis en la democracia.
Esta situación, dijo en conferencia magistral en el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), genera también falta de conciencia y responsabilidad colectiva, que alimenta aún más la corrupción.
El doctor en Ciencia Política, con 19 años como investigador docente en ciencias sociales, destacó la necesidad de evitar que el Sistema Nacional y estatal anticorrupción queden en una simulación, al considerar que existe la presión de instituciones y grupos para frenarlo y evitar su funcionamiento.
Ante este panorama, urgió la creación e integración de un Consejo de participación ciudadana para que el sistema pueda funcionar y se logren mejores resultados para el país.
Durante la conferencia magistral “Sistema Nacional Anticorrupción y Democracia”, Roberto Ehrman explicó que la corrupción política tiene una estructura y representa una estrategia de grupos o partidos para ganar las voluntades con dinero y presión.
“De ahí deviene todos los males; quienes se quedan con el ejercicio del poder con esa estrategia, se ven obligados a regresar favores en el ámbito de las elecciones. Ahí se detona y empieza la crisis de la democracia; hay pérdida de confianza en los mecanismos electorales y se incrementa la pobreza y la desigualdad social. Todos los recursos financiados por la cúpula política electoral, es para favorecer los bolsillos de unos cuantos”.
Ante decenas de asistentes y del consejero presidente del IEEPCO, Gustavo Meixueiro Nájera, destacó que todos “somos responsables de no tener una conciencia y responsabilidad colectiva, porque con la corrupción ya no hay comunidad, sino seres aislados”.
Por tal motivo, requirió un Consejo de participación ciudadana que dé sentido a la democracia social, cuyo objetivo es garantizar una igualdad de oportunidades.


 

Relacionadas: