En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo

El alza de precios en frutas y verduras varía de un día a otro, lo que ha representado pérdidas para los vendedores


  • En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo
  • En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo
  • En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo
  • En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo
  • En Oaxaca suben precios del tomate, aguacate y pollo

Los precios del pollo y del tomate así como del aguacate, se han disparado en los últimos días en los diferentes mercados locales, así como en las verdulerías ubicadas en la ciudad de Oaxaca.

Josefina, quien desde hace años se dedica a la venta de este tipo de productos, señaló que los precios de las verduras están inestables, lo que les genera a ellos pérdidas, así como un gasto mayor para los compradores.

Los comerciantes atribuyen el alza del precio de las verduras, así como del pollo a que son traídos por carretera de otros estados del país y los bloqueos hacen que se encarezcan los alimentos.

Asimismo, dijeron que tienen que buscar estrategias para motivar a sus clientes a comprar, por ejemplo buscan comprar en el Mercado de Abasto el tomate, y el aguacate más barato; es decir, de diferentes tamaños.

DINERO NO ALCANZA

Doña Leticia, quien vende de frutas y verduras, puso como ejemplo la caja de tomate que antes costaba 100 pesos y ahora vale 200, tiene que invertir más; entonces mejor no la compra. Pasa lo mismo con los compradores si traen al mercado 50 pesos y se quiere llevar más ya no le alcanza.
Los precios varían, hay plazas que los productos suben y bajan, sin embargo, lo que se ha incrementado en este momento es el tomate que se vende a 20 y 24 pesos, depende del tamaño, el más pequeño se vende a 15 y 16 pesos.

Así como la lechuga romanita y el aguacate, cuyo varía según su tamaño. Antes las verduras procedían de la población de San Antonino Castillo Velasco; ahora, la mayoría de productos son traídos de Puebla.

La inestabilidad está en el tomate y el aguacate, al igual que el limón criollo que hace tres plazas llegó a costar a 30 pesos el kilo. Actualmente, este cítrico se vende a 10, 8 y 5 pesos, al igual que el chile poblano se mantiene en 50 pesos.

SUBE TOMATE Y AGUACATE

En mercados, así como en supermercados de la capital, se logró establecer que el precio del kilo del aguacate se encuentra entre 60 y 70 pesos, en tanto que el tomate Saladett varía entre los 18, 20 y 24 pesos.

Martha García, quien vende en el exterior del Mercado Benito Juárez, recordó que hace tres meses debido a la sobreproducción del tomate, el kilo llegó a costar 30 centavos, luego empezó a subir a 3, 8, 10 y 12 pesos.

“Aun cuando la gente ya no compra como antes, las ventas se mantienen, uno tiene que ver la forma de cómo ofrecerle a los clientes los productos; sin embargo, ya no es lo mismo, la situación está muy jodida”, subrayó.

Comerciantes de la misma zona comercial, dijeron que en lugar de ganancias en los últimos días han tenido pérdidas, porque se les quedan muchos productos y se echan a perder, es mejor ganar poco que perder todo, comentó Agustina.

PRECIOS INESTABLES

Personas que venden frutas y verduras en la capital, dijeron que en los últimos meses los precios de la zanahoria, el brócoli, la lechuga romanita, el chile poblano, el tomate de cáscara, entre otros varían de un día para otro.

Citaron el caso de la zanahoria que el kilo en ocasiones se encuentra entre 8 y 10 pesos, pero llega a costar hasta 18 y 20 pesos, por lo que a la gente se le hace muy caro y ya no compra.

Pasa lo mismo con el brócoli, cuyo costo es variable a veces se compra en 10 y 12 pesos, en tanto que el kilo de durazno actualmente tiene un precio de 45 pesos el kilogramo, en tanto que una pieza de aguacate vale 8 y 9 pesos.

La gente ha de pensar que los revendedores somos quienes le subimos de precio a los productos, pero la verdad es que nosotros tenemos que pagar lo que nos piden los introductores y después ver cómo le hacemos para sacar el “puntero”.

OPINAN AMAS DE CASA

La situación que se vive en las carreteras de acceso al estado de Oaxaca principalmente las que proceden del estado de Puebla, de acuerdo con personas que veden pollo ha ocasionado que el precio se dispare de manera considerable.

Tan sólo en un negocio de venta de pollo en canal ubicado en la Colonia Reforma Agraria, la persona que lo atiende, dijo que el precio del kilo con menudencia es de 50 pesos, mientras tanto el kilo de pechugas vale 78 pesos.

Amas de casa entrevistadas al azar, dijeron que el año pasado el kilogramo de pollo se podía adquirir en distintos lugares a 30, 32 y hasta 35 pesos, sin embargo, el precio subió a 40, 45, 50 y hasta 78 pesos el kilogramo.

El precio del pollo no está regulado, ya que en distintas partes se sujeta a la oferta y la demanda, no obstante la gente dejó de comprar por kilo, se llevan medio o sólo las dos alas y el cuadril entre otras piezas.

Varias de ellas manifestaron su inconformidad por el incremento de los productos de la canasta básica, ya que en la mayoría de las empresas no aumentan el salario, “los precios de las frutas, verduras y el pollo están por las nubes”, dijeron.


 

Relacionadas: