Comerciantes del Istmo venden los desechos para poder sobrevivir | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Comerciantes del Istmo venden los desechos para poder sobrevivir

Llegan a casas derrumbadas y toman los desechos para comercializarlos


Comerciantes del Istmo venden los desechos para poder sobrevivir | El Imparcial de Oaxaca

La demolición de las casas ha permitido generar fuentes de empleo para los comerciantes de chatarra al retirar varillas, puertas y ventanas en desuso de las viviendas colapsadas.

Con segueta, marro y cincel, un grupo de hombres comenzaron a remover los escombros en busca de todo tipo de metal que ellos puedan extraer para su comercialización.

Marcos de los Santos es un comerciante de chatarra, quien expresó que se ganan la vida acudiendo a las casas demolidas o escuelas para extraer todo el material que haya sido demolido y que para ellos significa una ganancia.

“Nosotros sacamos las varillas, trozos de tubos, ventanas, puertas y las compramos como desecho a un peso el kilogramo. Esto nos genera una ganancia importantes para llevar el sustento a nuestros hogares”, expresó.

Don Rogelio es un hombre de 50 años que esculca entre los restos de concreto y losa, en busca de alguna varilla de gran tamaño para cortarlo y así permita como dice “completar el kilo”.

“Tenemos más de diez años dedicándonos a esta actividad, es nuestro sustento, lo que hacemos es comprar y revender”, subrayó.
El hombre que porta un sombrero para protegerse del sol y con una segueta en la mano, camina en busca de obtener más fierros que cortar para poder llenar la camioneta que aguarda paciente.

“Si llenamos la camioneta, no llevamos más de 400 pesos para poder sobrevivir al día, pero es un trabajo laborioso”, señaló.
En las escuelas públicas en donde han recolectado todos los fierros de desecho han obtenido una ganancia económica importante.

Aunque esto también ha sido conflicto entre los padres de familia y los directores, porque están vendiendo las puertas y ventanas a precios por debajo de lo que ellos los adquirieron.


 

Relacionadas: