Vida Saludable: Hipertensión Arterial | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

Vida Saludable: Hipertensión Arterial

La hipertensión arterial es la elevación sostenida de las cifras de presión arterial por arriba de los niveles considerados como normales


Vida Saludable: Hipertensión Arterial | El Imparcial de Oaxaca
Foto: ilustrativa

La presión arterial es la fuerza que ejerce el flujo de la sangre dentro de los vasos arteriales. Se mide con un aparato denominado esfingomanómetro y se obtienen dos cifras, la sistólica -máxima o alta- y la diastólica -mínima o baja- y se expresan en milímetros de mercurio -mmHg.

La hipertensión arterial es la elevación sostenida de las cifras de presión arterial por arriba de los niveles considerados como normales. Estos valores se han establecido, desde hace muchos años, en base a múltiples estudios mundiales.

El tener en una ocasión los valores elevados no hace el diagnóstico, es necesario que las cifras estén por arriba de lo normal en dos o tres ocasiones, siempre después de un periodo de reposo en el consultorio, ya que por momentos se puede elevar de forma aislada y bajo ciertas circunstancias como, ansiedad, estrés, dolor, entre otros.

Algunas veces se puede llegar a sentir dolor o sensación de pesadez de cabeza, mareo ligero, palpitaciones, zumbido de oídos, entre otros síntomas.

Existe cierto componente hereditario ya que se conocen familias completas que la presentan, es también conocido que si el padre o la madre o los dos, son hipertensos, los hijos pueden presentar hipertensión arterial con más facilidad.

La hipertensión daña las arterias, favorece y acelera la arteriosclerosis, lesiona órganos tan importantes como el corazón, el cerebro y los riñones.

 

IMPORTANTE

  • Los medicamentos no curan la hipertensión, sólo la controla y, por lo tanto el tratamiento es de por vida
  • Generalmente se requieren dos o más fármacos
  • No normalizan la presión de inmediato, se requiere de algunas semanas
  • Para que tengan efectos deben ser tomados regularmente y no suspendidos
  • Las dosis de los medicamentos pueden variar
  • El médico es el indicado para indicar el tratamiento antihipertensivo

 

Si el paciente sigue las indicaciones del médico en forma adecuada y toma sus medicamentos correctamente, las complicaciones de la hipertensión arterial disminuyen en gran medida y el paciente lleva una vida cercana a lo normal.

 

¡A PESAR DE SER UNA ENFERMEDAD TAN FRECUENTE, LA MITAD DE LOS PACIENTES, SOBRE TODO LOS JÓVENES, IGNORAN QUE LA PADECEN, SOBRE TODO LOS JÓVENES, DEBIDO A QUE EL DIAGNÓSTICO DEPENDE ÚNICAMENTE DE LA CORRECTA MEDICIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL!


 

Relacionadas: