DART: despliegan defensa planetaria experimental | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

DART: despliegan defensa planetaria experimental

Esta es la primera misión a gran escala emprendida en el mundo para probar tecnología destinada a defender la Tierra contra posibles amenazas de asteroides


DART: despliegan defensa planetaria experimental | El Imparcial de Oaxaca
Separación de la DART de la segunda etapa del cohete Falcon 9, tras lo cual la nave comenzó a volar en solitario.

Algunos asteroides y cometas tienen órbitas capaces de llevarles peligrosamente cerca de la Tierra. La inestabilidad de tales órbitas podría incluso provocar que alguno de estos astros cayera a nuestro planeta. A tales objetos se les denomina NEOs por las siglas en inglés de Near-Earth Object(s), que equivale a “objeto(s) cercano(s) a la Tierra.

Poder predecir el impacto probable de un NEO contra la Tierra es el primer paso para defenderse de él. El segundo paso es desviar su trayectoria para impedir la colisión. La NASA ya lleva tiempo trabajando en el primer paso, mediante un rastreo minucioso del espacio interplanetario que permita catalogar a todos los objetos potencialmente peligrosos y hacer su seguimiento. Ahora comienza un importante capítulo del segundo paso.

Se ha puesto en marcha una misión de prueba de un sistema defensivo para desviar NEOs que amenacen con chocar contra nuestro planeta. La nave DART (Double Asteroid Redirection Test), de la NASA, partió de la Tierra el 24 de noviembre de 2021. El lanzamiento se efectuó con un cohete Falcon 9 de SpaceX, desde la base de Vandenberg en California, Estados Unidos.

Esta es la primera misión a gran escala emprendida en el mundo para probar tecnología destinada a defender la Tierra contra posibles amenazas de asteroides o cometas.

La DART (construida y gestionada por el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, Estados Unidos, impactará contra un asteroide conocido que no constituye una amenaza para la Tierra. Su objetivo es modificar ligeramente el movimiento del asteroide de forma que pueda ser medido con precisión mediante telescopios terrestres.

Si todo va bien, DART demostrará que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide seleccionado como blanco de ataque y colisionar intencionadamente con él, un método de desviación de trayectoria llamado impacto cinético. La prueba proporcionará datos importantes para ayudar a prepararse mejor para lidiar con un asteroide que pueda suponer un peligro de impacto para la Tierra, si alguna vez se descubre uno en tal situación.

El viaje, solo de ida, de DART es al sistema de asteroides de Didymos, que comprende un asteroide principal y otro más pequeño que es satélite del primero. El objetivo de DART es el satélite, llamado Dimorphos, de aproximadamente 160 metros de diámetro. El asteroide principal se llama Didymos y tiene aproximadamente 780 metros de diámetro.

OBJETIVO

El viaje, solo de ida, de DART es al sistema de asteroides de Didymos, que comprende un asteroide principal y otro más pequeño que es satélite del primero.