Prevén que en México se vivirá la peor cuesta de enero en 21 años, ¿por qué? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Prevén que en México se vivirá la peor cuesta de enero en 21 años, ¿por qué?

Cada año el bolsillo de los mexicanos afronta la terrible cuesta de enero, pero lo peor apenas está por llegar debido a que los precios podrían alcanzar su nivel más alto en 21 años


Prevén que en México se vivirá la peor cuesta de enero en 21 años, ¿por qué? | El Imparcial de Oaxaca

Cada año el bolsillo de los mexicanos afronta la terrible cuesta de enero, pero lo peor apenas está por llegar debido a que los precios podrían alcanzar su nivel más alto en 21 años durante el arranque del próximo año.

Esto se debe a que las expectativas del Banco de México (Banxico) para la inflación se actualizaron para el cierre de año, durante el último trimestre (octubre-diciembre) del 2021 se prevé que coloque en 6.8% interanual. Tan solo al cierre del mes de octubre repuntó a 6.24%.

Mientras que para el arranque del 2022 se podría colocar en 6.3% anual, específicamente durante el primer trimestre (enero-marzo), la inflación más alta registrada desde el año 2001.

Desafortunadamente ambos panoramas económicos son totalmente negativos para el bolsillo de los mexicanos, debido a que la inflación mantiene duplicado su nivel objetivo y esto impacta en el nivel de precios de los alimentos básicos.

Los pronósticos de Banxico implican un panorama retador para la economía mexicana por el estancamiento económico, donde aunque escuchemos que este año vamos a crecer 6%, no deja de ser un efecto rebote y además no alcanza a ser una recuperación completa”, expuso Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

Además, este negativo comportamiento inflacionario podría el nivel de consumo de las familias mexicanas, específicamente a las de bajos recursos.

Sin duda la cuesta de enero representará un reto para la economía mexicana, debido a que el consumo sufrirá un impacto ENORME y la meta de recuperación del Producto Interno Bruto (PIB) se mantiene pendiente.

En este caso estamos en recuperación y sí, definitivamente en la cuesta de enero va a haber ajustes de precios que vienen rezagados y en términos de poder adquisitivo reales va a ser menor y va a haber una afectación del bolsillo y de capacidad de compra”, analizó Luis Gonzali, vicepresidente y codirector de Inversiones en Franklin Templeton.

Afortunadamente existen señales positivas para la economía, tal como la recuperación total de empleos formales. Sin embargo, los salarios cada vez son menores y eso provoca un impacto adicional.

La única señal de esperanza en la actualidad es la ligera recuperación en el nivel de Confianza del Consumidor, pero el reto económico continúa siendo cada vez más difícil de resolver ante el desequilibrio de precios.

No cabe duda que la crisis del covid-19 podrían tardar mucho en lograr resolverse por completo.


 

Relacionadas: