Colección Toledo: más de 100 mil imágenes vivas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Colección Toledo: más de 100 mil imágenes vivas

El acervo, que antes se denominó José F. Gómez, muestra el interés del fallecido autor, quien desde los años 70 comenzó a impulsar la fotografía en Oaxaca

Colección Toledo: más de  100 mil imágenes vivas | El Imparcial de Oaxaca

Por su conexión con la historia de Oaxaca y del país, o por su constante crecimiento, la colección Toledo de fotografía es una que se considera viva y en constante crecimiento. Pero a su vez, una en la que se observa el interés del fallecido artista Francisco Toledo por este arte, al que pensó dedicarse antes que a la pintura o el grabado. En eso coinciden Iris Ruiz, Gerardo Martínez y Alejandro Castellanos, estudiosos del acervo, vida y obra del artista y promotor cultural.

En una conferencia organizada recientemente por el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) los tres abordaron la estructura, historia y proyectos en torno a una colección que comenzó con unas 7 mil imágenes y ahora rebasa las 100 mil. Pero cuyos orígenes se remontan a los años 70 con la fundación de la Casa de Cultura de Juchitán, y que luego se incorporaron al centro fotográfico, abierto en septiembre de 1996.

La plática fue moderada por Fausto Nahúm, actual director del CFMAB, en colaboración con Gina Mejía, encargada de la difusión o de apoyo en los diversos proyectos culturales legados por Toledo.

LOS INICIOS

El pintor y grabador Gerardo Martínez recordó que en los años 70 Toledo empezó a apoyar  a la Casa de la Cultura de Juchitán, y desde entonces alentaba exposiciones gracias a las cuales participaron autores como Flor Garduño, Graciela Iturbide, Héctor García y Rafael Donis. Asimismo, que entre las primeras adquisiciones importantes de fotos fueron las del estudio del fotógrafo Sotero Constantino. Y que en 2013, cuando fallece Roberto Donis (hermano de Rafael Donis), éste dona su colección a Toledo, con casi 80 mil fotos. 

Sin embargo, en toda la existencia del CFMAB, la colección ha tenido donaciones de autores como Mary Ellen Mark y Edward Weston. Además de exposiciones curadas por Laureana Toledo o el mismo Francisco Toledo. 

“Hasta la fecha se sigue acrecentando el acervo, sigue habiendo donaciones de fotógrafos que trabajan en Oaxaca y en la capital del país, y lo hacen de una manera constante, no sólo donan una vez sino prácticamente cada año. Algunos que visitan el acervo con fines de investigación, se inspiran en fotografías que han visto y luego donan una fotografía que tiene que ver con alguna que vieron en el acervo”.

CINCO FONDOS

Son más de 100 mil piezas las que a raíz de todo ello tiene la colección, dijo Iris Ruiz, gestora cultural y colaboradora del CFMAB, quien agregó que para facilitar el manejo se crearon cinco fondos. Estos fondos son: el Manuel Álvarez Bravo o Inicial, el fondo Ignacio Zanabria, el Archivo Curato, el fondo Guillermo de la Cajiga y el fondo Roberto Donis.

Por autores, figuran unos 600, entre ellos Manuel Álvarez Bravo, Lola Álvarez Bravo, Guillermo Kahlo, Maya Goded, Graciela Iturbide, Juan Rulfo, Cecilia Salcedo, los hermanos Mayo, Jorge Santiago, Estanislao Ortiz y otros. Además de Henri Cartier Bresson, Josef Koudelka, Sebastián Salgado, Kim y Edward Weston, Tina Modotti, Joan Lifting y Charles Harbut. Así como temáticas varias que van desde movimientos sociales hasta vida cotidiana o trabajos documentales.

VINCULADO A LA HISTORIA

El investigador y curador Alejandro Castellanos señaló que la colección no es sólo una memoria documental sino del interés o vinculación de Toledo con la historia de Juchitán, de Oaxaca y del país. Además de tener una diversidad de miradas que se han compartido en las exposiciones del centro fotográfico fundado por Toledo. 

Y que a su vez, mediante las gestiones de los directores del CFMAB, muestra la conexión de éste con la sociedad de la misma comunidad artística, que es la que dona su trabajo, casi como una reacción o inspirados en el ejemplo de Toledo.

 

Relacionadas: