Día de La Candelaria, tradición que perdura en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Día de La Candelaria, tradición que perdura en Oaxaca

A quienes les tocó el muñeco de la Rosca de Reyes, deberán presentar al niño Jesús en el templo, el 2 de febrero


Día de La Candelaria, tradición que perdura en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La celebración del Día de la Candelaria es una de las tradiciones católicas más arraigadas en el pueblo de México. Se celebra el 2 de febrero en honor a la Virgen de la Candelaria y sus antecedentes se remontan al siglo X en Tenerife, España.

La fiesta del Día de la Candelaria se expandió rápidamente en América a medida que avanzó la colonización española en el Nuevo Mundo, por lo que hoy en día, muchos países latinoamericanos la incluyen en su calendario de festividades.

Está enmarcado por una serie de tradiciones; tal es el caso de la vestimenta especial que se le coloca a la figura del Niño Dios que ocupó la parte central del Belén o Nacimiento en los hogares mexicanos durante la Navidad.

Se le viste de gala para llevarlo a oír misa, después de lo cual es colocado en un nicho donde permanecerá el resto del año. Con este festejo se da por terminada la época navideña.

Los atuendos más frecuentes del Niño Dios son: Santo Niño de Atocha, con su báculo y sentado en una silla; Niño de las Azucenas, a quien visten con una túnica blanca y tiene entre las manos una vara de azucenas. Niño de las palomas, con un ropón blanco y una paloma entre las manos.

Se viste con unos trajecitos de colores llamativos en este día, aunque esta costumbre no se sabe exactamente cuándo comenzó, pero según la tradición, los trajes van cambiando de acuerdo a su edad.

Tres etapas o años en los cuales pasa de ser bebé, niño y posteriormente un adulto, algunas personas lo visten de Santo como es el caso del Santo de Fe, Esperanza y Trabajo en donde varias personas piden que les vaya bien en su vida laboral y familiar.

Doña Josefina aseguró que los precios de la ropita oscilan desde 100 pesos a los 500, y si bien las ventas han disminuido sensiblemente por las alzas en diversos productos, muchos mantienen vigente la tradición y acuden por la ropa de sus “niños”.

El día 2 de febrero de cada año, se recuerda esta presentación del Niño Jesús al templo, llevando a alguna imagen del Niño Dios a presentar a la iglesia o parroquia. También ese día, se recuerdan las palabras de Simeón, llevando candelas (velas hechas de parafina pura) a bendecir, las cuales simbolizan a Jesús como luz de todos los hombres. De aquí viene el nombre de la “Fiesta de las candelas” o el “Día de la Candelaria”.

Se acostumbra que aquellos a quienes les tocó el muñeco de la Rosca de Reyes, son los que deberán presentarlo en el templo el Día de la Candelaria.

En esta celebración se bendicen la imagen del Niño Dios y las candelas, que representan la luz de Cristo en los hogares. Las velas benditas se pueden prender cuando surjan las dificultades de la vida durante el año. Esta fiesta termina con una merienda familiar y de amigos, en la cual se sirven tamales y atole de sabores y chocolate caliente.

La deliciosa “tamaliza”

Como muchas tradiciones religiosas, cada región del país tiene su manera particular de celebrar este día, pero lo que no falta en ninguno de los casos son los deliciosos tamales y el humeante atole, ambos productos de maíz que recuerdan las ofrendas de los pueblos prehispánicos a sus dioses.

Una de las características de esta celebración es que los que ofrecen la “tamalada” son las personas que el 6 de enero encontraron “el muñeco” en su pedazo de Rosca de Reyes.

La aparición del muñeco es un símbolo de buena suerte y abundancia, por lo cual los elegidos deben dar esa ofrenda a sus familiares o amigos, para que la promesa de abundancia se cumpla.

El hecho de que en el Día de la Candelaria se degusten unos deliciosos tamales no es un simple capricho gastronómico; este ritual combina las tradiciones y cultura prehispánicas reflejadas en la gastronomía con las celebraciones católicas que tiempo atrás adoptó nuestro país.

La fiesta del Día de la Candelaria es una celebración católica que comienza en la Navidad, el 24 de diciembre, con el nacimiento de Jesús. Tras esa fecha, el 6 de enero, en un acto simbólico para recordar el día en que Melchor, Gaspar y Baltazar (los Tres Reyes Magos) ofrecieron oro, mirra e incienso al recién nacido niño Jesús, muchas familias mexicanas acostumbran comer la tradicional Rosca de Reyes.


 

Relacionadas: