Nuevo tiradero, la promesa que no fue |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Nuevo tiradero, la promesa que no fue

Solo discurso pero sin aterrizar nada. Aunque ya terminó la vida útil del actual basurero, no hay un proyecto sólido para sustituirlo pues ahora ya es un problema de salud pública

  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue
  • Nuevo tiradero, la promesa que no fue

A pesar de que se anunció su construcción en 2017, debido a que la vida útil del actual basurero había llegado a su fin, hasta el momento es aún un pendiente el Centro Intermunicipal de Residuos Sólidos para la Zona Metropolitana de Oaxaca de Juárez.

La inversión en la primera etapa sería de 175 millones de pesos para bardear 28 hectáreas y contaría con nave y banda de separación de plásticos, cartón, PET, báscula, relleno sanitario y sus accesos, barda perimetral y oficinas.

En una segunda etapa, unidades de transferencia y la generación de energía eléctrica a través de una planta de biogás para la iluminación de los espacios públicos que tiene Oaxaca.

El predio en donde se instalará el Centro Intermunicipal de Residuos Sólidos, se informó que cumple con todos los requisitos establecidos, fue revisado por la propia Semarnat, cuenta con todas las normas exigidas ya que el objetivo del proyecto es que sea autosustentable.

En su momento, la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), anunció que los trabajos empezarían luego de contar con un estudio elaborado por especialistas en el tema y en el cual participaron investigadores del CIIDIR y que fueron avalados por Banobras.

Con el reto de iniciar operaciones este 2019, atendería mil 200 toneladas de basura diarias para aprovechar el 45 por ciento de los residuos sólidos que se generan en la capital y los municipios conurbados.

En el proyecto se aplicarían tecnologías alemana y española, con el reto de cuidar el medio ambiente y la salud de los oaxaqueños, ya que dejará de quemar basura y crear tiraderos a cielo abierto.

 

AGOTÓ SU VIDA ÚTIL HACE AÑOS

El tiradero que hoy funciona como relleno sanitario empezó a operar en 1981 y, en 2008, expertos en el tema advirtieron que debía cerrarse pues los lixiviados contaminaban los mantos freáticos hasta en cuatro kilómetros a la redonda.

A pesar de la rehabilitación y saneamiento del Sitio de Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos del Municipio de Oaxaca de Juárez y 28 municipios conurbados, los vecinos aseguran que la contaminación es evidente en el aire y agua.

Sugirieron su cierre definitivo, pero no se hizo. Hoy el problema ha degenerado en un foco de infección producto de los problemas sociales y políticos, además del contaminante y un problema de salud pública.

De acuerdo con quienes manejan el relleno sanitario, con este tipo de infraestructura se han hecho trabajos para el buen manejo de lixiviados, mismos que anteriormente se acumulaban en una laguna, siempre estaba llena y en tiempos de lluvia escurrían por la calle hasta llegar al entronque con la carretera.

En 2011 la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), emitió una recomendación sobre la necesidad de garantizar el derecho a un medio ambiente sano de los habitantes de las colonias aledañas al tiradero de basura en terrenos de Zaachila.

 

SENSIBILIDAD SOCIAL PARA REUBICAR RELLENO

Si bien se ha insistido que el nuevo relleno sanitario que sustituya, el actual tiradero municipal debe estar en un sitio adecuado, hasta ahora se desconoce su ubicación a pesar de que se dice tienen ubicadas 43.4 hectáreas como zona de asentamiento del nuevo destino final de la basura.

La propia Semadeso dio a conocer que el Proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos, Urbanos y de Manejo Especial en la región de los Valles Centrales se podría iniciar a mediados de febrero de 2019 con una inversión superior a los 400 millones de pesos del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN).

Ambientalistas admitieron que un relleno sanitario protege la salud de la comunidad sólo si su administración es adecuada, que incluya la capacitación y el apoyo de los empleados del relleno, el trabajo conjunto con los centros de recuperación de recursos, los recolectores de desechos tóxicos y las autoridades locales.

Resaltaron que en la entidad existen 20 mil tiraderos a cielo abierto en las ocho regiones de la entidad, pero con mayor riesgo en Valles Centrales, Istmo y Costa.

Lo más grave es que de los 203 sitios de disposición final o rellenos sanitarios existentes, se estima que únicamente cinco cumplen con la norma 083-Semarnat-2003 en la etapa de operación.

Bárbara Lazcano, directora de Desarrollo y Vinculación de SiKanda (Solidaridad Internacional Kanda A.C.), aseguró que se necesita sensibilidad social para ubicar el nuevo relleno sanitario porque muchos de los municipios no quieren este tipo de lugares.

Se necesita atender el destino final de los residuos, pues sin duda es urgente un cambio de lugar pero debe ser ordenado, bajo consenso y pensando un mejor tratamiento de los desechos.

El presidente del Patronato Pro Defensa del Patrimonio Cultural y Natural del Estado de Oaxaca (ProOax), José Márquez Pérez, demandó se haga pública la información sobre el lugar donde pretenden instalar el nuevo relleno sanitario, pues un Estado sin sustento social difícilmente podrá encontrar soluciones definitivas al problema de la basura.

No solo se necesita de un sistema funcional de recolección de basura, leyes que promuevan la separación de residuos y superar la incipiente conciencia ambiental entre los ciudadanos, figuran como causas del atraso en el reciclaje de residuos.

RIESGO PARA LA SALUD PÚBLICA

La agencia municipal Vicente Guerrero cuenta con varias colonias como Ampliación Vicente Guerrero, Renacimiento, Bicentenario, Guillermo González Guardado, Ampliación Guillermo González Guardado, del Bosque, Morelos, Manantial, 24 de Julio, Hermosa Provincia.

Según los Servicios de Salud de Oaxaca, el programa de vectores de la JurisdicciónSanitaria 1 de Valles Centrales, en febrero y marzo realizó acciones ante el reporte de dos posibles casos de dengue, rociado intradomiciliario, control larvario, verificación y nebulización en la colonia González Guardado.

La proximidad con la basura constituye un peligroso foco de infección, generando enfermedades como la hepatitis viral, fiebre tifoidea, diarrea aguda, parasitosis intestinales, cólera, enfermedades de la piel, alergias, gangrena, entre otras.

La transmisión de las infecciones puede efectuarse de diversas maneras: por el contacto directo con los desechos o por la vía indirecta a través de los vectores que viven en las zonas de basurales.

Algunas de las patologías infecciosas que están directamente relacionadas con los residuos son: Hepatitis viral, fiebre tifoidea, diarrea aguda, parasitosis intestinales (ascaris, tenias, giardias, amebas), cólera.

Otras más como enfermedades de la piel, alergias, gangrena, abcesos, tuberculosis, toxoplasmosis, encefalitis, enfermedades respiratorias, conjuntivitis, brucelosis, entre otras.

Aunado a ello, la recolección de basura en el Hospital Civil “Aurelio Valdivieso” se mantiene vigente por parte de los Servicios de Limpia del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, de acuerdo con el convenio firmado por los Servicios de Salud de Oaxaca.

El servicio que permite recoger toda la basura que se genera en ese nosocomio, menos los residuos peligrosos biológico infecciosos (RPBI) que corresponde a un servicio especializado en ese y en todas las instituciones hospitalarias.

De acuerdo con el convenio para la prestación del servicio, sólo se acude por la basura más no por otra considerada peligrosa y que requiere de un manejo especializado.

La Coordinación de Servicios Municipales a cargo de Humberto Benítez Contreras, confirmó que en un hospital se generan todo tipo de residuos y cada uno de ellos ha de sufrir un tratamiento diferente, residuos urbanos, biosanitarios, citostáticos, químicos y radiactivos, entre otros.

 

Relacionadas: