Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca

En el valle eteco los nuevos condominios, la falta de una planta de tratamiento de agua y saqueo de materiales pétreos, provocan que el río quede indefenso ante la contaminación que ingresa por todas partes

  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca
  • Saqueo y contaminación devastan el río Atoyac en Oaxaca

A escasos 13 kilómetros de recorrido, en jurisdicción del municipio de Reyes, Etla, el río Atoyac se ve amenazado por el crecimiento de la mancha urbana, explotación de material pétreo y la falta de operación de las Plantas Tratadora de Aguas Residuales (PTARS).

Al no contar con una PTAR, el municipio de la Villa de Etla vierte sus aguas residuales en los mantos acuíferos que desembocan al Atoyac, así como ocurre con los fraccionamientos que se edificaron en las comunidades aledañas.

De acuerdo a los comuneros de la región los fraccionamientos que más contaminan son; el Fraccionamiento Catano, Villas San Miguel, además del Centro de Reinserción Social (Cereso Regional) de Etla.

“Es una contaminación tremenda la que enfrentamos en el valle eteco, todos los fraccionamientos vierten sus aguas negras a los canales, arroyos y ríos que desembocan en el Atoyac, las grandes inmobiliarias vienen a hacer sus negocios vendiendo casas supuestamente con todos los servicios básicos pero jamás se hacen cargo de las plantas tratadoras”, señaló el señor Francisco Mendoza, quien promueve el cuidado del medio ambiente en la región.

 

PTARS inoperantes

De acuerdo a los datos del Foro Oaxaqueño del Agua (FOA), la contaminación que afecta el río Atoyac proviene principalmente de desechos urbanos domiciliarios y de servicios (hospitales, talleres mecánicos, etc.).

Actualmente el estado de Oaxaca cuenta con 126 plantas de tratamiento de aguas residuales, cuya capacidad instalada es de 87, 832,000 metros cúbicos al año, pero solamente se da tratamiento a 26 millones 787 mil metros. Es decir, como consecuencia de la inoperancia de estos sistemas de tratamiento, se desaprovecha el 70% de la capacidad instalada.

Ante esta severa contaminación que se vive en el margen del río Atoyac, al menos 360 mil oaxaqueños estarían respirando diariamente las pestilencias que emiten las aguas negras que se vierten en el afluente.

Es que de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2010 vivían en la cuenca un millón 360 mil personas, lo que representa casi 36% de la población total de la entidad.

 

 

En Reyes, Etla, la contaminación se estancó

Desde hace una década, las autoridades municipales de Reyes, Etla, han intentado construir una planta tratadora de aguas residuales, pero a la fecha el proyecto se encuentra estancado en las orillas del Atoyac.

“Tenemos conocimiento que se le han inyectado recursos en tres etapas, pero por alguna circunstancia no se ha podido concluir, nos preocupa el tema de la contaminación porque por ahora las aguas residuales se almacenan cerca del río”, señaló Nahún Misael Cruz Hernández, Comisionado Municipal Provisional de Reyes.

En la jurisdicción de esta comunidad, el Atoyac recorre en un tramo aproximado de 3 kilómetros, mismos que ya fueron desazolvados y se colocó un muropara evitar su desbordamiento. “Aunque el borde también abarcó por donde corrían las aguas negras, con la temporada de lluvias se desborda la poza y las aguas negras se van al río. Actualmente el municipio no cuenta con recursos para continuar con el proyecto de la planta, si se echa andar tendría que intervenir el Gobierno Estatal o Federal”, expuso Cruz Hernández.

Por su parte, Lorenzo Velázquez Gómez, Comisariado Ejidal, recordó que en los años 70, 80 y hasta en los 90 “el río estaba muy limpio, acá veníamos a bañarnos mientras nuestras madres lavaban ropa, pero a raíz de que creció la población se fue llenando de aguas negras”.

El Comisariado detalló que en esta zona del valle eteco existen otros contaminantes como los desechos de los animales de corral, animales muertos y principalmente las aguas residuales de los fraccionamientos.

“Con estos trabajos que están haciendo las autoridades federales, tenemos confianza que también inviertan para que operen estas plantas, pero le deben dar seguimiento porque a veces cuando lo dejan en manos de las autoridades municipales, luego ya no hay seguimiento y volvemos a lo mismo”, comentó.

 

Saqueo de material pétreo agrava sequía

A decir de los campesinos de la agencia de Guadalupe Hidalgo, San Lorenzo Cacaotepec, las mismas autoridades municipales, estatales y federales han permitido el saqueo y contaminación del río Atoyac.

“Son puros cuentos que lo van a revivir, desde hace más de 20 años vienen diciendo que lo van a revivir pero no vemos claro, cuando uno tiene ganas de hacer algo por el medio ambiente no se necesita mucho dinero, solamente se requiere aplicar la ley y ya”, señaló don Hermelando Santiago, campesino y ex comisariado ejidal de la localidad.

Recordó que la omisión de las autoridades para cuidar el afluente, inició desde los años 2000, “porque cuando el río ya no traía mucha agua, la gente se empezó a meter, los materialistas comenzaron a sacar arena y grava con total impunidad”.

“Así fue como invadieron el río y escarbaron para sacar el material pétreo, se fue secando más y nos vimos en la necesidad de construir una poza para que se almacenara el agua pluvial y tuvieras agua todo el año, en 2005 fui comisariado ejidal de esta agencia municipal y cuando llegaron los que querían sacar arena y grava, no les permitimos porque se nos iban a secar los pozos”.

Don Hermelando detalló que en 2006, concluyeron con sus pozas de agua, “pero en ese tiempo se vino una lluvia muy fuerte y se desbordó el río, reconoció su cauce y se llevó mucho terreno de cultivo donde se había invadido.

Todo el año corría agua, en el 2005 y 2006 fui comisariado del pueblo, somos Guadalupe Hidalgo, agencia de San Lorenzo Cacaotepec, “en Guadalupe Hidalgo, como ya habíamos iniciado con su rescate no nos causó gran daño porque teníamos gaviones”.

El campesino recuerda que tras prohibir en la jurisdicción de esta pequeña comunidad el saqueo de material pétreo, “nos echamos de enemigos a familiares, conocidos y los materialistas, hoy nos damos cuenta que fue lo correcto porque desde donde inicia la autopista 135 hasta el puente de San Lorenzo, desde hace más de 20 años están sacando arena y la profundidad de esas barrancas que hicieron ya alcanzan los 20 metros, pero lo malo de este es que esta situación secó los pozos, ya no hay agua en la zona de San Lorenzo”.

En el tramo que corresponde de San Isidro, Reyes Etla, hasta el puente de Soledad, Etla, los materialistas continúan con el saque de arena y grava, incluso en algunas zonas ya retiraron el borde del río, lo que podría provocar un desborde en caso de una repentina crecida del Atoyac.

“Conagua no les hace nada, ellos mismos les otorga una concesión o trabajos de limpieza, de eso se amparan los materialistas para acabar con el río, nosotros hemos ido a denunciar mil veces, no les hacen nada porque es una mafia de corrupción lo que mueve eso”, denunciaron los campesinos de Reyes y Guadalupe, Etla.

“Nos hemos peleado con ellos, también tienen la culpa los comuneros y autoridades de San Lorenzo por permitirles, siempre les hemos dicho que mientras sigan sacando arena y grava, van a tener mucho dinero hoy, pero mañana sus hijos ya no van a tener de dónde vivir”, mencionó Hermelando Santiago.

 

El Atoyac da señales de vida

En la agencia municipal de Guadalupe Hidalgo, el río recorre alrededor de 1.5 kilómetros, y gracias a la acción emprendida desde hace más de 20 años por los ejidatarios como don Hermelando y el señor Bernabé, el caudal se mantiene transparente con las aguas que nacen desde sus propios mantos acuíferos.

“El río Atoyac que nace y se contamina en San Francisco Telixtlahuaca, muere por la zona de Reyes, Etla, donde hay saqueo de material pétreo, en nuestra comunidad vuelve a brotar nuevos manantiales, por eso hay vida en este lugar, es mentira que se necesitan miles de millones para rescatar el río, sabiéndolo cuidar y aprovechar, siempre lo vamos a tener”, afirmó don Bernabé quien tiene sus campos en San Lorenzo.

“Ahora tengo que venir a cosechar hasta Guadalupe Hidalgo porque nuestros pozos ya se secaron en donde están explotando el río, cuando hay cambio de autoridad en mi municipio, todos prometen que ya no van a permitir esto, pero pasa unos meses, les gusta el dinero y ya no hacen nada”, detalló Hermelando.

Con las aguas cristalinas que corren en jurisdicción de esta agencia municipal, el río Atoyac muestra señales vida, incluso las familias que habitan en la zona aún salen a pescar charales y camarones en el afluente.

A pesar de las denuncias de la ciudadanía, diariamente los materialistas extraen miles de toneladas de arena y grava del Atoyac, esto mientras las autoridades estatales y federales siguen simulando el rescate de uno de los caudales más importante de la entidad oaxaqueña.

 

 

EL TRAYECTO:

La contaminación comienza en Telixtlahuaca y llega hasta San Pablo Huitzo.
San Pablo Huitzo trata de frenar la contaminacion.
En Villa de Etla la falta de una PTAR también provoca que nuevamente el agua se contamine.
San Lorenzo Cacaotepec busca sanear la afluente.

 

CONTAMINAN

Aguas residuales de condominios
Saqueo de material pétreo
Desechos sólidos
Desechos de animales de corral

 

PLANTAS TRATADORAS DE AGUA

126 plantas de tratamiento de aguas residuales
87 millones 832 mil metros cúbicos al año deberían ser tratados anualmente

 

LA REALIDAD

26 millones 787 mil metros son tratados al año
70% de la capacidad de las plantas tratadoras es desaprovechada

 

Relacionadas: