Renuncia aspirante a DDHPO; acusa opacidad |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Renuncia aspirante a DDHPO; acusa opacidad

El ahora exaspirante se limitó a precisar por qué asegura que no hay seguridad ni transparencia en este proceso.

Renuncia aspirante a DDHPO; acusa opacidad | El Imparcial de Oaxaca

Álvaro Jiménez Soriano, uno de los 42 aspirantes a la titularidad de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), decidió renunciar ayer a la contienda, al advertir que no hay seguridad ni transparencia para continuar.

El oaxaqueño y abogado de profesión señaló que en este proceso de designación se vislumbra la “no existencia de condiciones de equilibrio, transparencia, igualdad, imparcialidad, equidad, objetividad y de seguridad para participar. La historia será el fiel testigo y juzgará los próximos acontecimientos”, expuso.

Recordó que el papel y cometido del organismo público defensor de los Derechos Humanos tiene un alto valor y significado, ante una serie de situaciones tan graves y evidentes de violación a los derechos fundamentales.

Afirmó que “ante el escenario que se observa para la designación del próximo defensor estatal de los Derechos Humanos de Oaxaca”, se ve que la realidad está muy alejada de la equidad, imparcialidad y objetividad.

“Además de percatarnos de la intromisión de otro tipo de intereses, tratando de influir en la decisión y potestad que debe ser soberana por parte del Congreso del Estado”.

Y al señalar que es una persona de retos, reiteró su compromiso de seguir trabajando por los derechos humanos desde cualquier otra trinchera.

El ahora exaspirante se limitó a precisar por qué asegura que no hay seguridad ni transparencia en este proceso donde ahora quedan 41 candidatos, de los cuales se elegirá una terna para designar al nuevo titular de la Defensoría.

“Ante ese marco, es importante destacar que la dignidad humana es un valor inherente a nuestra condición de seres humanos. Que ésta debe ser respetada y valorada en todo momento, tanto en lo individual como en lo social, ya que es el fundamento sustantivo y la columna vertebral de los derechos humanos”, señaló.

 

Relacionadas: