La vida y el cáncer, ya son 21 años |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

La vida y el cáncer, ya son 21 años

La vida es la mejor maestra que te puedas encontrar. Y no hay manera de escapar a sus lecciones. Es mejor poner atención y aprender a seguir tu intuición y verdad interna, asegura Mina Fernández Pichardo

Mina Fernández comparte su historia. Yo tuve cáncer de mama hace 21 años, y con ese evento que se cruzó en mi existencia como una saeta, como una flecha, cambiaron muchas cosas en mi vida. De ahí y por ese suceso es que empezó el grupo RETO, tiene también ahora 21 años en Oaxaca. RETO tiene cimientos muy estables porque lo que entrega es calidad humana; es decir, simple y llanamente, porque está integrado por personas supervivientes de cáncer de mama, mujeres que han pasado por esta muy profunda experiencia. El Grupo Reto, Recuperación Total, nació en México hace 35 años.

Estoy convencida de que además de que estar diagnosticada con cáncer es un evento que en un primer momento te da miedo, te asusta, y que puede llevarte por un tránsito a veces nada terso; pero poco a poco, y si es que encuentras las posibilidades de sobrellevarlo y salir adelante, puede convertirse también en una oportunidad para cambiar positivamente tu vida. Es difícil creerlo; pero sucede. Y frecuentemente sucede. Así fue conmigo. La necesidad de pensar en que no estamos aquí para siempre, que tenemos un tiempo y tareas que terminar pronto, te proporciona una nueva perspectiva, y te invita a reflexionar sobre qué es lo que verdaderamente importa en la vida. Aprendes a priorizar poco a poco, de una manera más sabia, más benéfica, para ti y para quienes te rodean. Además, para todas las mujeres que estamos en RETO, un objetivo que te da sentido es ayudar, contribuir a que las demás mujeres que de pronto se ven colocadas en esa situación, logren estar atendidas, bien.

Quizá no he tenido el reposo y el sosiego que debiera tener; siempre estoy metida en numerosos compromisos y pendientes; debo reconocer que no reflexiono tanto como quisiera sobre mi día a día; lo que es cierto es que con lo que hemos construido, hemos tenido la satisfacción de poder ayudar a muchas mujeres que padecen cáncer de mama. El sector salud se acuerda de este problema en el mes de octubre, pero en RETO estamos a cargo los 365 días del año. En RETO, Recuperación Total, trabajamos todo el año por las mujeres operadas de cáncer de mama.

Es una asociación civil, transparente, sin fines de lucro, donde toda persona que llegue a casa RETO que tenemos en Atzompa, reciben la ayuda, el auxilio que necesitan por parte de mujeres como ellas, operadas de cáncer de mama o que se encuentran en un tratamiento de quimio o de radio. Ahí, cuando llegan, reciben calor humano, cariño, apoyo; se les canaliza a las instituciones que tienen que acudir. Es muy frecuente que lleguen mujeres completamente desorientadas, muchas veces no saben ni a dónde dirigirse. Obviamente también les ofrecemos medicamento, prótesis, turbantes, asesoría psicológica, terapia ocupacional, terapia para sus brazos después de haber sido operadas. Entonces en RETO, cada caso se atiende cuidadosamente.

Es esa la razón por la que el grupo ha crecido mucho; dos factores se reúnen: hay cada vez más casos de cáncer de mama en Oaxaca, y el otro es que las mujeres así diagnosticadas encuentran un espacio de atención y cuidado. RETO ha atendido a cientos de mujeres durante estos años. No sé ahora ni cuántas… pero por ahí tenemos los datos, las estadísticas.

Para una mujer recibir una noticia así es un impacto muy duro. Se desvalorizan, se deprimen… Primero porque sienten su vida amenazada; no es raro que sean ellas el sostén y cuidado de sus hijos, y ya ves como dicen en el pueblo: esta mujer ya no sirve… Hasta se angustian y devalúan porque les quitan un pecho o los dos pechos. En RETO recuerdan que con o sin pechos siguen siendo tan mujeres como siempre; lo somos desde que nacimos y no lo perdemos. También es frecuente que las mujeres que pasan por un proceso de cáncer de mama y van a los tratamientos y terapias, luego caen en cuenta en lo olvidadas que estaban de sí mismas. Y entonces, con esta experiencia -dolorosa y rechazada experiencia, porque nadie la quiere vivir- es que posteriormente las mujeres comienzan a valorar su cuerpo, su identidad, su trayectoria y poco a poco encuentran que su cuerpo y su identidad siguen completas e intactas. Eso hace RETO.

Busca que revalores tu vida. Desde ahí, todo empieza a cobrar nuevo sentido con la ayuda del grupo.

El principal objetivo de reto es detectarlo a tiempo, con las pláticas educativas, para que las jóvenes, las madres puedan conocer su cuerpo. Antiguamente era un tabú que te tocaras, que conocieras tu cuerpo. Es muy importante conocernos físicamente, palparnos, tocarnos. Si ves un cambio raro en tu mano, por ejemplo, pues vas al médico. De igual modo con tus senos. Y lo más importante: ir con el médico; no con la yerbera, la comadre, la curandera. Insisto, hay que ir con el médico, a tu centro de salud. Ellos te darán un diagnóstico. Grupo RETO ayuda a canalizarlas.

Como decía, en estos 21 años hemos atendido a cientos de mujeres, vienen de la Costa, del Istmo, de los Valles, y claro, aunque está un poco retirado, acuden, porque ahí está la fisioterapia que solidariamente proporciona la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y se da de lunes a viernes; están también los psicólogos, la trabajadora social… Entonces, hay mucho movimiento… por un lado decimos que afortunadamente podemos atender y dar servicios a las mujeres, pero también es evidente que esta enfermedad está creciendo y es un poco más reciente que el sector salud ha tomado conciencia del impacto social que tiene. Ahora ya la cubren mejor; hacen mayor prevención, aunque en realidad el sector salud en Oaxaca está sobrepasado. Otro logro es poder comprobar la transparencia de nuestras acciones, de nuestro trabajo. Una cosa va con la otra; la transparencia también nos permite trabajar con ecuanimidad y gusto.

Quisiera cerrar esta entrevista reiterando que la mayor satisfacción de mi vida es haber ayudado a las mujeres que viven en especial estado de carencia y contribuir en que puedan encontrar ayuda y algunas opciones para hallar el camino de regreso a su bienestar, a su cuerpo, a su reconocimiento y salud. RETO las lleva de la mano, tienen un lugar donde encontrar una guía. Tendemos puentes hacia Oncología, hacia el Hospital de Especialidades, hacia los médicos, radiólogos, hacia los laboratorios. Estoy agradecidísima con todos ellos; de hecho, con todo el pueblo oaxaqueño que de un modo u otro han contribuido ya sea con aportaciones económicas, tiempo, solidaridad, dedicación, con sus conocimientos, con sus ideas. Y por supuesto, a todas las mujeres solidarias que formamos esta red indestructible de apoyo mutuo.

Quiero enviar desde esta página un saludo muy cálido a Mayté Borghelli, la Presidenta Actual de RETO en México y a todas las lectoras y lectores que han detenido su atención en estas palabras.

Recuerden, el primer objetivo es detectar a tiempo.

 

¿QUÉ ES GRUPO RETO?

Grupo Reto es una asociación civil dedicada a crear conciencia de autoexploración para la detección oportuna de cáncer de mama y lograr la recuperación integral de las pacientes. Ha desarrollado diferentes programas para lograr estos objetivos, cada uno destinado a resolver un tema específico.

 

Relacionadas: