Oaxaca, "foco rojo" para el periodismo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Oaxaca, “foco rojo” para el periodismo

El año pasado se registraron en la entidad cuatro asesinatos y 60 agresiones contra comunicadores; 53 % proviene de servidores públicos.

Oaxaca, “foco rojo” para el periodismo | El Imparcial de Oaxaca
118 Periodistas

han sido asesinados en México desde el 2000.

45

durante el actual mandato del presidente Enrique Peña Nieto.

11

en Veracruz, estado con el mayor número de asesinatos en este sexenio

Pese a que Oaxaca se ubica dentro del top ten de entidades en donde ejercer el periodismo es un riesgo, el Congreso del Estado mantiene en la congeladora al menos 3 iniciativas de ley de protección a los comunicadores.

De 2000 a la fecha, Artículo 19, organización de defensa de los derechos de los periodistas, ha documentado el asesinato de 118 periodistas en México, en posible relación con su labor periodística. Del total, 109 son hombres y 9 son mujeres.

En el marco del Día Internacional del Periodista, expone que 45 se han registrado durante el actual mandato del presidente Enrique Peña Nieto: 11 en Veracruz, estado con el mayor número de asesinatos en este sexenio.

En el top ten de agresiones

Oaxaca se ha convertido en un foco rojo a nivel nacional por la violencia ejercida contra los periodistas, el año pasado se registraron 4 asesinatos, 60 agresiones y en un 53% provinieron de servidores públicos.

Ante la situación, diputados del Congreso local de diversas bancadas parlamentarias han expresado su compromiso de impulsar una ley en la materia, antes de que concluya su periodo (13 de noviembre).

El gobierno de Javier Duarte, que comenzó en diciembre de 2010 y finalizó el 30 de noviembre de 2016, ha sido el más letal para los comunicadores: 17 periodistas asesinados (incluyendo el asesinato del periodista Rubén Espinosa).

Veracruz permanece con el mayor registro de asesinatos de periodistas por entidad, con 26.

El último caso es el de Rubén Pat Cahuich, asesinado el 24 de julio de 2018, en Playa del Carmen, Quintana Roo, reportan Organizaciones No Gubernamentales.

El contexto generalizado de desapariciones en México impacta significativamente el ejercicio de la libertad de expresión, toda vez que en el país 23 periodistas permanecen desaparecidos, sin que hasta ahora las autoridades brinden verdad y justicia en los casos.

En un Informe, Artículo 19 señala como patrón que en el 96% de los casos se identifica como antecedente la cobertura informativa relacionada con temas de corrupción y de seguridad, en los que se relaciona a funcionarios y crimen organizado. En 23% de los casos, los comunicadores recibieron amenazas previas por su labor informativa.
Frente a los efectos que genera la difusión de información crítica, los grupos involucrados en estos hechos se ven potencialmente afectados, por ello, resulta de suma gravedad que las autoridades locales y federales omitan el ejercicio periodístico como una de las principales líneas de investigación en los casos, advierten.

Sin periodistas, no hay democracia

Los periodistas son un grupo en situación de particular vulnerabilidad, en relación a estas violaciones, aunado a que la desaparición de personas que ejercen la libertad de expresión en México es alarmante, en lo que concierne a las características de los casos que, en su mayoría, podrían calificarse como desapariciones forzadas, apuntan.

El trabajo de los periodistas es vital para el ejercicio de la democracia, en consecuencia, las desapariciones de periodistas representan para la prensa una represalia a su labor, que concluye con la autocensura, relatan.

Con la omisión del Estado, la impunidad es un mensaje de aliento a la corrupción y la repetición de estas agresiones y aún más trascendente, perjudican seriamente a la sociedad, ya que niega su derecho a la información, de claro interés público, y a la libre difusión de ideas, sostiene la ONG.

Urge Ley en Oaxaca

Horacio Antonio Mendoza, presidente de la comisión de Derechos Humanos en la 63 Legislatura, admite la necesidad de contar con una ley que proteja los derechos de los periodistas en Oaxaca, para lo cual se requiere del consenso de la mayoría.

Expone que la iniciativa de ley impulsada por el PRD, contiene 46 artículos que van desde medidas de prevención encaminadas a desarrollar políticas públicas y programas con el objetivo de reducir factores de riesgo por el ejercicio periodístico.

De igual forma, se contemplan como medidas de protección encaminadas a enfrentar el riesgo y proteger los derechos a la vida, integridad, libertad y seguridad del beneficiario.

Añade que se impulsa la creación de la Comisión de Prevención y Protección de los Periodistas en el Estado de Oaxaca, así como una Secretaría Ejecutiva, mismas que prevén el procedimiento de defensa a periodistas, las medidas de prevención y protección a otorgarse.

Van por penas más severas

De su lado, la presidenta de la Comisión de Administración de Justicia del Congreso local, Hilda Pérez Luis, adelanta que se trabaja en la adición al Código Penal para el estado de Oaxaca dentro del Título Vigésimo Quinto que contiene los delitos cometidos contra la libertad de expresión, en su artículo 426.

La iniciativa pretende agravar las penas cuando se cometan lesiones u homicidio en contra de periodistas o sus familiares, en el desempeño de su profesión, así como aumento de sanciones cuando los delitos sean cometidos por

Servidores Públicos en ejercicio de sus funciones, explica la parlamentaria.

Pérez Luis considera de suma importancia agravar las penas a los delitos cometidos en contra de los periodistas y a sus familiares, al destacar que no solo se cometen lesiones u homicidios sino que también ocurren violaciones, daños, robos y demás delitos a los periodistas o a sus familiares, a fin de limitar su derecho a ejercer su profesión.

Las cifras

De acuerdo al informe 2015, emitido por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, Oaxaca ocupa el quinto lugar con más periodistas asesinados, situados después de Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua y Guerrero.

“México es el país donde más periodistas desaparecidos hay en el mundo. Es un fenómeno que sólo sucede en nuestro país. La desaparición implica un crimen continuo y una señal de desaliento para obtener justicia”, señala Artículo 19.

En México, la impunidad en los casos de periodistas desaparecidos alcanza 100 por ciento.

Algunos de ellos rebasan la década en la que ocurrieron, sin que a la fecha se reporte algún tipo de avance por parte de las autoridades encargadas de las investigaciones.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés) reporta 14 desapariciones de periodistas en México desde el 2005, 60 las contabiliza a nivel mundial desde 1992, lo que coloca a nuestro país como el que mayores casos tiene.

“En México en este momento estamos viviendo una crisis de libertad de expresión que tiene que ver con niveles de impunidad altísimos, un estado de justicia disfuncional, debilidad institucional y la falta de voluntad real por parte de autoridades de todos los niveles de realmente emprender una política pública enfocada no sólo en la protección de periodistas, sino también para resolver el tema de la impunidad”, expresa CPJ.

 

 

Relacionadas: