Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca

Menores de tres a cuatro años de edad empiezan a caminar entre los automóviles mientras el semáforo marca el alto en los principales cruceros de la ciudad

  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca
  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca
  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca
  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca
  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca
  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca
  • Niños en situacion de calle: víctimas de la explotación laboral en Oaxaca

La presencia de niños y niñas en los principales cruceros de la capital ha tenido un incremento en los últimos meses, ante la complacencia de las autoridades y la ciudadanía en general.
El incremento se ha notado en los cruceros del Monumento a la Madre, del estadio de beisbol y del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), donde el escenario de menores trabajando ya no parece sorprender.

Desde los primeros meses de vida, decenas de niños y niñas acompañan a sus jóvenes madres a pedir dinero en los cruceros, al mismo tiempo que se exponen por más de cinco horas a los intensos rayos del sol, al smog y a una serie de enfermedades por la contaminación.

Niños y niñas desde los tres a cuatro años de edad ya empiezan a caminar entre los automóviles mientras el semáforo marca el alto, al mismo tiempo que otros de mayor tamaño realizan malabares o limpian parabrisas.

El ingreso por niño, de acuerdo a estimaciones como la asociación civil Canica Oaxaca, va de los 50 a 500 pesos diarios, según las actividades que realicen ante la mirada de los oaxaqueños y la falta de actuación de las autoridades gubernamentales.

En distintos cruceros de la capital, varios niños y niñas optan por pintarse la cara para entretener por algunos segundos a los conductores, a quienes solicitan una moneda a cambio.

Aunque en Tepic las autoridades lograron rescatar a más de una decena de niños que eran explotados en cruceros, a la fecha ninguna autoridad ha puesto el tema a discusión en beneficio de los menores de edad que se exponen a una serie de peligros por más ocho horas.

Así también, ninguna dependencia o asociación cuenta con estadísticas que reflejen la realidad de los niños en situación de calle.

 

 

Relacionadas: