Gasolineras extranjeras, sin opción para abaratar costos | Nacional
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Nacional

Gasolineras extranjeras, sin opción para abaratar costos

Ubican 2,178 estaciones foráneas en el país; ninguna de ellas puede garantizar la baja en el precio del combustible, pues todas le compran a un solo proveedor: Pemex

Gasolineras extranjeras, sin opción para abaratar costos | El Imparcial de Oaxaca

Exxon, Texaco, Brittish Petreloum y Costco, los nombres de las gigantes petroleras mundiales son muy atractivos para la venta de gasolina en el país y desde el año pasado iniciaron la instalación de estaciones de servicio, lo cual, no obstante, es parte de una simulación creada por la reforma energética, pues todas le compran el combustible al mismo productor, Petróleos Mexicano, lo que impedirá que la baja de precios por una mayor competencia se haga realidad.

Las cifras

22%

de las gasolineras existentes en México son de una marca distinta a la de Pemex

9,157

estaciones de servicio controla Pemex

2,178

gasolineras son de empresas privadas distintas a Pemex

6,200 mdd

invertirán en los próximos dos años petrolera extranjeras para la instalación de terminales, ductos y almacenes

12,000 mdd

se invertirán en gasolineras

“La situación en la que se encuentra el sector gasolinero impide, por más que haya variedad de marcas -está Chevron, G500, Hidrosina-, que haya una garantía para que pueda disminuir el precio, ni siquiera hay una intención de que pueda disminuir. Desde el pasado 30 de noviembre México es un mercado abierto a la oferta y la demanda de gasolina, pero hay una serie de trabas muy importantes que impiden que realmente haya un mercado libre”, señala Atzayaehl Torres, columnista de temas energéticos del diario El Financiero.

La primera de esas trabas, explica, es que Petróleos Mexicanos (Pemex) sigue siendo el principal, casi único, vendedor de combustibles, tanto gasolinas como diesel, “es una simulación de un mercado abierto, libre, porque tenemos todo el mismo proveedor, eso genera un vicio en el mercado que no permite que se reflejen los costos”.

Las condiciones en las que está establecida la distribución de gasolina de Pemex a las estaciones de servicio es otro factor que impide que un vendedor se diferencie de otro. El proceso se conoce como última milla, el traslado de gasolinas de las plantas de almacenamiento de la petrolera a las gasolineras y es una actividad exclusiva del sindicato que controla el senador Carlos Romero Deschamps.

“Las pipas, la última milla de distribución del combustible, están en manos del sindicato petrolero, hace poco hubo una resolución de la Suprema Corte de Justicia a petición de la Comisión Federal de Competencia para que pudieran hacer este servicio otras empresas, pero en la práctica no ha sido así, el sindicato sigue teniendo el control, esto sube el costo al combustible porque como gasolinero tienes que hacer el transporte al precio que ellos digan, que no siempre es el más transparente ni el más eficiente”.

“Son los dos factores principales por los que no podemos hablar de un mercado libre de combustibles en el país, el camino es largo, pero la voluntad política es poca, esto es una simulación, se ven bonitas las gasolineras que ya no dicen Pemex, pero creo que es parte nada más de un eslogan, con la reforma energética hay apertura y llegada de nuevas marcas”, asegura.

2018, opción para el consumidor

De acuerdo con el autor de la columna Energía con H, entre las dos alternativas para el sector energético que se presentan en el escenario electoral el consumidor debe alejarse del panorama “blanco y negro” que presentan los candidatos y optar por la opción que mejor convenga a sus intereses.

“Entre estas dos visiones, una es la del gobierno de la apertura total, otra mantenernos en el abasto, a mí me parece que siendo un país petrolero deberíamos producir nuestros propios combustibles porque es un tema de seguridad energética, más allá de nacionalismos extremos y de ideologías políticas, tener un suficiente soporte dentro de nuestro territorio debería ser primordial, actualmente importamos casi el 70% de las gasolinas, tenemos las refinerías operando a niveles mínimos históricos”.

Torres destaca que otro de los aspectos que debe influir al electorado es el nivel de transparencia al que comprometan los candidatos a Pemex, pues actualmente la empresa mantiene en grave opacidad una de las actividades que mayores recursos le reporta, la importación de gasolinas.

México es el segundo país que más gasolina importa en el mundo, sólo detrás de Estados Unidos. En 2015 las compras a otros países costaron 13,410 millones de dólares. En 2016 México importó 12,694 millones de litros en el primer semestre por 4,938 millones de dólares. Todas estas compras las hace Pemex a través de su filial, PMI Comercio Internacional, una empresa opaca, que no entrega cuentas, no se reflejan sus operaciones en los balances financieros, no hay forma de que los mexicanos podamos conocer qué es lo que hace, de lo poco que se sabe es que hay problemas de corrupción, que hubo una inhabilitación, nada más. Esa filial es la que se encarga de negociar los contratos de gasolina de Pemex en todo el mundo y si tenemos una empresa tan opaca no hay una garantía de que estemos importando gasolina de calidad a buen precio, el proceso de importación es demasiado opaco”.

La reforma se puede autodestruir

La reforma energética, uno de los logros que más ha presumido la actual administración federal, puede ser autodestruida. Así fue elaborada, para que la Secretaría de Economía bajo el mando del Poder Ejecutivo federal sea el órgano que guíe el proceso de liberalización del sector energético. Esta dependencia es la encargada de convocar a las licitaciones a las empresas que busquen explorar y perforar en el territorio nacional.

“Energía tiene una serie de facultades tan importantes que si hay un cambio de gobierno, el próximo presidente no necesita convocar al Congreso para eliminar la reforma energética, basta con que desde la secretaría se detenga cualquier proyecto, no se necesita el consenso, basta con que tengas la voluntad”.

No obstante, el especialista descarta que el Movimiento de Regeneración Nacional busque eliminar la reforma y restringir el mercado a la participación privada; “no son tontos, saben muy bien la relevancia del impacto regional y mundial que ha tenido la reforma energética, hay una clara intención de fortalecer y regresar parte del poder que durante años tuvo Pemex en la industria, hay intención de recentralizar toda la actividad energética, no es negativo, es una forma de ver que los recursos que tenemos se haga de manera responsable y sobretodo que tengan un beneficio para los ciudadanos, hasta ahora no hemos visto ningún beneficio de la reforma energética, ni siquiera en temas recaudatorios ha sido importante para el gobierno”.

Relacionadas: