En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera | Los Municipios
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Los Municipios

En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera

Desde el 29 de julio, el arroyito se convirtió en río, por lo que el paso quedó intransitable

  • En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera
  • En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera
  • En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera
  • En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera
  • En San Francisco Cabayua, llueven peñascos en carretera

Tlaxiaco, Oaxaca

Lo que era un arroyo en la comunidad de San Francisco Cabayua se volvió un río con agua creciente. El cerro Yucucui arrojó0 unos peñascos de más de un metro de diámetro desde el pasado sábado 29 de julio, se perdieron algunos cultivos del sistema milpa y los niños corren peligro para el regreso a clases.

Las autoridades de usos y costumbres, Rutilio Cruz, síndico municipal; Florentino Cruz Cruz, suplente del agente; Emilio Bautista Peña y Maximino Hernández López, secretario municipal dieron a conocer que en el recorrido que hicieron detectaron daños en el medio ambiente como, la apertura de la tierra donde se formó un barranco más hondo, después que era un simple arroyito.

El camino quedó tapado con grandes piedras que cayeron del cerro de donde los habitantes toman su agua potable, es una red que quedó totalmente destruida, dañó toda la tubería y el paso principal de más de 100 hogares que viven en esta zona.

En este lugar solamente existía un arroyo, hoy corre bastante agua tanto que parece un río. Esto hizo que la carretera de terracería despareciera, además que es paso importante para los niños que van a la escuela primaria, no hay otro camino; es el único paso.

Antes estaban colocadas algunas alcantarillas, pero hoy ya es necesaria la construcción de un puente, sobre todo porque es paso principal para los niños y más de 50 campesinos que tienen sus maizales, duraznales, manzanales y otros árboles frutales.

LAS REACCIONES

En entrevista, el niño Eduardo Héctor Santiago Hernández dio a conocer que ese río nació repentino, “es algo bonito, pero no deja paso para el que va a la escuela, además se hizo una zanga muy honda, antes no estaba, era sólo un arroyito, hoy lleva mucha agua en su circulación”.

Victoriana Santiago Santiago pidió que “ojalá la autoridades municipales intervengan para la construcción de un puente en este lugar, ya es muy necesario, pero como es muy poca gente qué les va a importar, si a ellos lo que les interesa es el voto”.

Lucina Pérez Santiago dijo que han perdido sus parcelas de durazno, el torrencial se llevó más de 40 árboles, sus 20 manzanales, era su única fuente de economía, porque como mujer sola los frutales eran su ingreso más fuerte.

Sigue clamando ayuda la comunidad de San Francisco Cabayua ante caída de peñascos que taparon el camino, pero las autoridades son lentas dijo, ya que muchos niñitos pasan por acá y es algo peligroso no contar de un puente o alcantarillados mínimo, si es que no hay recursos.

SOBRE EL LUGAR

San Francisco Cabayua, San Antonino Monteverde, Teposcolula, Oaxaca, se ubica al oeste de Oaxaca, dentro del conjunto de montañas que conforman el nudo mixteco, la comunidad está al pie del cerro yuku kui (monte verde).

Los pobladores se dedican al cultivo del maíz, frijol, habas, calabaza, chilacayotes, frutales como la manzana, pera, durazno, capulín, el único empleo, tejer tenates, sombreros que venden a muy bajo costo y les ayuda en parte a la economía familiar para comprar lo indispensable.

Yuku kui (monte verde) es un cerro ceremonial para los pobladores, tiene mitos, leyendas e historias que se cuentan y se conservan de generación en generación de manera oral, entre todos vamos a relatar lo que ha marcado la vida de los pobladores porque lo han vivido.

ALGUNOS DATOS Y CREENCIAS

Por los años 60 la organización Río balsas a cambio de construir la carretera de Tezoatlán a San Antonino Monteverde y Cabayua dio a conocer que se llevaría el agua del cerro yuku kui para algunas de sus agencias, propuesta aprobada por los vecinos e iniciaron los trabajos en la excavación perforación del pozo profundo, pero algo extraño escuchaban los trabajadores, zumbidos y agua que rebotara, se escuchaba como mar, ante estos datos solo desparecieron los que hacían la obra y los trabajos se quedaron abandonados y ni carretera nada hubo, solo el ingeniero de la obra explicó que era muy cara la obra y desaparecieron.

En 1979 yuku kui sorprende al pueblo de Cabayua, otra vez las piedrotas cayeron y un torrencial de agua inundó en gran parte a la comunidad. Los pobladores escucharon un fuerte sonido de rayo que retumbó en los cielos y del cerro empezó a brotar muchísima agua, con lodo y rocas enormes, la gente se asustó muchísimo, nadie, ninguna autoridad o dependencia se acercó para auxiliar, hasta que la vida volvió a su normalidad.

En noviembre del 2004 el agricultor don Jacinto Cruz, muy temprano llegó a darle de comer a sus vacas cerca del pocito de agua donde los vecinos que viven por ahí toman el vital líquido, cuando de pronto divisó una pequeña grieta junto al pozo, después de estar trabajando un rato, la grieta fue creciendo, se hizo más grande y cuando terminó de atender a las vacas ya estaba muy grande, corriendo se fue a dar aviso al agente municipal, reunidos los integrantes se fueron a ver el lugar y encontraron ya una laguna de donde empezó a escurrir agua.

Con la aparición de la laguna la gente se asustó mucho y al pueblo llegaron unos ingenieros para realizar algunos estudios. Al cabo de unos meses, les dijeron que por ahí pasa un río subterráneo, que Cabayua está ubicado encima, desde entonces el pueblo no sabe qué sucederá, nadie les ha sugerido que hacer ante un posible brote de agua de grandes magnitudes.

El sábado 29 de julio por la tarde se dejó caer un fuerte aguacero y de pronto a las 19:00 horas se escuchó una vez más el retumbo de un rayo que cimbró la tierra, a mitad de cerro se abrió un boquete grande que arrojó rocas enormes con muchísima agua y lodo, destruyendo a su paso árboles, cultivos de maíz, durazno, peras, manzana, inundó viviendas, la tienda, cancha deportiva, escuela primaria, la alcantarilla despareció, lo mismo que la carretera de terracería.

Relacionadas: