Extorsiones: pesadilla de familias oaxaqueñas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Extorsiones: pesadilla de familias oaxaqueñas

Los habitantes han sido víctimas a través de llamadas telefónicas de números de estados del norte del país

Extorsiones: pesadilla  de familias oaxaqueñas | El Imparcial de Oaxaca

Las formas de engaño son muchas, pero las más recientes consisten en pedirle dinero a las víctimas para, “por las buenas”, evitar que a ellas o a sus familias se les haga algún tipo de daño.

Son las extorsiones de las que en la región Mixteca, los habitantes han sido víctimas a través de llamadas telefónicas de números de estados del norte del país, de algunas entidades vecinas como Puebla o Guerrero y otras más con lada de Oaxaca (951) y la local, de números que empiezan con el 953.

En llamadas que han sido grabadas por algunas de las víctimas, se detecta que el extorsionador le habla con “respeto” a su víctima, le dice que, “por las buenas”, le pide dinero para su protección, porque hay un grupo delictivo que pretende hacerle daño a la víctima o a su familia y él, su interlocutor, está para “protegerlos” a cambio de una cuota económica.

Si la persona accede a darle dinero, recibirá del extorsionador un número de cuenta para que le deposite la cantidad acordada, en caso de que se niegue, le seguirá insistiendo pero ahora con groserías, amenazas.

En este proceso, los extorsionadores utilizan datos clave para que su víctima sienta que lo tienen perfectamente identificado, puede ser su nombre completo, su lugar de trabajo, el nombre de algún familiar, u otro tipo de dato, que, por lo regular, la gente comparte en sus redes sociales, o que el extorsionador saca de un directorio telefónico.

Aunque estas modalidades son las más recientes, no han dejado de existir las extorsiones en las que un “pariente” de Estados Unidos habla a una vivienda, la típica frase que expresa es “Adivina quién habla”, y comienza la dinámica de extraer datos personales.

En esos casos, muy comunes y más aún con la Mixteca que es una de las principales expulsoras de migrantes del estado, el argumento es que se trata de un familiar que estaba en la Unión Americana, que ya venía de regreso y se quedó sin dinero por pagos que tiene que hacer en la aduana por las cosas que traía.

Ahí pide prestado, solicita que se lo depositen en una cuenta, y asegura que en cuanto llegue a su comunidad va a regresar el dinero que le prestaron, éste puede ir desde los 5 mil hasta 20 mil pesos, de acuerdo con quienes ya han sido víctimas de este tipo de engaño.

Otro tipo de extorsión es la de la hija o hijo secuestrado. Mientras alguien grita al fondo pidiendo ayuda, vía telefónica el extorsionador solicita dinero para “soltar” al familiar privado de la libertad.

¿QUÉ HACER EN CASO DE EXTORSIÓN?

La Unidad de enlace y participación ciudadana de la Coordinación Estatal Oaxaca de la Policía Federal, recomienda que los pasos a seguir ante una llamada de este tipo son escuchar, colgar y llamar al 089 para reportarla.

Es muy importante mantener la calma y verificar que el familiar se encuentre a salvo, cuando se trata de amenaza de que un pariente esté en peligro.

Si el familiar no responde a su teléfono o suena apagado, se debe insistir porque ya ha ocurrido que los propios extorsionadores provocan que el familiar supuestamente secuestrado mantenga su teléfono ocupado o lo apague, a quien de igual forma, le hacen creer que a su familia (la que lo busca), la tienen secuestrada.

 

 

Relacionadas: