Aguas residuales envenenan al Atoyac |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Aguas residuales envenenan al Atoyac

Llevan a cabo segundo mega tequio por rescate del afluente a lo largo de 103 kilómetros

Aguas residuales envenenan al Atoyac | El Imparcial de Oaxaca

La problemática en el afluente del río Atoyac radica principalmente por las descargas de aguas residuales de los municipios que se localizan en dichas cuencas, detalló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Y es que a lo largo de 103 kilómetros del río Atoyac se ubican decenas de puntos críticos de contaminación y explotación de recursos naturales, por lo que instancias federales y estatales buscan recuperarlo.

La mañana de ayer, cerca de 400 voluntarios de diversas instancias de gobierno federal, estatal y sociedad civil llevaron a cabo un segundo mega-tequio por el rescate del río, para retirar desechos y maleza.

A través de un documento, la dependencia federal detalla que las subcuencas de los ríos Atoyac y Salado abarcan una región estratégica de los Valles Centrales, al concentrar más del 25% de la población del estado.

Por lo cual el crecimiento de la zona, se ha traducido en severos problemas de degradación y deterioro del medio ambiente.

Aunado a que los altos niveles de contaminación urbana, están afectando el aprovechamiento y utilidad del agua y representan importantes riesgos para la salud, así como para la flora y la fauna de la zona.

Cabe señalar que actualmente existe un Juicio de Amparo número 621/2016, tramitado por Litigio Estratégico, quien señala como acto reclamado la contaminación de los ríos Atoyac y Salado, al cual el Tribunal Colegiado le concedió el amparo.

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se ha invertido en el ejercicio 2019, 82 millones de pesos en acciones de limpieza y desazolve en diversos tramos del Río Atoyac través de recursos del Fonden y Seguro de Infraestructura Hidroagrícola.

“La contaminación del Río Atoyac es un problema complejo, con una implementación a largo plazo y que requiere una inversión millonaria, por lo cual es necesaria la corresponsabilidad de los 3 órdenes de gobierno, sectores productivos, académicos, instituciones especializadas y, por supuesto, de la sociedad civil para involucrarse en los procesos de planeación y ejecución de las estrategias, para lograr de manera conjunta una cuenca sustentable”, expone.

Con el saneamiento de los afluentes se beneficiará a un millón de habitantes, además de contribuir a la recuperación del río en relación a su flora y fauna.

 

Relacionadas: