Ambulantes invaden el zócalo Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Ambulantes invaden el zócalo Oaxaca

Por las festividades de la Guelaguetza, el Centro Histórico está ocupado por 300 puestos irregulares

  • Ambulantes invaden el zócalo Oaxaca
  • Ambulantes invaden el zócalo Oaxaca

Sin campamentos y sin maestros, sólo vendedores ambulantes invaden el zócalo de la ciudad de Oaxaca en el marco de las festividades de la Guelaguetza 2017.

Después de la marcha que realizaron los integrantes del magisterio oaxaqueño el pasado 14 de julio, donde anunciaron que se instalarían en un plantón indefinido, hasta el momento el primer cuadro de la ciudad capital únicamente se observan chachacuales.

En inmediaciones del kiosco luce totalmente despejado, en la explanada del Palacio de Gobierno permanecen algunos integrantes del Frente Popular 14 de Junio que en fechas anteriores fueron desalojados de la agencia municipal Vicente Guerrero.

En esta zona también permanecen indígenas de la región triqui, quienes comercializan productos artesanales como blusas y vestidos típicos; frente a los portales se encuentran instalados comerciantes adheridos a la Unión de Artesanos y Comerciantes en Libertad (UACOL).

De acuerdo con los inspectores del ayuntamiento capitalino en el zócalo se encuentran instalados al menos 300 puestos de manera irregular; sin embargo, no se han podido retirar debido a que la mayoría de ellos están ligados a la Sección 22 de la CNTE.

En algunas calles como Hidalgo, Valdivieso y la Alameda de León fueron invadidos por expo ferias autorizadas por las autoridades municipales, en tanto la calle de Guerrero y Armenta y López, se observan algunos campamentos de los maestros paristas.

A pesar de la presencia de los vendedores ambulantes, los portales ubicados en el zócalo se han visto abarrotados por turistas que llegan a disfrutar de la máxima fiesta de los oaxaqueños, la Guelaguetza 2017.

Los más afectados son los comerciantes fijos que se dedican a la comercialización de ropa típica, pues los visitantes prefieren comprar en el zócalo, donde encuentran precios más accesibles, pero productos de dudosa procedencia.

 

Relacionadas: