La Interrupción del Embarazo no es un permiso para matar, es un permiso para vivir: Paloma Bonfil |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

La Interrupción del Embarazo no es un permiso para matar, es un permiso para vivir: Paloma Bonfil

Celebró que Oaxaca se ponga a la vanguardia con la despenalización del aborto

  • La Interrupción del Embarazo no es un permiso para matar, es un permiso para vivir: Paloma Bonfil
  • La Interrupción del Embarazo no es un permiso para matar, es un permiso para vivir: Paloma Bonfil

“Para el movimiento de mujeres en el país es muy importante lo que ha sucedido en Oaxaca, estamos a casi 50 años de un movimiento que busca legitimar los derechos de las mujeres en todo el país, es un camino muy complicado en el que ha habido muchos avances y retrocesos, pero el que hoy se logre despenalizar la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), el que haya un marco legal para aquellas mujeres que por sus propias circunstancias, que nunca son fáciles, que siempre son muy dramáticas, deciden interrumpir un embarazo tengan la libertad de hacerlo y no ser perseguidas por hacerlo significa reconocer un derecho humano básico que es el derecho sobre los propios cuerpos, sobre la sexualidad, sobre la maternidad”, destacó Paloma Bonfil Sánchez, investigadora del Instituto Nacional de Antropología (INAH) e Investigadora Independiente Grupo Interdisciplinario sobre Mujer, Trabajo y Pobreza, A.C (GIMTRAP)

Durante su visita a Juchitán a donde acudió a realizar un taller de liderazgo, empoderamiento, interculturalidad y género con el grupo de mujeres 8 de Marzo, que encabeza la profesora Rogelia Gonzales Luis, en donde dijo que la maternidad debe ser libre y elegida o no debe ser.

“Yo celebro que Oaxaca se haya puesto a la vanguardia de lo que en este país se discute, porque si más de la mitad de la población no tiene asegurado el derecho básico de decidir sobre su cuerpo, de que estanos hablando, o sea que tipo de democracia podemos construir, si las personas no podemos decidir qué hacer con nuestros cuerpos, cuando ser o no en este caso madres, pero también padres, eso es una libertad básica y un derecho elemental de todas las personas, pues es un compromiso para toda la vida”, aseguró.

Indicó que celebra muchísimo por la vida, por la vida de las mujeres que ya no van a morir en abortos clandestinos y mal realizados, por la vida de las niñas que se quedan embarazadas muchas veces por cuestiones de violencia, por la vida de las mujeres que en nuestro país hoy son víctimas de violencia sexual, que por esas vidas Oaxaca haya votado para legalizar la interrupción del embarazo.

Reconoció que en México de todas maneras existe el aborto, pero el aborto clandestino implica que no puedes tener acceso a un servicio médico de calidad y que no puedes tener seguridad a menos que tengas dinero, “es decir una Ley, la falta de una Ley como de estas hace que sean siempre las mujeres más pobres las que vivan el riesgo de morir por un embarazo de riesgo o por un aborto mal practicado, lo que permite es que quien por sus circunstancias que no somos quienes para juzgar, decide interrumpir un embarazo, tenga las garantías de un servicio médico adecuado para poderlo hacer”.

Señaló que se tiene que hacer mucho trabajo aun, pues la Interrupción del Embarazo es una medida extrema y ocurre cuando otras muchas cosas han fallado, por lo que uno es prevenir el embarazo, sobre todo estamos pensando en los embarazos infantiles y adolescentes que son tremendos en nuestro país, pues somos el país con más alto nivel de embarazo adolecente.

“Tenemos que hacer una campaña de sensibilización también en los varones, campañas de utilización del condón, campañas de prevención del embarazo, pues esto no es una cuestión solo de las mujeres, sino también de hombres. El embarazo requiere de dos personas y hasta hoy la responsabilidad se deja en las mujeres, eso es algo que se tiene que trabajar, campañas de vasectomías sin bisturí, se tiene que trabajar el uso amplio de condones y anticonceptivos masculinos que hoy ya hay y todo eso puede contribuir a que haya menos mujeres que se vean en la necesidad de tomar una decisión tan difícil a nivel personal”, apuntó.

 

Relacionadas: