La fe a la Virgen de Juquila
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

El Imparcialito

La fe a la Virgen de Juquila

En su gran mayoría vienen muchos en sus automóviles o en autobuses a visitar a la Virgen de Juquila

  • La fe a la Virgen de Juquila
  • La fe a la Virgen de Juquila

Por: Iremma Constanza

Hola amiguitos, papis y mamis hoy les platicaré de los peregrinos que visitan el santuario de la Virgen de Juquila, es común ver en la última semana de noviembre y primera semana de diciembre por la ciudad de Oaxaca transitar peregrinos de diferentes lugares, unos vienen de Puebla, Veracruz, de la ciudad de México, de nuestra ciudad capital y de muchas otras partes de la república mexicana. Entre los peregrinos se ven hombres, mujeres y niños de diferentes edades.

En su gran mayoría vienen muchos en sus automóviles o en autobuses a visitar a la Virgen de Juquila que le festejan su día el 8 de diciembre, pero lo que más me sorprendió es la FE de las personas que vienen de la ciudad de Puebla, ya que son peregrinaciones grandes que sin importar la distancia y las condiciones del clima visitan a la virgen de Juquila. Unos los hacen: a pie, en bicicleta, o en sus motos. Vienen en grandes carros donde transportan agua, comida y víveres para los peregrinos en su camino al santuario. También de nuestra ciudad capital se ve salir peregrinaciones a pie y en bici.

Los peregrinos que van a ver a la virgen es para pedir favores y dar gracias por los favores recibidos como son: salud, trabajo y dinero entre otros favores, por ejemplo mi papás me platican que ellos le pidieron a la virgencita de juquila que les concediera la bendición de ser papás y se los concedió y por eso mi papa fue en peregrinación a pie por tres años a dar gracias a la virgencita. Eso me hace creer que es verdad que la fe mueve montañas como dicen mis abuelitos.