Pide Natalia Toledo mantener la mirada en el Istmo de Oaxaca | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Pide Natalia Toledo mantener la mirada en el Istmo de Oaxaca

La poeta y un grupo de artistas han entregado despensas y atendido varias comunidades del Istmo, región afectada por el sismo del 7 de septiembre

  • Pide Natalia Toledo mantener la mirada en el Istmo de Oaxaca
  • Pide Natalia Toledo mantener la mirada en el Istmo de Oaxaca
  • Pide Natalia Toledo mantener la mirada en el Istmo de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

En Juchitán se mantiene todas las necesidades que surgieron a raíz del terremoto del 7 de septiembre. Y aunque hay mucha gente que se organizó y ha enviado víveres, siempre es insuficiente, considera la poeta Natalia Toledo. La originaria de esa comunidad del Istmo pidió mantener la mirada en la región, pues aunque se ha atendido lo urgente, aún falta mucho por hacer.

Natalia Toledo, el periodista Mardonio Carballo, los artistas Demián Flores, Abraham Cruzvillegas, Dr. Lakra, Sergio Hernández y Francisco Toledo son algunos que han sumado esfuerzos para atender a la población afectada en Juchitán y otras comunidades de la región donde generalmente no ha llegado la ayuda.

Sin importar nacionalidad, otros artistas han proporcionado diversos materiales o incluso vehículos para el traslado y entrega de víveres, menciona la poeta, quien junto a Demián Flores y Mardonio Carballo ha coordinado las acciones y se han percatado de que las necesidades siguen.

“Que se continúe la ayuda y no dejen de voltear de este lado del sur; es más difícil, estamos más lejos y tenemos que ayudar a reactivar la economía”, expresa Natalia, pues hay niños y adultos que tienen otros problemas por atender.

Desde hace varios días, el artista Francisco Toledo instaló 33 cocinas comunitarias en Juchitán y una en Xadani, las cuales —a decir de Natalia— están funcionando muy bien y se espera mantener, debido a que hay mucha gente que perdió su trabajo y carece hasta para lo más básico, la alimentación.

En Juchitán, donde se registraron las mayores afectaciones y muertes por el sismo, hay quienes se quedaron sin fuentes de empleo, ya que comercios como Coppel y tiendas de tela resultaron afectados. La crisis económica se agudiza ante daños en el mercado y porque “la gente no está comprando del todo”.

A quienes no les fue tan mal con sus casas, que producen lo que venden, intentan seguir su vida, pero a quienes se les quebró su horno de pan, de tortillas o de totopos (suquii, un horno tradicional de la región) les resulta más complicado recuperarse, indica Natalia, quien ha recorrido la comunidad y hablado con varios habitantes.

Ante ello, explicó que parte de lo recaudado en el concierto Oaxaca Corazón será para construir hornos que permitan reactivar la economía.

RECONOCEN SOLIDARIDAD

“Nosotros seguimos recibiendo ayuda, seguimos recibiendo camiones, lo bueno es que desde el primer momento este grupo de artistas reaccionamos, la gente nos conoce y los víveres han llegado”, expresa Natalia.

Sergio Hernández, quien donó tonelada y media de atunes, Dr. Lakra, que se ha sumado con herramientas, Abraham Cruzvillegas —que donó medicina para diabéticos— así como varias poetas (una de ellas Rocío González) son otros de los aliados en estas acciones.

INVISIBILIDAD DE AUTORIDADES

La poeta indicó que desde su llegada, hace unos días, no ha percibido la presencia de las autoridades. “Ellas están… no sé dónde están, no las veo; el palacio se cayó y quién sabe dónde estén trabajando; es su deber, son nuestros impuestos y nuestros recursos, y deben destinarlos a la gente que los produce, porque ahorita es una emergencia, no es momento de hacer política”.

RECONSTRUCCIÓN ACORDE A LA ZONA

Sobre la cuenta abierta por iniciativa de Francisco Toledo (por medio de la Fundación Amigos del IAGO y del CFMAB) Natalia explicó que se piensa trabajar con un grupo de arquitectos, a fin de que las construcciones que se hagan respeten la forma tradicional de la zona y con materiales resistentes, pues como ha indicado el artista no se pueden hacer casas como las del Infonavit, con materiales que no son de la región.

“Esa es otra parte que van a ver Toledo, arquitectos y especialistas, para cuidar la mirada de este pueblo, que sigamos viviendo con esta belleza de casas, de la casa tradicional”, señaló Natalia.

Sin embargo, destacó que a la par de la reconstrucción de Juchitán habrá que ver los empleos, pues debido a las tiendas que se cayeron hay quienes no han podido trabajar y se desconoce el futuro de quienes trabajaban ahí.

“Hay que continuar, no hay que quitar la mirada del Istmo porque el Istmo se destruyó muchísimo”, subrayó.

LAS AFECTACIONES

Tras el sismo del pasado 7 de septiembre, Juchitán de Zaragoza fue una de las comunidades más afectadas y en las que se registraron más muertes. La presidente municipal habló de daños en más de 5 mil viviendas; días después, durante el recorrido de autoridades federales y estatales, fue demolida la escuela más antigua, debido a los daños estructurales que tenía.

Ahora, señala la poeta, lo que se observan son lotes vacíos y escombros.

“El cuerpo tiene memoria, cuando camina por las calles y lo que ve lo guarda, es una configuración de vida; entonces, esto se perdió y tenemos que empezar a trazar y a crear otra memoria, pero la vieja, la que nos heredaron, se vino abajo”.

Relacionadas: