Día Mundial del Arte: pinceladas al alma abstracto y geométrico
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Arte y Cultura

Día Mundial del Arte: pinceladas al alma abstracto y geométrico

Actualmente el artista plástico, Julio Garcés está trabajando en el proyecto que denomina “Bordados de la Naturaleza”, donde busca vestir su obra con los textiles más representativos de Oaxaca, se contemplan ocho obras y está visualizado para ser expuesto el próximo año, de ser posible en la biblioteca “Andrés Henestrosa”.

Día Mundial del Arte: pinceladas al alma abstracto y geométrico | El Imparcial de Oaxaca

 

Pinceladas al alma abstracto y geométrico: Julio Garcés

El 15 de abril se celebra el Día Mundial del Arte, retomando este día por el nacimiento de Leonardo Da Vinci, figura representativa del arte a nivel mundial.

La propuesta se dio por la Asociación Internacional Arte durante la XVII Asamblea General y Congreso de la Asociación Internacional de Artes Plásticas (AIAO), efectuada en abril de 2011, en el Instituto Cultural Cabañas, en Guadalajara, Jalisco.

La finalidad es promover la importancia de las artes, la creatividad y acercar a la población a las diferentes corrientes artísticas.

Oaxaca capital y promotor de arte en México ha sido cuna de grandes artistas, diferentes corrientes, estilos y maneras de expresarse son el distintivo de cada personaje oaxaqueño.

Esta ocasión, el artista plástico Julio Garcés nos muestra parte de su trabajo en 16 años de carrera; exposiciones, vida y obra que han formado a un pintor que como el ave fénix tuvo que ser levantado de las cenizas para levantar el vuelo, forjar un carácter, formar un estilo y convertirse en un referente cultural y artístico de Oaxaca.

Figuras geométricas, abstractas, llenas de color, textura y movimientos caracterizan cada lienzo en el que Garcés plasma sus pensamientos, sus emociones: pinceladas como si fuera una batuta, dirigiendo figuras circulares, colores difuminados, elementos de la naturaleza van formando un concierto, no para los oídos sino para el alma.

Introducción al arte

“Desde la preparatoria ya tenía la inquietud, no quería que fuera un pasatiempo y la sugerencia de mis padres era que estudiara arquitectura y en mis ratos libres pintara, pero yo quería  estudiar formalmente pintura y tomó más fuerza a esa edad, antes sólo era algo que hacía periódicamente.

“La verdad es que a esa edad no sabía absolutamente nada sobre arte, mucho menos que existían    artistas oaxaqueños importantes y universales como Miguel Cabrera, uno de  los máximos representantes del arte Novohispano o Rufino Tamayo. Creo que fue el espíritu de creador lo que siempre reclamó en mi interior, esta parte por crear, para de esa forma  expresarme”.

El artista relata a EL IMPARCIAL cómo fueron sus inicios estudiando arte: “mis estudios de formación fueron en el Taller de Artes Plásticas ‘Rufino Tamayo’ en la ciudad de Oaxaca. Se me dificultaba mucho pintar, mis maestros siempre trataron de ayudarme, después estudié la licenciatura en Artes Visuales para la Expresión Plástica en la UDG y conocí expresiones, formas y algo muy importante, fui el único de esa disciplina que se tituló por excelencia, no me enteré hasta en el evento de clausura, antes de ello no pensaba titularme, sólo quería terminar y pintar”.

En sus propias palabras, el artista menciona que las fuentes de inspiración y desarrollo de para su obra son: Marc Chagall y Kazimir Malevich; de México, Alfonso Michel y el maestro Maximino Javier, oaxaqueño de gran importancia y quien tuvo el honor de que inaugurara en el 2016 su exposición “Retratos de la Naturaleza”.

De los cafés a los museos

Los inicios de Julio estuvieron marcados por exposiciones con poco impacto, era en algunos cafés de la ciudad donde presentaba sus obras; la inquietud, los grandes retos y la necedad por no ser uno más lo llevaron a tomar una decisión trascendental en su vida, estaba consciente de que esas exposiciones no lo llevarían a ningún lado y se propuso no exponer más hasta que no fuera en lugares serios y formales.

Se encerró en el taller que tenía en Jalatlaco y se dedicó a producir. Las propuestas de museos empezaron a llegar: “y así fue como llegué al Centro Cultural ‘Plaza Fátima’ en Monterrey, el Centro de Arte Moderno en Guadalajara, Centro de Antropología ‘Carlos Cámara’ en Tabasco y  el Museo ‘José Luis Cuevas’, uno de los más importantes en el país, entre otros”.

Bordados de la Naturaleza

-¿Qué proyecto trabajas actualmente?

-Como creador nunca me ha gustado mostrar mi obra antes de finalizarla, así que podemos tomarla como una primicia para este medio. Tengo un proyecto que denomino “Bordados de la Naturaleza”, está enfocado en plasmar los textiles más representativos de las ocho regiones de Oaxaca, de las ocho obras con los que va a contar la serie he avanzado con cuatro, inicié con los mixes, posteriormente el Istmo, la Cuenca la finalicé hace poco y actualmente estoy trabajando con la Costa”.

“Yo creo que debemos enfocarnos en una propuesta y no digo que la mía sea seria, pero es una aportación que voy a dar al arte oaxaqueño, mi propuesta va más allá de la representación de una istmeña, más allá de representar una mujer del Papaloapan o una persona de los mixes”.

“Pienso que mi propuesta va a dar una aportación, grande o pequeña eso no lo sé, pero es algo que me hace sentir satisfecho, vestir mi obra con los textiles de mi tierra”.

“Algo muy importante, no me agrada la idea de buscar lugar para exponer sin antes tener concluida mi obra, pero hay un lugar que desde hace mucho he visualizado para colocar mi obra, la ‘Casa Amarilla’: la Biblioteca “Andrés Henestrosa”, entrando a mano derecha hay una galería, espero poder contar con el apoyo. Dicen por ahí que cuando deseas algo con todo tu corazón, el universo conspira a tu favor, y yo estoy seguro que el apoyo se dará y el próximo año los estaré invitando a mi exposición”.

-¿Cómo es un día en la vida de Julio Garcés?

-He sido un artista, digo artista, aunque algunos les pueda pesar, pero soy un creador, y al ser un creador eres un artista. Lo digo de manera humilde. Soy un creador que se inicia, ya no temprano. Anteriormente pintaba desde muy temprano, no importaba el día ni la hora. Ahora soy un creador un poco más relajado, más indisciplinado, se podría decir así”.

“Por las mañanas leo algo, siempre me gusta estar enterado de las noticias, no de las noticias políticas o de nota roja. A mí me gusta estar enterado de lo que pasa en el arte. Me gusta saber de las exposiciones que se presentan, como alguna que tengo pendiente de visitar, como la de Caravaggio, en Bellas Artes. Me gusta hojear libros que hace muchos años no he revisado. Me gusta ver imágenes de creadores por los cuales siempre he tenido un gusto. Me gusta leer, tengo un libro de cabecera que se llama La Espiritualidad en el Arte de Kandinsky, también La Necesidad del Arte de Fischer. Me inicio así, leyendo un poco”.

“Posteriormente comienzo a hacer bocetos, luego empiezo a pensar si ese boceto podría ser bueno para un formato grande o pequeño. Después pienso en el color y de ahí lo plasmo en la tela”.

“Dentro de la actividad cultural de Oaxaca me he mantenido ausente. He ido a algunas exposiciones que me parece que valen la pena, he estado presente en exposiciones que creo que aportan algo al arte, a la pintura, pero en las que no, pues considero que son imágenes que las puedes encontrar en cualquier otro lado. Me he mantenido al margen de lo que considero, no es tan serio”.

“Me gusta visitar amigos, hablar de su trabajo, del mío, de qué es lo que estamos pensando y dónde queremos aterrizarlo. Siempre es bueno mantenerse en contacto con personas que están en la misma frecuencia que tú”.

“Así son mis días. Salgo poco de mi taller, por las noches salgo a caminar un rato para poder despejarme, para que al otro día me levante más fresco y poder saber que voy a trabajar en el día”.

“Mi trabajo es lento, no se puede hacer rápido. Mi obra tiene sus procesos, a veces yo quisiera avanzar más rápido, sin embargo, ya me he adaptado a todos estos tiempos de mi trabajo”.

-¿Algo qué quiera agregar?

-Yo entiendo que dentro de estas cuestiones de la pintura hay veces en las que no encontramos un porqué, por lo tanto se nos hace una situación tediosa. Yo siempre doy una sugerencia, la gente tiene que ver mucha fotografía, mucha pintura, mucha obra, esa es la única manera en que nos podremos educar visualmente.

“Hay que ver mucha obra, catálogos, hay que leer mucha pintura para que en un futuro podamos entrar a un museo y poder apreciar un trabajo”.

La obra no se lee con las manos, la obra se lee con el alma

“Esa es una sugerencia que siempre les doy a mis alumnos. Yo soy un profesor de dibujo de la Preparatoria #7. Mi deber como profesor y creador es que la gente empiece a tener un acercamiento a la pintura”.

 

 

Relacionadas: