Tabaquismo, una amenaza al desarrollo de México: UNAM | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Tabaquismo, una amenaza al desarrollo de México: UNAM

El gasto que se destina al tratamiento de enfermedades relacionadas con el tabaco cuesta 70 mil millones de pesos anuales al sector salud.


Tabaquismo, una amenaza al desarrollo de México: UNAM | El Imparcial de Oaxaca

La adicción al tabaco significa una amenaza al desarrollo de México, debido al gasto que se destina al tratamiento de padecimientos relacionados con el tabaquismo, alertó Guadalupe Ponciano Rodríguez, académica de la Facultad de Medicina de la UNAM.

En la actualidad, el tabaco es causa de muerte de casi 6 millones de personas al año en el planeta y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día 100 mil niños de entre 12 y 15 años de edad prueban su primer cigarrillo. La nicotina, su principal sustancia activa, ocasiona una adicción casi inmediata en la mayoría de los consumidores primerizos.

Ponciano Rodríguez señaló que actualmente se gastan alrededor de 70 mil millones de pesos cada año en la atención de enfermedades relacionadas como problemas cardiovasculares, cerebrovasculares, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer de pulmón, principalmente.

“Esta adicción y la lucha antitabaco obligan a aumentar el gasto sanitario y produce una reducción de la productividad, generando costos sustanciales para la economía de los países”, remarcó.

La OMS advierte que, de continuar el aumento de fumadores, para el año 2030 la cifra de muertes relacionadas llegará a 8 millones por año; las naciones con menos ingresos serán las más afectadas.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco que se conmemora este 31 de mayo, la especialista en adicciones indicó que las mujeres son más susceptibles a sus efectos negativos; no obstante, de 2002 a 2011 la cantidad de fumadoras se duplicó en nuestro país. En el Estado de México, por ejemplo, ellas fuman en mayor proporción que los varones.

La académica de la UNAM recomendó acercarse a un especialista de la salud a fin de tener un diagnóstico de su caso, porque no hay dos fumadores iguales, y en esto influye de manera determinante la dependencia física y psicológica.

“Es posible establecer un tratamiento profesional adecuado y personalizado, que contempla medicamentos para controlar el síndrome de abstinencia, y terapia cognitivo-conductual como apoyo psicológico, que podría prolongarse hasta por un año a manera de seguimiento y para evitar recaídas”, concluyó.


 

Relacionadas: