La lepra ya no es de alta incidencia en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

La lepra ya no es de alta incidencia en Oaxaca

En Oaxaca, durante el periodo de 2009 a 2017, los Servicios de Salud de Oaxaca han diagnosticado 124 casos nuevos de lepra


La lepra ya no es de alta incidencia en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En Oaxaca, durante el periodo de 2009 a 2017, los Servicios de Salud de Oaxaca han diagnosticado 124 casos nuevos de lepra, distribuidos en los Valles Centrales, Istmo de Tehuantepec, Sierra y Costa.

Al cierre del año pasado, la prevalencia de este padecimiento fue de 44 casos con una tasa de 0.36 por cada 10 mil habitantes, que consideró a la entidad de mediana endemia.

Para las autoridades de la dependencia, es necesario implementar proyectos de intervención para la búsqueda intencionada de sintomáticos dermatológicos, para el diagnóstico de casos nuevos, tratamiento, seguimiento y estudio de contactos.

Para ello, consideraron, se requiere del apoyo logístico, con recursos humanos y financieros, así como el interés de los diversos niveles de toma de decisiones.

Para el sector Salud, la prevención y control de la lepra constituyen un reto no solo para Oaxaca sino para el resto del país, donde se impulsan acciones fundamentales para la detección oportuna de sintomáticos dermatológicos, así como estrategias específicas y focalizadas a áreas consideradas de alto riesgo.

Importante participación y prevención

Para los SSO, la participación municipal es de gran relevancia para permitir llegar a las áreas geográficas correspondientes y a las personas afectadas, para que de manera directa se pueda tener evidencia de la situación actual del programa.

Recordaron que desde el año 1953 se estableció la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra la Lepra a nivel mundial, por el filántropo francés Raoul Follerau, quien fue fundador de la Federación Internacional de Asociaciones Anti- Lepra.

Su fin fue promover en todo el mundo los aspectos médicos, sociales y humanitarios en la lucha contra esta enfermedad.

En México se conmemora el día mundial desde 1992, el último domingo de enero, cuando se recuerda la importancia de mantener actividades intensivas para la búsqueda de nuevos casos.

Esta bacteria afecta principalmente la piel y nervios periféricos, tiene un periodo de incubación muy largo (pueden durar hasta 20 años), pero es curable si se detecta a tiempo, de lo contrario, puede generar complicaciones graves.

Según los médicos especialistas, la sintomatología puede pasar desapercibida por el paciente. En la etapa inicial se presenta alopecia e insensibilidad en la zona afectada, falta de sudoración o la aparición de manchas o nódulos, principalmente en cara y extremidades, entre otros.

El tratamiento que se brinda tiene una duración de seis meses a dos años según la evolución de la enfermedad y el tipo de lepra que se diagnostique, asimismo se mantiene una vigilancia post tratamiento, que dura cinco años.

Las autoridades invitan a la población a acudir a las unidades médicas de presentar alguna lesión que se sospeche que sea lepra, a fin de realizar a tiempo la detección, el diagnóstico y tratamiento gratuito.

Para buscar la bacteria se realizan dos estudios, el primero es una baciloscopía en donde se obtiene linfa del lóbulo de la oreja; y el segundo es a través de una biopsia para obtener una pequeña parte de la piel de la mancha o nódulo y se envían al laboratorio.

¿Puede prevenirse?

La única forma de prevenir la gravedad de la enfermedad es estudiando la piel de los convivientes de enfermos con lepra, por lo menos una vez al año. De esta forma se identifican los nuevos casos a tiempo y se inicia tratamiento más oportunamente sin avanzar a las fases graves de esta, como son las deformidades en pies, manos y cara.

En caso de presentar una mancha en la piel, en la que no se siente, o si había vello y desaparece y no suda, se debe acudir a cualquier centro de salud y manifestarlo al médico, para que sea estudiado para lepra o sea referido a un centro dermatológico.

Las autoridades de salud aseguraron que a pesar de que el número de casos de lepra en el estado ha disminuido en los últimos años, la población debe estar atenta ante cualquier síntoma y acudir al centro médico más cercano.


 

Relacionadas: