Karina fue violada, estrangulada y abandonada en la autopista; tenía 13 años - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Karina fue violada, estrangulada y abandonada en la autopista; tenía 13 años

Pensaron que su cuerpo era el de una prostituta


Karina fue violada, estrangulada y abandonada en la autopista; tenía 13 años | El Imparcial de Oaxaca

El pasado 5 de abril de 2016, desapareció Karina Reyes Crescencio, de 13 años de edad en Oaxaca. Tiempo después autoridades descubrieron su cuerpo violentado en un terreno baldío de la autopista México-Puebla, incluso pensaron que la joven era una prostituta del lugar.

La joven hablaba mixe y español, era oriunda de Candelaria Mixe, perteneciente al Municipio de Santiago Zacatepec, Oaxaca.

Su familia se dedicaba a la agricultura para autoconsumo, cuando Karina tenía siete años de edad, la pequeña junto a su familia emigró a la Ciudad de Oaxaca para tener mayor oportunidad laboral. Tiempo después Elsa, madre de Karina, se las vio negras pues su esposo falleció y tuvo que trabajar duro para sacar adelante a sus tres hijos.

Karina, creció y comenzó a trabajar junto con su madre en un restaurante barriendo, lavando trastes o sirviendo mesas. Después la madre de Karina volvió a casarse y la pequeña siguió trabajando.

Todo iba bien, ella era una niña muy risueña, cursaba la escuela en la Agencia Municipal de Pueblo Nuevo, ya que no tenía papeles en orden para cursar la escuela de manera formal, estaba aprendiendo a leer y hablaba muy fluido el español en comparación a su madre.

La madre de la pequeña recuerda que su hija comenzó a cambiar drásticamente, se volvió grosera, le contestaba mal, no la obedecía y lo único que sabía hacer era irse a trabajar con la señora Carmen, la dueña del restaurante, o se iba con sus amigas.

“La última vez que la vi le pedí que me ayudará a lavar ropa, porque tenía muchos pedidos, groseramente me dijo que no y que se iría con sus amigas”. Eso fue aproximadamente a las 9:00 de la mañana del 5 de abril de 2016 recuerda su madre.

Se sabe que el restaurante donde Karina, trabajaba es muy visitado por tráileros que llegan a comer, descargar y cargar mercancía.

Recurrentemente, había un hombre que era visto por ahí de nombre Mariano Hugo Garay quien se hizo amigo de Karina. Vecinas e incluso la madre de la niña le hacían ver lo peligroso que era que hablara con ese hombre, ya que era 18 años mayor que ella.

El 5 de abril de 2016, después de que Elsa terminó de hacer sus entregas de ropa, pasó al restaurante para recoger a Karina y la dueña del restaurante indicó que Karina ya no se encontraba en el lugar y que ya se había ido.

Su madre espero a que Karina regresara, sin embargo, pasaron los días y Karina no aparecía, algunos de los vecinos del restaurante le hicieron saber a la mujer que habían visto a Karina subir al tráiler rojo que conducía Mariano Hugo Garay.

Su madre al no saber hablar español, leer o escribir, no sabía ni cómo o a dónde ir a interponer la denuncia, por lo que como pudo acudió a las autoridades y lo hizo.

El 6 de abril de 2016, medios locales en Puebla, daban cuenta del hallazgo de una mujer muerta sobre el kilómetro 66+500 de la Autopista México-Puebla a la altura del paraje El Pipirín, en Santa Rita Tlahuapan. Muchos de los medios manejaron que la edad de la mujer oscilaba entre 25 a 28 años, que tal vez era una prostituta porque esa zona era conocida por eso.

Elsa, fue buscada a finales del mes de junio por la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, para hacerle saber que al parecer habían encontrado a Karina, emocionada le aviso a su vecina para que la acompañara a la Institución, cuando llegaron, cuentan, las pasaron a una oficina, para notificarles que había un cuerpo de una mujer sin identificar, que habían encontrado en Puebla, que les mostrarían fotos para que la identificaran.

“Fue un momento lleno de dolor, yo no daba crédito a lo que veía, como la dejaron era una niña, la estrangularon, la dejaron ahí tirada como a un perro, los ojos de Elsa se quedaron clavados en la foto, no lloro, no exclamó nada, solo vi su dolor reflejado en su mirada” narró la vecina a Fridaguerrera.

Karina no era prostituta, era una niña mixe que conoció a quien aprovechó la situación y se la llevó, tal vez tomada o drogada, porque señala la madre de la menor que ella no se hubiera ido por su voluntad.

Karina ya estaba depositada en la fosa común, al tener conocimiento del hecho luego de comparar datos de la desaparición y las desconocidas, Fridaguerrera acudió con la titular de La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Contra la Mujer por Razón de Género, quien de inmediato le hizo saber al Fiscal General, la situación de Karina, por lo que giraron instrucciones inmediatas para recuperar el cuerpo de la niña. A quien las autoridades entregaron el pasado 9 de noviembre.

El 5 de mayo, Karina cumpliría 14 años, pero ya no pudo celebrarlo en compañía de su familia pues fue asesinada, violada y abandonada en un lote baldío de la Autopista de Puebla. Hasta el momento, su principal sospechoso identificado como Mariano Hugo Garay se encuentra prófugo, se sabe que este hombre trabajaba en Transportes Trujillo, la matriz del lugar se encuentra en el Estado de México, sin embargo, el individuo ya no labora ahí.

Te pedimos a ti lector de Letra Roja que si llegas a conocer o escuchar este nombre lo denuncies de inmediato a las autoridades de la zona, se presume que pudiera estar escondido en la Ciudad de México, Estado de México o Puebla.

A las autoridades, Fridaguerrera les hace un llamado para no olvidar el caso de Karina y que no sea dejado en un cajón de escritorio ya que un asesino se encuentra prófugo de la justicia.

EM


 

Relacionadas: