Blanca Arellano Gutiérrez, la mexicana que llegó al Perú para conocer a su novio y habría terminado descuartizada - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Blanca Arellano Gutiérrez, la mexicana que llegó al Perú para conocer a su novio y habría terminado descuartizada

La mujer cortó comunicación con su familia desde el 7 de noviembre. Lo que llamó la atención de su familia en México son las constantes contracciones de su pareja, un estudiante de medicina de la ciudad de Huacho


Blanca Arellano Gutiérrez, la mexicana que llegó al Perú para conocer a su novio y habría terminado descuartizada | El Imparcial de Oaxaca
Blanca Arellano Gutiérrez, la mexicana que llegó al Perú para conocer a su novio y habría terminado descuartizada

Con la ilusión de conocer el amor y compartir sus sueños, llegó al Perú Blanca Arellano Gutiérrez, una mujer de 51 años procedente de México, quien conoció a través de las redes sociales a Juan Pablo Villafuerte Pinto, un joven estudiante de medicina de la Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión de Huacho.

Sin embargo, esta historia empezó a tornarse gris, cuando de un momento a otro Blanca dejó de comunicarse con sus parientes. Fue exactamente el 7 de noviembre que la mujer cortó todo tipo de mensajes e incluso su teléfono celular dejó de funcionar.

Pero, ¿Cómo inicia este tórrido romance que tendría un final tenebroso? Según la familia de Blanca, ella llegó a Lima el pasado 27 de julio y de inmediato se trasladó a la ciudad de Huacho, lugar en donde vive el que era su pareja. Hasta ahí, la mujer se mostraba bastante entusiasta y todo el tiempo le contaba a su familia cómo era la convivencia con Juan Pablo.

Además, Blanca les mencionó que vivían muy cerca a la playa de Huacho y que para estar en comunicación con su novio, había adquirido un teléfono celular de Perú, número que no fue dado a sus parientes. Ante estas noticias, sus familiares en México estaban contentos porque al parecer todo estaba saliendo como ella lo planeó.

Posible sospechoso del crimen.

Sin embargo, a inicios de noviembre algo extrañó sucedió, ya que Blanca no era de dejar apagado su teléfono celular, ni dejaba de frecuentar sus redes sociales. Por el contrario, era muy activa y comunicativa, fue entonces que la familia encendió las alarmas.

Como primera medida, la sobrina de Arellano Gutiérrez, decidió escribirle a Juan Pablo Villafuerte Pinto a través de Facebook para preguntarle por el paradero de su tía, pero las respuestas del estudiante de medicina dejaron con un sin sabor a la joven.

“Hola Juan, espero que estés bien. Oye un super favor es que mi tía está incomunicada desde el domingo y mi familia está preocupada. ¿Crees que puedes comentarle que se comunique con nosotros, por favor, ella está bien?”, escribió su sobrina de nombre Karla.

A lo que Juan Pablo respondió: “Hola, la verdad no sé nada desde hace varios días. Ella decidió irse por mutuo acuerdo, no podía darle la vida que ella quería y bueno en pocas palabras se aburrió de mí, se fue para Lima a buscar boleto para México, ahí terminó mi función. Espero que le vaya bien. Yo ya no sé nada más del tema, te lo digo con tristeza y bueno, cuídate mucho y espero que llegue bien allá. Seguro su chip dejó de funcionar o la batería, en fin, hasta pronto Karla”.

Esta respuesta dejó muy desconcertada a la familia de Blanca, porque ella en ningún momento mencionó que existía alguna crisis en la relación y que tendría intenciones de volver a México de esa manera, por lo que iniciaron una búsqueda con apoyo de amigos y personas que desde Perú le extendieron la mano.

Captura de la conversación entre familiares de Blanca y el principal sospechoso.

FAMILIA PIDE AYUDA PARA HALLAR A BLANCA

A través de diversos mensajes, la familia pidió el apoyo de sus amigos y personas en Perú para compartir una publicación en la que se detalla sobre la desaparición de Blanca Arellano.

“Pedimos su ayuda para localizar a Blanca Olivia Arellano Gutiérrez (ciudadana mexicana). Viajó el 27 de julio a la ciudad de Lima, Perú, a la cual llegó el 27 de julio a las 2.45 a. m. en el aeropuerto Jorge Chávez. Ahí la recogió su pareja sentimental, oriundo de Perú”, escribió Karla Arellano, sobrina que denunció el hecho.

“El lunes 7 de noviembre fue el último día que tuvimos contacto y, a su vez, fue el último día que se conectó a todas sus redes. Solo contamos con el número de México, El teléfono peruano lo contrató y/o lo compró y nadie lo tiene al igual que su dirección. Sabemos que vivía a 15 minutos del mar y muy cerca de la universidad y un mercado”, agregó.

Luego de tomar esta acción y tras las declaraciones de Juan Pablo, la familia lo ha señalado como primer sospechoso de la desaparición de Blanca, ya que ella solo estaba con él porque era su único contacto en Perú.

CONTRADICCIONES DEL SOSPECHOSO

Algo que ha llamado mucho la atención es la forma en cómo Juan Pablo Villafuerte Pinto ha ido cambiado de versión de los hechos. Primero dijo que había terminado con Blanca, pero luego aseguró que nunca fue su pareja, que solo la ayudó porque era “indigente”.

“Hola, en primer lugar yo no era ningún novio, ella se encontraba como indigente, sin lugar donde vivir y mi único delito fue alcanzarla y dinero de vez en cuando para que pueda comer. En su mal estado de salud mental habrá confundido las cosas y su sobrina no puede dar colgando mis fotografías como si yo fuese un criminal, eso está mal. Yo no me escondo de nadie porque no hice nada malo”, escribió Juan Pablo, quien incluso cambió su foto perfil por una imagen de un “avatar”.

“Las redes sociales no son policías. Esto es una noticia falsa, pueden ser denunciados a los autores, tomaré cartas en el asunto, el único mal que hice fue ayudar a una persona que no tenían los recursos para subsistir en la ciudad. Eso es todo”, agregó.

Blanca llegó al Perú para conocer a su novio.

PESCADORES HALLAN RESTOS DE MUJER DESCUARTIZADA

El pasado 10 de noviembre, un grupo de pescadores halló restos de un cuerpo cerneado en la orilla de la playa de Huacho. El cadáver era de una mujer. Hasta el lugar llegó la Policía Nacional del Perú, agentes del Ministerio Público y Criminalística, para iniciar con las indagaciones sobre este cuerpo encontrado. Se presume que podría ser Blanca Arellano.

Los primeros reportes emitidos por las autoridades, confirmaron que los percadores de dicho puerto encontraron una cabeza expuesta, a unos pocos metros de esta, hallaron un brazo derecho. Uno de los dedos aún conservaba un anillo.

“El cuerpo está abierto, no tiene nada de órganos”, sostuvo uno de los hombres que encontraron el cadáver de la mujer a RPP Noticias.

Además, se conoció que el 11 de noviembre, apareció otra parte del cuerpo, esta vez fue el torso, que se localizó en la desembocadura de una sequía en la playa Chorrillos.

El fiscal de turno, Marco Collantes, informó que el cuerpo de la víctima no presentaba “ninguna marca” que permita identificar de quien se trataría, por lo que no puede dar mayor detalles para evitar especulaciones.

“No podría decir más por qué sería especular, se tiene que llevar a los peritos para que hagan las pericias correspondientes […] (tenía) 40 años aproximadamente, dice la médico”, manifestó.

Por su parte, Luis Santos Villar, jefe de la División Policial (DIVPOL) de Huacho, informó que el jefe del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de la Policía Nacional del Perú (PNP) ya tiene conocimiento de este caso, por lo que se iniciaron las medidas correspondientes según nuestras leyes.

“Es un hecho lamentable, parece aparentemente un hecho pasional. Lamentablemente, la enfermedad del ser humano a veces llega a esos límites que son de lamentar […] El jefe de la Depincri está coordinando con Lima”, agregó el coronel Santos.

Restos de un cuerpo descuartizado de mujer.

ANILLO PODRÍA SER LA CLAVE

Al momento que encontraron los restos de la mujer, entre los dedos se halló un anillo de plata sin descripción, según sus familiares, ella usaba este accesorio todo el tiempo, por lo que los restos podrían ser Blanca Arellano Gutiérrez.

La familia está a la espera de los resultados del ADN practicado al cadáver, como también de la muestra odontológica tomada por los peritos.

Blanca Arellano Gutiérrez

EMBAJADA DE MÉXICO EN PERÚ SE PRONUNCIA

La embajada de México en Perú ya tomó conocimiento de este caso y viene prestándole todas las facilidades a la familia de Blanca Arellano Gutierrez tras su desaparición y posible asesinato.

“La Embajada ha estado en comunicación permanente con la Policía Nacional del Perú y la Fiscalía a fin de dar seguimiento y coadyuvar con las diligencias que se han realizado para coordinar la búsqueda de la persona e investigar las circunstancias en torno a su desaparición”, manifestó.

Comunicado de la embajada de México en Perú.