Desaparece hombre en la Cuenca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Desaparece hombre en la Cuenca

La última vez que fue visto con vida fue en marzo del 2020; el hecho se suma a la larga lista de desaparecidos en la región

Desaparece hombre en la Cuenca | El Imparcial de Oaxaca

Un hombre fue reportado como desaparecido en San Lucas Ojitlán, Tuxtepec;  el hecho ya está en manos de las autoridades.

Se trata de Paulo Merino Alejando, de 36 años de edad, quien fue reportado como desaparecido el pasado 30 de marzo, en la sección segunda de San Lucas Ojitlán sobre la carretera que conduce a San Juan Bautista Tuxtepec.

De acuerdo con los reportes, el hombre tiene como señas particulares bigote y barba únicamente en el mentón. Viste de manera regular playeras tipo polo, pantalones de mezclilla, gorra y calza sandalias.

El hombre es de complexión regular, tiene una estatura aproximada de 1.70 metros, es de tez morena clara, cara ovalada, frente amplia, cejas semipobladas, ojos de iris de color negro, nariz y boca mediana; además de labios semigruesos y cabello lacio y corto.

La desaparición del hombre se hizo oficial ante las dependencias correspondientes; entre ellas, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Unidad de Personas Desaparecidas y No Localizadas (DNOL) que dieron inicio a la búsqueda de manera inmediata.

Sin embargo, hasta ayer no se sabía nada de su paradero, y la búsqueda continuaba por parte de amigos, familiares y autoridades.

La desaparición de Paulo se suma a la larga lista de personas extraviadas en la región Cuenca, señalada como una de las zonas más violentas en la desaparición forzada; afecta por igual a hombres y mujeres, cuyas edades oscilan entre los 14 y 40 años de edad.

Corporaciones policiacas locales, estatales y federales mantienen presencia en la zona, en donde, hasta el momento, no cesan los hechos violentos.