Tratan de esclarecer la muerte de campesino en Silacayoapan | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Tratan de esclarecer la muerte de campesino en Silacayoapan

En el lugar de intervención, a simple vista, los investigadores notaron que en el costado derecho del cadáver estaba tirada una pistola tipo Revólver, calibre 32mm


Luego del asesinato de un campesino en la comunidad de San Antonio Las Mesas, Calihuala, Silacayoapan, Oaxaca, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) continúan con las indagatorias para establecer el móvil del crimen y la identidad del o los probables responsables.

Trascendió que el occiso, se llamó Floriberto Rossete Camarillo, originario de Tlapancingo, Guerrero.

En los primeros informes, se estableció que el pasado 16 de septiembre, Florentino López López, agente Municipal de San Antonio Las Mesas, vía telefónica dio a conocer a elementos de la AEI que en al interior de una tienda de abarrotes habían asesinado a un hombre.

Debido a ello, alrededor de las 17:00 horas, los agentes realizaron la inspección ocular, en la cual dieron fe de la existencia del cadáver, mismo que estaba en posición decúbito dorsal, dentro de la miscelánea, situada sobre una calle ubicada al lado Poniente del Auditorio Municipal.

Ahí, en la diligencia, los agentes vieron que el cuerpo estaba con la cabeza orientada al Sur y los pies al Norte y vestía una camisola y pantalón camuflada color verde, y portaba botas de color café.

En el lugar de intervención, a simple vista, los investigadores notaron que en el costado derecho del cadáver estaba tirada una pistola tipo Revólver, calibre 32mm.

Asimismo, cuatro casquillos del mismo calibre, así como un radio portátil marca Midlan, el cual estaba guardado en la bolsa de la camisola del lado derecho.

Los agentes de igual manera notaron que el occiso presentaba ocho orificios causados por proyectil disparado por un arma de fuego.

En la diligencia, los agentes fueron informados que, el occiso se llamó Floriberto Rossete Camarillo, oriundo de Tlapacingo, Guerrero.

Más tarde, los agentes se hicieron cargo del levantamiento y traslado del cuerpo al descanso municipal para la práctica de la necropsia de ley.

Del caso, un fiscal del Ministerio Público local dio inicio a una carpeta de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables del delito de homicidio.


 

Relacionadas: