Desangelado festejo a la Guadalupana
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Desangelado festejo a la Guadalupana

“Que no se pierda la fe”, piden padres y abuelos


Fotos: Adrián Gaytán // Con una misa, la feligresía católica celebra el 492 aniversario de la aparición de la Virgen de Guadalupe, en el Cerro del Tepeyac.
Fotos: Adrián Gaytán // Con una misa, la feligresía católica celebra el 492 aniversario de la aparición de la Virgen de Guadalupe, en el Cerro del Tepeyac.

Cientos de oaxaqueños acudieron a rendirle culto y acompañarla con las tradicionales mañanitas en honor de la Virgen de Guadalupe, en el 492 aniversario de su aparición, en el Cerro del Tepeyac.

El ambiente en la capilla de Belén está impregnado del olor a copal y de solemnidad de quienes caminan para dar las gracias a uno de los grandes símbolos de la feligresía católica.

Cabe recordar que por los trabajos de reconstrucción que se efectúan en el templo de la virgen morena, la imagen fue exhibida en el sitio adjunto, hasta donde llegaron “Juan Diegos” y “Lupitas” para formar parte del festejo.

En el patio del templo los peregrinos hacen una fila para ingresar y saludar a la virgen, entregarle un ramo de flores y dejarle una veladora en señal de agradecimiento y respeto.

Pese al leve frío que se siente al norte de la capital, los feligreses llegan en grupos o por familias; uno a uno ingresa al templo para poder agradecer por este año y la salud del menor y encargárselo para el que viene.

Julissa González, originaria de Villa Hidalgo Yalalag, acude por segundo año consecutivo para demostrar su devoción a la virgen, lleva a su hijo Mateo ataviado como “Juan Diego”, quien entrega un ramo de flores y obtiene la bendición.

La fe es lo que nos mueve, todos los días los tenemos presentes, pero hoy (ayer) es un día muy especial y vinimos a visitarla para darle las gracias y obtener sus bendiciones”, dice la joven mujer.

 

Este año, se redujo la afluencia de católicos en el templo de Guadalupe.

 

La virgen se apareció en 1531 a Juan Diego y su imagen quedó impresa en el manto que vestía el indígena y el cual se exhibe en la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México.

Cada vez son menos los que llegan de rodillas en señal de agradecimiento a la virgen, únicamente se observa a los feligreses arrodillarse al pie del altar y decir algunas oraciones.

Los invitamos a que vengan porque todo es bonito, es hermoso cantarle a la virgencita, hacer oración, estar en la misa y poder agradecer y estar en paz, esto lo hacemos cada año”, relata Armando, mientras enciende la veladora que deja en señal de agradecimiento.

Admite que este año no es como los anteriores a la pandemia, porque ayer no había mucha gente en la explanada del templo ni en la zona del Paseo Juárez el Llano.

No sabemos qué pasó este año, pero los convocamos a los fieles a que no dejemos que se pierdan las creencias, la fe, el inculcar a nuestros hijos a que sigan con la devoción a la virgen, indica el maestro jubilado.

Con unos 70 años de edad y bastón en la mano derecha, ha llegado en taxi desde San Martín Mexicápam, a él no le importan los casi 100 pesos que le cobró el ruletero por el viaje, pese a lo alto del costo.

Indica que sus hijos no le permitieron salir con sus nietos por lo riesgoso que es andar con dos menores de edad que oscilan entre los 3 y 4 años, pero eso no impidió que les persignara con la veladora y la entregara a la virgen morena.

La fe es algo que no se pierde, reitera mientras hace la señal de la cruz y toma camino hacia avenida Juárez en donde una larga fila de unidades amarrillas ya esperan a los potenciales clientes.

 

Izquierda: Las “Lupitas” acompañan a la Virgen Morena.
Derecha: Los pequeños “Juan Dieguitos”, presentes.

aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------