Rinde sus respetos a cuerpos antes de embalsamarlos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Rinde sus respetos a cuerpos antes de embalsamarlos

Para embalsamar el cuerpo de alguna persona muerta, el encargado del proceso solicita permiso para iniciar con la preparación como respeto al momento.


Rinde sus respetos a cuerpos antes de embalsamarlos | El Imparcial de Oaxaca

Para embalsamar el cuerpo de alguna persona muerta, el encargado del proceso solicita permiso para iniciar con la preparación como respeto al momento.

Quienes se dedican a dicha actividad, perciben energías muy fuertes, llegan a presenciar ruidos extraños y otras situaciones que no tienen explicación lógica.

Así lo relata Alberto Yescas, quien maneja  una funeraria y se dedica a este servicio que llega a tener un costo superior a los 10 mil pesos.

Al dar cuenta de su experiencia con el embalsamado de cuerpos, dijo que ha sentido sensaciones extrañas en algunas ocasiones.

“Se perciben energías muy fuertes, principalmente de personas que fallecieron  de manera violenta. Es algo que da más impacto y creemos quehay cosas que no quedaron tranquilas, que dejaron pendientes”, explicó .

Y eso también se vive cuando la familia no está resignada a perder a su ser querido. Dicha situación también se registró en la pandemia por Covid-19 que apagó la vida de miles de hombres y mujeres. 

Alberto explicó un poco de lo que hace al arribar a un domicilio de alguna persona fallecida:: “se llega al domicilio, se saluda y cuando llego al cuarto o lugar donde está quien falleció  me presento para pedir permiso a fin de tocar y mover el cuerpo”, señaló.

En ocasiones, las familias les dan ropa típica o lo que le haya gustado usar a la persona en vida.

Al iniciar con esta actividad y servicio, se ponía nervioso, aunque sin miedo, pero con el paso del tiempo se fue acoplando hasta que se le convirtió en una rutina.

Hasta el momento, no se ha espantado como tal, aunque sí ha escuchado ruidos extraños.

“La muerte es un tema muy delicado porque muchas personas planean muchas cosas, pero no planean morir. Todavía en Oaxaca somos muy dados a nuestras costumbres y es un proceso doloroso”, expresó.

El embalsamador, en sus historias, explicó que en una ocasión, una pareja  se accidentó en moto; se llevaron los dos cuerpos, después de la revisión médica de regla fueron declarados muertos para ser trasladados al Semefo,  dónde actualmente se encuentra la Cruz Roja .

Después de que al chavo le practicaron la necropsia, dejaron a la acompañante para hacerle el proceso en la mañana siguiente y, justo cuando iban a empezar, la mujer despierta y se baja de la plancha, grita para irse despavorida sin ropa.

De ahí, Alberto sintió una sensación indescriptible porque en esos años estaba empezando en esta actividad de la funeraria.

Ahora, la funeraria es su fuente de empleo y cuida que su trabajo se realice de la mejor manera posible.


 

Relacionadas: