“El ser humano también es responsable de los sismos” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

“El ser humano también es responsable de los sismos”

Las actividades mineras de extracción en subsuelos, podrían provocar movimientos telúricos


“El ser humano también es  responsable de los sismos” | El Imparcial de Oaxaca

¿Puede el ser humano generar sismos? Sí o no. La respuesta para la mayoría de las personas podría ser simple, no. La definición aprendida en la escuela es que los terremotos son movimientos naturales de la Tierra generados por la liberación de energía o el choque de placas tectónicas.

En los conocimientos primarios no se menciona si esa liberación de energía o choque de placas puede derivar de actividades como la minería, la extracción de petróleo, gas, la acumulación de agua en represas e incluso la construcción de grandes y pesadas edificaciones, aunque la evidencia científica es rotunda ahora al respecto: el ser humano también es responsable de los sismos.

A la actividad minera, con actividades de extracción en subsuelos que alcanzan hasta los tres mil metros de profundidad, se le adjudica el 37.4% de los sismos antropogénicos, los derivados de la actividad humana, mientras que 23.3 y 15% corresponden a la retención de agua en represas y a la extracción de petróleo y gas, de acuerdo con una investigación del departamento de Geofísica de la Universidad de Durnham, Inglaterra.

Lo que queda descartado es que exista una “máquina” o un “proceso” controlado por el hombre que pueda generar sismos con una precisión exacta en cuanto magnitud y lugar.

“Hay rumores sobre que se han desarrollado tecnologías en las que pudiera controlarse la ocurrencia de un temblor, la verdad es que hasta donde sabemos no pasa eso, lo que sí sabemos es que la energía generada por un temblor tiene tal tamaño que es muy difícil que alguna cuestión, alguna máquina o alguna tecnología desarrollada por el hombre lo pudiera controlar”, explicó el doctor en sismología, Arturo Iglesias Mendoza.

Durante la conferencia Anatomía de un sismo, dictada en la Ciudad de los Archivos, el especialista indicó que acciones como la inyección de fluidos en el subsuelo para reorientar los flujos de gas o petróleo generan sismicidad, aunque en menor magnitud, lo cual se puede corroborar geográficamente en el país, pues pese a que la mayor cantidad de crudo se extrae en el Golfo de México, los episodios de sismicidad de mayores consecuencias ocurre en el Pacífico.

Asimismo, el especialista del Departamento de Sismología del Servicio Sismológico Nacional descartó que el calentamiento global sea un fenómeno vinculado con una mayor ocurrencia de sismos. Respecto al sismo del pasado jueves 7 de septiembre, informó que hasta ayer llevaba casi dos mil réplicas.


 

Relacionadas: