Caos y desorganización en jornada de vacunación en Zona Militar de Ixcotel | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Caos y desorganización en jornada de vacunación en Zona Militar de Ixcotel

Varias personas reconocieron haber rechazado otras dosis en espera de Pfizer


Caos y desorganización en jornada de vacunación en Zona Militar de Ixcotel | El Imparcial de Oaxaca

El llamado a la vacunación anticovid con el biológico Pfizer a personas mayores de 18 años, sin distinción de municipios de residencia, generó ayer una larga fila en las inmediaciones del Hospital militar de Santa María Ixcotel, donde se destinaron poco más de 6 mil dosis.

Desde temprana hora, cientos de personas acudieron a la vacunación emergente que anunció la delegación de la Secretaría de Bienestar un día anterior, para la aplicación del biológico a quienes por diversos motivos no pudieron recibirlo en las fechas establecidas.

Aunque las autoridades habían considerado solo 3 mil dosis, la alta demanda de las personas rezagadas generó la solicitud de otras 3 mil vacunas para personas a partir de los 18 años de edad, sin distinción de municipio de origen.

Este jueves se aplicaron las primeras dosis de la farmacéutica Pfizer con apoyo del personal militar y servidores de la nación, que recibieron a personas de la tercera edad, jóvenes y mujeres embarazadas, entre otros grupos de edad.

En el lugar donde la mayoría no tomó sana distancia, pero sí acudió con el correcto uso del cubrebocas, los organizadores solicitaban en todo momento que las personas tuvieran a la mano el formato u hoja de vacunación correspondiente.

Sin embargo, se observó una larga fila de más de 3 kilómetros de distancia que llegó hasta el fraccionamiento Los Ríos y la terminal de autobuses de la Primera Etapa del Infonavit. 

En el acceso principal se dio preferencia a las mujeres embarazadas y personas que acudieron en sillas de ruedas, acompañados por familiares que ingresaron para ayudar en la movilidad de las mismas.

Carolina Vásquez, comerciante de la Villa de Etla y de 38 años de edad, acudió al lugar para aplicarse la vacuna que esperaba desde hace varios meses, sin aceptar la que se había destinado para su municipio en el tiempo establecido.

“Es que en mi municipio estaban poniendo la vacuna Sinovac y esa no me da confianza. Decidí no ponérmela y esperar a que convocaran para la vacuna Pfizer, que es la que dicen que tiene más protección”, expuso la mujer acompañada de su hermana.

Al igual que Carolina, otras personas más reconocieron haber acudido hasta ayer porque rechazaron las dosis de otras farmacéuticas, pese a que las autoridades de salud han señalado en reiteradas ocasiones que estas también ofrecen protección contra el SARS-CoV-2.

Otros más, como el señor Pablo, de 65 años, acudieron a esta jornada emergente de vacunación hasta este jueves, ante la imposibilidad de hacerlo en jornadas anteriores por motivos de salud o desconocimiento. Este viernes continuará el proceso de vacunación.


 

Relacionadas: