Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica

Construyen en el cerro Cuachirindoo, de Ixtlán de Juárez, uno de los miradores más grandes de Latinoamérica


  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica
  • Mirador en el cielo de Ixtlán de Juárez; uno de los más grandes de Latinoamérica

Al mejorar el clima, luego de las lluvias con neblina, la obra de construcción de uno de los miradores más grandes de Latinoamérica siguió su marcha con un avance del 80%, en el cerro Cuachirindoo, en la comunidad de Ixtlán de Juárez.

En lo más alto de este pueblo en la Sierra Norte, el mirador será uno de los mayores atractivos para el turismo, que ya incluye desde hace años la estancia en cabañas, calles limpias y gente amable, por lo cual los visitantes contarán con una variedad de opciones para disfrutar de la naturaleza.

Aunque por el momento este pueblo enclavado entre cerros continúa cerrado por los efectos de la pandemia de Covid-19, se espera que el mirador sea entregado a mediados de diciembre, por lo que serán los mismo pobladores y pueblos circunvecinos quienes disfrutarán de esta magnífica obra de arquitectura que en su primera etapa contempla la culminación de una estructura hermosamente armada, con todos los protocolos de seguridad.

Luego de participar en un concurso de licitación con tres empresas, de Michoacán y de la Ciudad de México, la empresa ganadora ICEG, 100% oaxaqueña, comenzó a planear lo que hoy es una realidad.

Con 18 metros de volado, 23 metros del total de la estructura y 200 metros de altura, esta es una obra con impacto regional, señala en entrevista el ingeniero Ángel Jarith Olivera Domínguez, coordinador del proyecto “Mirador de cristal Cuachirindoo en Ixtlán”. 

“El proyecto nació como una idea de Ecoturixtlán hace algún tiempo, con el fin de aumentar la oferta turística en la región para generar nuevos empleos y más opciones para los pobladores de la Sierra, es una estructura con total seguridad, el más largo de Latinoamérica en volado y cuenta con un proceso de diseño muy estricto que van de acuerdo con los objetivos afines a la comunidad”, explicó.

La estructura con total seguridad, lleva un proceso de diseño muy estricto, ya que está hecha a base de acero estructural para soportar un peso de hasta 15 toneladas y vientos de 280 km/h y fuertes sismos. “Vamos a estar parados en una capa de acrílico de 12.5 mm de espesor colocada sobre el bastidor de base de acero fija y una película de sacrificio de 2 mm para caminar sin limitantes para la realización del recorrido. Es una ventaja para el operador de Ecoturixtlán porque no tiene que cambiar la superficie peatonal muy frecuentemente, solo la capa superficial pues tiene una alta durabilidad, comentó Olivera Domínguez.

Por su parte, Abdiel Mendoza, ingeniero encargado de la edificación del proyecto del mirador, indicó que el recorrido en U es de un total de 50 metros construido para que 35 personas puedan caminar al mismo tiempo incluido los visitantes con alguna discapacidad, ya que tendrá espacio para poder usar una silla de ruedas y dar ejemplo de inclusión, por lo cual se está acondicionando para que todos admiren esta obra novedosa.

El gerente de Ecoturixtlán, Diego Pérez, dijo que la obra se planteó con el Consejo de Administración de la empresa para poder atraer a visitantes a la Sierra; traerá derrama económica no solo para el municipio sino a nivel regional, saldrán beneficiadas los negocios que están sobre el camino desde la ciudad de Oaxaca hasta Ixtlán.

A pesar de que Ecoturixtlán que es el que invierte el capital para esta obra y tiene los derechos de acceso, la derrama económica recaudada se va a invertir en la comunidad en servicios de transporte, se beneficiará a comerciantes y taxistas, generar más economía una vez que se haga la reapertura nuevamente en el pueblo, luego de varios meses sin acceso por la pandemia, afirmó.

Aunque los accesos todavía son un problema por ser un lugar donde constantemente llueve, se planea que en otra etapa pueda arreglarse el camino ya que desde el principio todos los materiales se subieron en partes para poder armar toda la base del volado desde cero, ya que hacer toda la pieza al ser montada con una grúa, habría sido imposible, dada la reducción de espacio en el camino, ya que para llegar en vehículo son poco menos de 10 minutos, pero a pie usando veredas, son 40, añadió.


 

Relacionadas: