Ahorra UABJO 255 millones de pesos en tres años de política de austeridad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Ahorra UABJO 255 millones de pesos en tres años de política de austeridad

Lo recuperado permitió diferir situación de insolvencia para pago de nóminas; insostenible sistema de pensiones y jubilaciones; 86% matrícula de calidad evaluada por pares


  • Ahorra UABJO 255 millones de pesos en tres años de política de austeridad
  • Ahorra UABJO 255 millones de pesos en tres años de política de austeridad

A diferencia de otras universidades del país en situación de insolvencia para el pago de nóminas y aguinaldos, hasta la fecha, la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) sí pudo cumplir sus compromisos laborales y sigue navegando, señaló el rector Eduardo Bautista Martínez.

En entrevista en sus oficinas, Bautista Martínez, dijo que a pesar de sus problemas estructurales, la UABJO está de pie y sigue trabajando.

 

¿Cómo le ha hecho para atender presiones económicas?

Es resultado de una política de austeridad emprendida en mayo del 2016 y que, hasta la fecha, tres años y medio después, hemos logrado la reasignación de 255 millones 145 mil pesos, de economías de gastos de operación hacia el pago de nóminas. “La situación no es sencilla debido a que ha implicado recortes en áreas importantes que han afectado la operación universitaria, por ello la insistencia en alcanzar un presupuesto equitativo”.

En temas de financiamiento estamos muy por debajo de la media nacional mientras que en temas académicos, por encima de la media nacional, al grado que la UABJO ha alcanzado el 86 por ciento de su matrícula en programas evaluados y acreditados por pares, y resultados positivos en la última evaluación del Programa para el Fortalecimiento de la Excelencia Educativa.

Por lo que podemos puntualizar que, a pesar de sus problemas estructurales, la UABJO está de pie y sigue trabajando, a tal grado que el pasado 15 de noviembre, el Consejo Universitario aprobó la actualización de su modelo educativo con sentido de pertinencia y un protocolo de atención a la violencia en contra de las mujeres.

¿La UABJO ha sido requerida por organismos auditores, recientemente se suscitó una controversia entre su administración y el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE), por no entregar información?

Aclaro que la Universidad ha colaborado con la OSFE y todos los organismos auditores, al grado que en mi administración llevamos atendiendo 36 auditorías y el pasado 4 de diciembre, entregamos estados financieros 2018 ante la comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación del Congreso de la Unión.

Lo que hemos expresado es que la información debe transmitirse con responsabilidad y considerar las etapas de los procedimientos administrativos.

Lo que se ha puesto en cuestión es el manejo de información que da por hecho la existencia de irregularidades, más con sentido político, sin tomar en cuenta los tiempos y las normas de las propias auditorias, e incluso, en donde se tendría que revisar hasta la consistencia metodológica, o los sesgos de interpretación de dicha auditoría.

Puedo compartirle que en atención a observaciones de auditoría y procesos de saneamiento, el Consejo Universitario aprobó recientemente el Reglamento de Disciplina Financiera, el Reglamento de Transparencia y el Reglamento del Sistema Universitario Anticorrupción. Además, en 2019 la UABJO fue objeto de un Diagnóstico Integral por parte de un comité conformado por la SEP, la ANUIES y la Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia.

 

¿Por qué ha llegado la UABJO a esta situación?

Han sido varias décadas de crecimiento desordenado, de prestaciones que se han firmado en contratos colectivos con los sindicatos y el crecimiento de plantilla de trabajadores administrativos y académicos, sin reconocimiento de las autoridades federales y sin los techos financieros necesarios, todo eso se ha traducido en pasivos que afectan las finanzas universitarias y que son objeto de observaciones por parte de los organismos auditores como irregulares.

Existe también una contraposición normativa, entre el cumplimiento de contratos colectivos por un lado y por el otro, en las leyes de disciplina financiera.

Además, un problema fuerte que afecta las finanzas universitarias hasta en un 40 por ciento es su sistema vigente de pensiones y jubilaciones, centrado en dobles pensiones y jubilaciones dinámicas. Esto ha sido reportado como un riesgo desde hace más de 20 años.

¡En la última sesión del consejo Universitario, presenté un informe al respecto y la recomendación de que es un tema impostergable, que demanda la participación comprometida de los sindicatos. Este es un problema importante que no debe politizarse, sino por el contrario, resolverse para lograr la viabilidad de la Universidad”.

 

¿Cómo evitar que la UABJO entre en un momento de crisis y parálisis como el que tienen otras universidades?

Con el trabajo conjunto de autoridades y sindicatos; en el tema de austeridad hemos llegado al límite, reducir más implica generar conflictos y en el tema de sindicatos es importante su sensibilidad ante la política de contención. Con el presupuesto actual la UABJO ya no puede crecer en plantilla ni en prestaciones, y así lo hemos hecho saber a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, al Gobierno del Estado y a la Federación.

Si se trata de atender la política de obligatoriedad y gratuidad de la educación superior, es importante la asignación de fondos para esos fines a la par de avanzar en temas de transparencia y rendición de cuentas que involucre tanto a las autoridades universitarias como a los propios sindicatos. Sigo sosteniendo que la autonomía no es sinónimo de opacidad sino el margen para un buen autogobierno y la libertad de cátedra e investigación y que tenemos que seguir avanzando en ello.


 

Relacionadas: