Terminan licenciatura en línea con programa del IPN Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Terminan licenciatura en línea con programa del IPN Oaxaca

Estudiar en un aula virtual del IPN se ha convertido en una opción para estudiantes que deben trabajar, madres solteras o personas con suficientes conocimientos, pero sin un título.


Terminan licenciatura en línea con programa del IPN Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Una computadora con internet y disciplina son los únicos elementos necesarios para cursar y concluir una licenciatura en la Unidad Politécnica para la Educación Virtual del Instituto Politécnico Nacional (UPEV-IPN), que se ha vuelto una alternativa para diversas personas, desde aquellas que cuentan con una trayectoria laboral amplia y que necesitan formalizar sus conocimientos y profesionalizarse hasta estudiantes que requieren trabajar y madres solteras.

Hasta el próximo 17 de abril el Centro de Educación Continua del IPN mantendrá abierta la convocatoria para quienes deseen estudiar el bachillerato o una licenciatura a distancia. La oferta incluye las carreras de comercio internacional, negocios internacionales, relaciones comerciales, contador público, administración y desarrollo empresarial y turismo.

Flavio Arturo Sánchez Garfias, director del UPEV, señala que aunque están abiertos a la participación de jóvenes en estos programas, la mayor parte de quienes se inscriben son personas con un importante nivel de conocimiento en sus áreas de desarrollo laboral que por diversas razones interrumpieron sus estudios. La principal característica que se requiere para ser un estudiante en un aula virtual, subraya, es la disciplina.

Elsi Areli López Pérez estudió en este esquema la licenciatura en contabilidad. En 2012, cuando inició sus estudios tenía cinco años trabajando en un despacho dedicado a la contabilidad gubernamental. Hoy tras haber superado su examen de titulación espera únicamente la ceremonia de toma de protesta para ser llamada oficialmente contadora.

Aunque analizó la posibilidad de estudiar la universidad de forma presencial, sus posibilidades eran pocas. “Entre mi trabajo y mi hija una carrera presencial era prácticamente imposible, aunado a eso los costos, hay escuelas que dan licenciaturas de contaduría los sábados y domingos pero los costos son muy altos y eso también es una gran ventaja que ofrece la carrera en línea, realmente solo son las ganas de estudiar, el querer salir adelante, la computadora y el internet, una gran inversión no se necesita”.

Hoy el ascenso laboral que obtuvo gracias a estudiar la licenciatura es uno de sus principales orgullos. “Yo inicié sacando copias, llevando los cafés, desde abajo, conforme aumenta el conocimiento van aumentando tus ganas de avanzar, a la par de la carrera me involucraba cada vez más, ahora tengo un mejor puesto, tengo gente a mi cargo, soy contadora titular, tengo siete municipios a mi cargo, para mí eso es fenomenal”.

MEJOR SALARIO

Sylvia Esquivel Rosas, de 54 años, es otro caso de éxito del programa de educación a distancia del Politécnico en Oaxaca. Con 25 años en el servicio público, la falta de reconocimiento del secretariado ejecutivo que estudió en el CBTIS le había impedido avanzar en el escalafón del gobierno federal. Hoy, tras tres años y medio estudiando en la plataforma virtual concluyó el bachillerato y con el impulso de su hijo, egresado de la licenciatura en administración turística de la Universidad del Mar, decidió inscribirse en la misma carrera de forma virtual. Los estudios serán indispensables para obtener un mejor salario.

“Es necesario tener conocimientos básicos esenciales para poder tomar los cursos en línea todo está en la computadora, si hay una duda está el asesor, con eso puede uno estudiar, te dan bibliografía, los libros los pone el IPN en línea”.

HORAS EXTENUANTES

Araceli Rosales Pérez era la estudiosa de su casa, pero el divorcio de sus padres le impidió continuar con su carrera. Desde el principio supo que la materia fiscal era su pasión, pero al convertirse en el sostén económico de su familia debió optar por trabajar.

“Trabajar ocho horas, nueve horas, no te da la oportunidad de estudiar en un ambiente presencial, yo pensaba que si encontrara una escuela nocturna en aquel entonces, 2008, hubiera tomado la opción. Yo salí del Conalep en el 2002, inicié en el aula virtual en el 2012, habían pasado 10 años, el primer obstáculo fue pasar el examen, creí que no podría”, cuenta.

Estudiar a distancia, a diferencia de lo que podría creerse, no significa que haya menor carga de estudio, menos materias o que las tareas sean más fáciles. Araceli dedicaba hasta cinco horas diarias al estudio, desde la medianoche hasta acabar. “En materia fiscal fue muy fácil, sentí que me quedaban cortas las materias, en materia de seguridad social, pago de impuestos, ya lo dominaba. Estudiaba de medianoche hasta las cinco o hasta que acabara. A veces no logras el objetivo de seguir despierto pero no te puedes confiar porque hay límite de tiempo para entregar trabajos, pero en todo hay límite de tiempo, sobre todo en el SAT si no presentas tus declaraciones hay recargos, multas, en cualquier lugar iba a encontrar límite de tiempo y eso no me tenía que detener”.

El caso de extenuante exigencia incluso afectó la salud de Elsi. “Fui a dar hasta al hospital, literalmente me eché un riñón por los tiempos tan largos en los que estaba sentada, era regresar del trabajo, atender a mi nena hasta que se durmiera y entonces me sentaba a estudiar, por los tiempos tan pesados el riñón quedó mal, el doctor me advirtió que si continuaba me tendrían que dializar, paré un bimestre, entre comillas, porque sí lo terminé, hasta en el hospital les pedía mi computadora y terminaba mis materias”, asegura.


 

Relacionadas: