Corrupción e impunidad, ingredientes de la calamidad en que nos encontramos: Arquidiócesis | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Corrupción e impunidad, ingredientes de la calamidad en que nos encontramos: Arquidiócesis

Mediante el editorial titulado “La receta del desastre”, califica a la estrategia de seguridad como “triunfalista” para pender de alfileres uno de los objetivos prioritarios, que es mejorar la seguridad y garantizar la tranquilidad en todo el país.


Corrupción e impunidad, ingredientes de la calamidad en que nos encontramos: Arquidiócesis | El Imparcial de Oaxaca

Corrupción e impunidad son los ingredientes de la calamidad en la que nos encontramos, acusó la Arquidiócesis Primada de México, tras criticar que las reformas en materia de seguridad ofrecían la panacea a nuestros males, pero solo han abierto la caja de pandora, escribiendo la receta del Desastre.

A través del semanario Desde la Fe, recordó que las autoridades en materia de seguridad pública habían presumido desde 2014, de una baja sensible en la incidencia delictiva, alcanzando, en solo dos años desde el inicio del sexenio que languidece, avances muy significativos.

Mediante el editorial titulado La receta del desastre, califica a la estrategia de seguridad como “triunfalista” para pender de alfileres uno de los objetivos prioritarios, que es mejorar la seguridad y garantizar la tranquilidad en todo el país.

Aseveró en su editorial, que las cifras oficiales sobre incidencia delictiva estremecen ya que de acuerdo con el Inegi, en 2016 se registraron 23 mil 953 homicidios, es decir, 20 asesinatos por cada 100 mil habitantes. Tasa superior a la de 2015, que fue de 17 ejecutados por cada 100 mil habitantes.

Destacó que las ciudades más peligrosas para vivir son: Colima, Guerrero, Chihuahua, Sinaloa, Zacatecas, Morelos, Baja California, Baja California Sur, Michoacán y Tamaulipas.

De acuerdo a la Arquidiócesis, la Ciudad de México está en circunstancias similares, caso “paradigmático y preocupante” toda vez que de acuerdo al Observatorio Nacional Ciudadano, en el primer cuatrimestre de este 2017, el homicidio culposo aumentó en el 75 por ciento de las delegaciones de la capital.

“No solo se trata de homicidios. Otros delitos van al alza, como secuestro, secuestro, extorsión, y robo con violencia”, destacó.

Señaló que “las cifras podrán quedarse en el papel como objeto de estadísticas; sin embargo, en las calles y comunidades hay una ciudadanía descontenta y decepcionada de los paupérrimos resultados y del incumplimiento de lo que fue puesto como prioridad para lograr mejores condiciones de seguridad”.

Tras lo anterior, la Arquidiócesis de México cuestiona si ¿convino que la secretaría de Gobernación tomara de nuevo las riendas de la seguridad pública?, y deja abierta la pregunta sobre ¿a quiénes conviene que esto no cambie?, ¿Quiénes se estpan beneficiando de la industria del delito?


 

Relacionadas: