División de organización transportista provoca caos en Huajuapan
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

División de organización transportista provoca caos en Huajuapan

Vehículos oficiales permanecerán en la zona, mientras los transportistas solucionan sus conflictos

División de organización transportista provoca caos en Huajuapan | El Imparcial de Oaxaca

La división entre integrantes de la Organización Nacional de Proletariados en Lucha (ONPL), derivó en el cierre de vialidades del centro de Huajuapan y, con ello, tráfico lento en otras.

Hubo una división entre los sitios que integran la organización, los cuales trabajan en la ruta Huajuapan –agencia Santa Teresa–agencia La Estancia– Fraccionamiento Los Naranjos.

Al dividirse en dos grupos, abrirían otra base de taxis a unos metros de donde ya se ubicaban, en la calle Casimiro Ramírez, entre Ignacio Zaragoza y Francisco I. Madero.

No obstante, vecinos de la zona se opusieron a ello, debido a que ya ocupaban algunos cajones y el área que utilizarían abarcaba incluso, la entrada de vehículo de una vivienda.

Los vecinos solicitaron la intervención de las autoridades, por lo que, la mañana del sábado, el gobierno municipal estacionó dos vehículos oficiales en los espacios que pretendían ser “invadidos”.

Esto generó la molestia de los taxistas de los sitios La Soledad, Santa Cruz La Estancia, quienes bloquearon la calle Francisco I. Madero, desde Reforma hasta De Mina y la calle Tapia desde el módulo de policía.

Cerca de las 11 horas, las autoridades, a través de la comisión de Vialidad, sostuvieron una reunión con los taxistas, donde se analizó la situación.

Habitantes de la calle Casimiro Ramírez, recordaron que, si se permitió la instalación de este sitio, fue porque los vecinos que vivían a la altura de donde se estacionarían, lo autorizaron con el compromiso de que mantuvieran limpia la zona y que no ocuparían más cajones de los permitidos, pero aseguran que no se ha cumplido.

Por ello, se mantuvieron en la postura de no permitir más bases de taxis, máxime cuando pretendían estacionarse afuera de una entrada de vehículos.

El regidor de Movilidad urbana del ayuntamiento, Alejandro Rosales Olmos, dio a conocer que el problema se derivó desde diciembre de 2019.

Integrantes de la organización decidieron separarse, por lo que ocuparían más cajones en la calle Casimiro Ramírez, entre Zaragoza y Madero; sin embargo, los vecinos les hicieron llegar un escrito para solicitar la intervención del gobierno municipal porque no querían que hubiera más bases, pues ya hay tres en este tramo.

Dentro del reglamento en la materia, se establece que, si se instala una base de taxis, no debe existir objeción de los vecinos, por lo tanto, no se les permitía más.

“Iniciamos el procedimiento administrativo, les exhortamos a buscar alternativas; sin embargo, por su conflicto interno, nadie se quiere mover de ahí para tener su pasaje, por lo tanto, luego de algunos requerimientos, no hubo respuesta y el sábado protestaron y decidieron afiliarse a otras organizaciones”, dijo.

“No pudimos llegar a un acuerdo porque se trata de la vida interna de ellos como organización, ellos pueden organizarse como gusten, pero lo que no se puede permitir es que sus diferencias perjudiquen a terceras personas, que en este caso son los vecinos”, agregó.

Por lo tanto, vehículos oficiales permanecerán en la zona, mientras los transportistas solucionan sus conflictos, aunque informó que ambos están en la disposición de hablar con las autoridades, pero no se quieren reunir con el grupo opuesto.

 

Relacionadas: