Producción de jitomate ha impedido migración en la Mixteca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Producción de jitomate ha impedido migración en la Mixteca

Se producen más de 50 hectáreas de este producto bajo invernadero y cada año se busca mayor capacitación a los campesinos

  • Producción de jitomate ha impedido migración en la Mixteca
  • Producción de jitomate ha impedido migración en la Mixteca
  • Producción de jitomate ha impedido migración en la Mixteca
  • Producción de jitomate ha impedido migración en la Mixteca

Las ferias del jitomate han logrado seguridad alimentaria en la región Mixteca alta de Tlaxiaco. Son más de 50 hectáreas de este producto bajo invernadero y cada año se busca mayor capacitación a los campesinos con el objetivo de lograr la tecnificación del campo.

De manera directa los campesinos de la región Mixteca alta de Tlaxiaco, ya muestran las diversas hortalizas y logran la subsistencia económica abatiendo el tema de los intermediarios, pero lo más saludable es que en las comunidades ya saben que con prácticas y tecnologías se pueden lograr los alimentos.

Marvin Juárez Hernández, coordinador de la agencia de desarrollo rural y servicios de consultoría agroempresariales de la Mixteca, Seagro, desde la primera feria del jitomate se han presentado diversas experiencias y una de ellas es que se ha logrado producción mediante abonos orgánicos.

Ya es ganancia después de una lucha de más de 15 años, en el tema de aprendizaje, quien iba a pensar que desde lugares secos y erosionados se logre producción de jitomate de buena calidad y de manera orgánica.

 

LAS FERIAS DEL JITOMATE

Las ferias del jitomate que se vienen realizando cada año, en el marco de la fiesta titular de la ciudad de Tlaxiaco, son un espacio para la venta y la exposición de los productos y en esta quinta edición que se llevó acabo 25 y 26 de octubre ha mostrado musculo en organización y tecnificación, aunque desde luego que falta mucho aún, sobre todo en el tema de capacitación.

En la actualidad cada año se logra una producción de jitomate de más de mil toneladas, en los meses de junio y julio se logran hasta las 200 toneladas por semana, se emplean por productor hasta 20 personas y hacen en totalidad más de 250 campesinos que se dedican a esta labor.

Se les ha dado por parte de este organismo algunas capacitaciones a quienes así la solicitan, se conocen técnicas y prácticas para lograr las diversas plagas y que se den los buenos resultados, calidad y un jitomate sano que llega a los hogares de manera saludable.

 

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA

Mariana Jáuregui Arenas, también integrante de Seagro, da a conocer que existe coerción del tema, sobre todo es un trabajo en equipo, algo que había sido difícil en la región, pero se ha logrado trabajo eficiente.

La innovación y la trasferencia de tecnologías es un pilar fundamental que se tiene que impulsar en la región Mixteca, ya que la comunidad ya empieza a considerar adecuados los alimentos de manera orgánica, se requiere que además sean culturalmente aceptables y que se produzcan en forma sostenible para el medio ambiente y la sociedad.

Esta es una región altamente migrante, donde se necesita implementar un plan emergente para lograr tecnificar el campo con esa tecnología que impacte directamente a las diversas necesidades, a parte de la producción, se necesita lograr calidad y desarrollo sustentable, el uso de la agroecología que se viene implementado, pero se requiere de mucho más.

 

EL CONSUMO

Marisela Silva García, ingeniera en desarrollo comunitario e integrante de Seagro, dijo que los espacios se han logrado y las ventas son en todos los sentidos, hay alegría por parte de los productores, las ferias son una forma de incentivo, desde luego que faltan más espacios para la comercialización.

Cuando los mercados se abren, el consumo se refiere a que las existencias alimentarias en los hogares respondan a las necesidades nutricionales, a la diversidad, a la cultura y las preferencias alimentarias, ya que también hay que tener en cuenta aspectos como la inocuidad de los alimentos, la dignidad de la persona, las condiciones higiénicas de los hogares y la distribución con equidad dentro del hogar.

 

Relacionadas: