66 años de informar | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

66 años de informar

“Trágica volcadura de un camión”, era la noticia que decenas de niños y jóvenes ofrecían a los oaxaqueños en la primera portada de EL IMPARCIAL.


66 años de informar | El Imparcial de Oaxaca

*David Méndez

Aquella mañana del lunes 26 de noviembre, tres decenas de niños y jóvenes interrumpieron la monotonía característica de la ciudad de Oaxaca parar gritar a los cuatro vientos la primera nota de ocho columnas del nuevo periódico.

“Trágica volcadura de un camión”, se podía leer en la portada de los ejemplares, que se agotaron al cabo de unas horas.
Corría el año de 1951, un periodo convulso que meses después, en 1952, desembocó en el derrocamiento del gobernador Manuel Mayoral Heredia, una caída que también quedó plasmada en las páginas del nuevo rotativo… EL IMPARCIAL, El mejor diario de Oaxaca, nació para caminar al lado de la historia.

Sesenta y seis años han pasado desde que el diario más longevo y con mayor prestigio del Estado vio por primera vez la luz y tuvo su primer acercamiento con la sociedad, de la que nunca se volvió a despegar.

En las páginas de EL IMPARCIAL ha sido plasmada no sólo la historia de Oaxaca sino la de México y el mundo. Sus periodistas han escrito por igual sobre los desatinos y polémicas de los 18 gobernadores que han desfilado por la Casa Oficial desde hace más de medio siglo, que de los cuatro conflictos político-sociales, que han marcado el rumbo del estado y que se tradujeron en la caída del mandatario Manuel Zárate Aquino (1977) y que a punto estuvo de costarle la cabeza a Ulises Ruiz Ortiz (2006).

Casa forjadora de talento, le ha contado al pueblo sobre el surgimiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de las tragedias provocadas por los ocho terremotos mayores a seis grados Richter que han azotado al estado durante seis décadas; los últimos dos, en septiembre pasado.

Han hablado, también, de las visitas hechas por los últimos 12 presidentes de la República, desde el inefable Gustavo Díaz Ordaz, quien ordenó la matanza de 1968, hasta Vicente Fox Quesada, quien en 2000 abrigó las esperanzas de cambio de más de 100 millones de mexicanos, pero que, al término de su sexenio, quedó marcado por la desilusión y una corrupción similar a la del régimen priista.

La llegada del hombre a la Luna, en 1969; la caída del Muro de Berlín, en 1989; la Perestroika, que se tradujo en la disolución de la Unión Soviética (1991); la asunción al poder de Fidel Castro (1959), así como las muertes de Lucio Cabañas (1974) y del Ché Guevara (1967), han sido parte de sus portadas.

“El compromiso fundamental de EL IMPARCIAL, es luchar por la verdad, la justicia, el bien, el interés común, la patria, la familia, la democracia, la honestidad y que prevalezca el sentido de la decencia y las buenas costumbres”, reza el código de ética de la empresa.

Fue un 26 de noviembre de 1951 cuando El mejor diario de Oaxaca vio la luz por primera vez y, desde entonces, nunca se ha separado de la sociedad. En las páginas de EL IMPARCIAL ha quedado plasmada no sólo la historia de Oaxaca sino la de México y el mundo. Sus periodistas han escrito por igual sobre los 18 gobernadores que han desfilado por la Casa Oficial durante las últimas seis décadas y media, que por los 12 presidentes de México que han mantenido al país entre vaivenes políticos, sociales y financieros.
En las páginas del rotativo más longevo y prestigiado de Oaxaca, se ha dado cuenta, también, de cada uno de los conflictos sociales que, desde 1970, han marcado y cambiado el rumbo de la historia de la entidad, al igual que las tragedias, terremotos y huracanes, que han azotado una y otra vez al estado.
La llegada del hombre a la Luna, en 1969; la caída del Muro de Berlín, en 1989; la Perestroika, que se tradujo en la disolución de la Unión Soviética (1991); la asunción al poder de Fidel Castro (1959), así como las muertes de Lucio Cabañas (1974) y del Ché Guevara (1967), también han sido parte de sus portadas

***

“En 1951, Oaxaca no contaba con un periódico matutino”, cuentan diversas remembranzas halladas entre los archivos de El mejor diario de Oaxaca.

Justo lo anterior, fue lo que despertó la inquietud de los hermanos Francisco, Antonio, Juan de Dios, Manuel y María de los Ángeles Pichardo García de fundar un periódico “donde su principal misión fuera servirle al pueblo como trinchera”.
Don Francisco, dicen los escritos, se ocupó de los linotipos; don Juan de Dios, de la prensa; don Antonio, de la administración; don Manuel, de la Dirección, y Doña Ángeles, de aportar el capital.

“(EL IMPARCIAL) es una empresa basada en la unión familiar, de donde nace la fuerza para vencer las adversidades que surgen con el transcurrir del tiempo”, refiere otro extracto de las reseñas.

Tras las administraciones de Manuel Cabrera Carrasquedo (1950-1955); de los interinatos de Manuel I. Manjardín (1955) y de José Pacheco Iturribarría (1955 – 1956), y del sexenio de Alfonso Pérez Gasga (1956-1962), los hermanos Fernández Pichardo se hicieron cargo del rotativo a partir de 1965, durante la administración de Rodolfo Brena Torres.

Don Benjamín Fernández Pichardo asumió la Dirección; doña Mina, la titularidad de la sección de Sociales, y doña María de los Ángeles, la Administración; posteriormente, ingresaron a la empresa María del Carmen, también en la sección de Sociales, y María Esther, en la tesorería.

A pesar del surgimiento de otras publicaciones, que con el paso de los años desaparecieron, EL IMPARCIAL continuó su etapa de consolidación como uno de los diarios más importantes del sureste mexicano.

A pesar de los años críticos que se han vivido en la entidad, la circulación de El mejor diario de Oaxaca ha permanecido intacta. Ni los conflictos sociales ni ingobernabilidad han sido capaz de interrumpir sus ediciones diarias.

Ejemplo de ello es uno de los episodios de mayor beligerancia ocurridos en la entidad, que se remonta a 1977, cuando, tras una revuelta, con saldo de decenas de muertos y cientos de detenidos, Manuel Zárate Aquino fue obligado a pedir “licencia” el dos de marzo de aquel año.

El conflicto, que comenzó a finales de 1975, marcó, además, una separación al interior de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), que dio origen a la Universidad Regional del Sureste (URSE).

Lejos de recular, los periodistas de EL IMPARCIAL pormenorizaron día tras día las balaceras, emboscadas, marchas y plantones que se llevaron a cabo tanto en la capital como en el Istmo de Tehuantepec y Tuxtepec.

En 1996 coberturó por igual el surgimiento del Ejército Popular Revolucionario (EPR) durante el mandato de Diódoro Carrasco Altamirano, y, en 2006, el conflicto político que estuvo a punto de descabezar políticamente al gobernador priista Ulises Ruiz Ortiz.

De todas las crisis políticas y económicas que ha afrontado la administración estatal, EL IMPARCIAL ha salido fortalecido.
En 2016, un nuevo embate cimbró a la economía del estado, producto de una nueva confrontación entre el gobierno y el sindicato de maestros.

Ello se aunó a la parálisis financiera ocasionada por el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, personaje que ha sido reiteradamente acusado de haber incurrido en múltiples actos de corrupción y malversación de recursos.

EL IMPARCIAL ha basado su fortaleza en un código de ética firme, entre los que destacan elementos como la comunicación, llave del éxito: “El trabajo en equipo, permiten que la carga sea más ligera y que, al final, los resultados sean mejores”, se resalta en los valores de la empresa.

La misión de EL IMPARCIAL es ejercer un periodismo ético, honesto, libre e independiente; luchar por la verdad y la justicia, el bien, el interés común, la patria, la familia, la democracia, la honestidad y que prevalezca el sentido de la decencia y las buenas costumbres.

Otros de los valores que destacan es la disciplina, que es considerada por la empresa como la aptitud fundamental para lograr la excelencia en el trabajo diario, así como el diálogo, elemental para poder resolver cualquier anomalía que se registre durante el trabajo diario.

Los anteriores, sumados a la confianza, puntualidad, compromiso, responsabilidad, amabilidad, convivencia, honestidad y calidad, son las cualidades que le dan vida la empresa.

“Implica esforzarnos diariamente para realizar nuestro trabajo lo mejor posible, poniendo en cada detalle nuestro dinamismo y creatividad, de tal forma que nuestra labor se vea reflejada en la edición del periódico.

“(La) honestidad exige que siempre nos conduzcamos con la verdad en cada una de las actividades que desempeñamos, con acciones transparentes en nuestro servicio”.

Han pasado 65 años desde ese 26 de noviembre, los sueños de los Hermanos Pichardo García a través de los Hermanos Fernández Pichardo se han hecho realidad consolidando la unión familiar donde nace la fuerza para vencer las adversidades que se van presentando con éxito.


 

Relacionadas: