“Retratan” estudios deficiencias de fotos tomadas con celular
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

“Retratan” estudios deficiencias de fotos tomadas con celular

Estudios fotográficos, vigentes a pesar del auge digital; no sustituyen imágenes para documentos oficiales


Foto: Lisbeth Mejía Reyes / Sobreviven estudios de fotografía a la era digital.
Foto: Lisbeth Mejía Reyes / Sobreviven estudios de fotografía a la era digital.

Aunque la toma de fotografías mediante teléfonos celulares ha desplazado gran parte de la labor que antaño venían realizando los estudios fotográficos y sus empleados, este tipo de negocios sobreviven en la ciudad de Oaxaca. El revelado de fotografías aún es solicitado, aunque escasamente.

Sin embargo, sí existe demanda en cuanto a la toma de fotografías, enmarcados u otros servicios, dice Aracely, encargada de un fotoestudio de la calle J. P. García, casi esquina con Mina, en el Centro Histórico.

En el aparador y paredes de este establecimiento se observan muestras de fotografías ovaladas o de las típicas “caritas” de bebés, algunas tazas sublimadas, marcos para fotografías y otros productos. Aunque no es de los más antiguos de la ciudad, en este estudio de aproximadamente cinco años de existencia se observa la vigencia de los de su tipo.

“Impresión, marcos, fotografías y todo lo demás” es lo que se puede encontrar, explica Aracely, quien narra cómo a pesar de los avances tecnológicos y la facilidad que proporcionan los celulares persiste una necesidad por tener las fotografías como objetos de recuerdo. Y es eso último lo que ha llevado a varias personas a imprimirlas o ampliarlas. Incluso, a pedir el servicio de fotos de estudio para conseguir un trabajo más profesional y de calidad.

 

Te puede interesar: Teléfonos públicos, una moderna reliquia

 

Entre estos últimos, los relacionados con fiestas de 15 años, bautizos o de clausuras escolares, cuadros de graduación, fotografías de identificación, entre otros como los cambios de fondo o las restauraciones.

Ya sea para ampliaciones, fotos para trámites o para imprimir las fotos de las memorias USB, celulares y otros aparatos, la existencia de los estudios fotográficos es vital, explica.

En el Centro Histórico, Aracely observa cómo otros negocios de este tipo han desaparecido o se han ido a otras partes. Aun así, unos más persisten por la necesidad que impera.

Creo que las fotos que no puedes hacer con el celular son las que quieres guardar de tu familia y en una ampliación muy grande. Para tener algo bonito tienes que recurrir a un laboratorio o estudio y ahí te toman una foto que te enmarcan”.

En otros casos, los trámites en escuelas u oficinas de gobierno influyen en la permanencia de los estudios o laboratorios fotográficos. Por ejemplo, cuando a alguien le solicitan las fotografías de tipo infantil, para pasaporte o visa, para certificados o las que piden en otras instancias.

“A menos que te digan que todo será digital y ahí no tendrías una necesidad que cubrir”.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------