Baches, invasiones de carril y bloqueo en el día 1 del CityBus | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Baches, invasiones de carril y bloqueo en el día 1 del CityBus

La fase preoperativa del nuevo sistema de transporte tomó por sorpresa a usuarios; aunque la sana distancia y otros protocolos se respetaron, la ruta se desvió a causa de una protesta


Baches, invasiones de carril y bloqueo en el día 1 del CityBus | El Imparcial de Oaxaca

Desde una terminal con alrededores plagados de baches y encharcamientos, el CityBus partió en busca de sus primeros pasajeros en el fraccionamiento Esmeralda, en la agencia Pueblo Nuevo. La puesta en marcha de un nuevo sistema de transporte tomó por sorpresa a decenas de usuarios que se acumularon a lo largo de la mañana, desde las 06 horas de ayer.

Las cámaras de vigilancia, una rampa para personas con discapacidad, un interior limpio y con asientos nuevos impresionaron a los ocupantes de una de las 12 unidades de la etapa preoperativa que se extenderá hasta diciembre. No así el deterioro de la carretera internacional 190 y los encharcamientos por las lluvias.

En este viaje de ocho pesos —cuatro para adultos mayores—, tampoco resultaron novedosas las invasiones al carril preferente, usualmente ocupado como estacionamientos de negocios o base para sitios de taxis, desde las agencias Pueblo Nuevo y Santa Rosa hasta el casco municipal. Por la conmemoración de los Niños Héroes, un evento cívico limitó parte del recorrido en la calzada Madero.

Aunque en las últimas semanas hubo una labor de concientización con apoyo de la Policía Vial del Estado y la Municipal, el camión del CityBus tuvo que salir varias veces del carril preferente y avanzar por el central en su camino hacia la colonia Volcanes.

En tramos como el del Museo del Ferrocarril y la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social, varios camiones del transporte urbano se tomaron un tiempo para acumular pasajeros, mientras que los autos particulares se estacionaron en la entrada de la unidad de salud.

Los taxistas que solían tener su base junto a la antigua estación del Ferrocarril se vieron obligados a ocupar un nuevo espacio en la zona y a promocionarse con un cartel para conseguir pasajeros. Las multas por invadir el carril del CityBus pueden ir de 9 mil hasta más de 20 mil pesos, como han advertido policías viales y el propio director del sistema, Gerardo Guzmán.

La travesía estimada para hora y media logró sortear incontables obstáculos, pero sin poder usar siempre el carril preferente. En torno al Jardín Morelos, una feria con más de dos meses en operación obligó nuevamente a transitar por el carril central. La traza de la ciudad limitó parte del recorrido, pues aunque en avenida de La Independencia no hay un carril exclusivo, el paso de la unidad complicó el de usuarios de bicicletas en el ciclo carril.

Los baches constantes en la carretera internacional reaparecieron en parte de la calle Crespo, en un trayecto donde poco a poco subieron más pasajeros y unos descendieron en las paradas del transporte urbano.

El tránsito de la mañana complicó también el debut del sistema en la calzada Héroes de Chapultepec, donde la cercanía de una protesta puso en apuros a la unidad que partió de La Esmeralda cerca de las 09:20 horas. Cada tanto, por autos estacionados u objetos para apartar lugares, el tránsito se detuvo en la avenida Heroico Colegio Militar (colonia Reforma) y el Infonavit Primero de Mayo.

La lentitud se debió después al deterioro de vías en la colonia Volcanes, destino de la ruta que llegó a las 10:30 a la calle Zempoaltépetl. Pero a diferencia de Pueblo Nuevo, ahí no encontró una terminal especial.

Sin más pausa que la de esperar el ingreso de pasajeros, la unidad emprendió el regreso al fraccionamiento Esmeralda. Alrededor de las 11 horas, eran 85 los usuarios acumulados. Dos de ellas Manuela y Esperanza, adultas mayores que desconocían del nuevo sistema y ya una vez dentro se percataron que no era el habitual camión del transporte urbano.

Acostumbrada a que no se respete el descuento, Esperanza pagó el pasaje completo, mientras que Manuela recibió un peso de cambio por su moneda de cinco. ¿Habrá descuentos?, le pregunta una usuaria al joven que a bordo registra los detalles del viaje. Sí, responden él y el conductor, en alusión a tarjetas de prepago con descuento y normales.

¿Por qué se vino por aquí? Pregunta Manuela, al percatarse del desvío del autobús por la calzada Madero. Por un bloqueo junto a la gasolinera de calzada Héroes de Chapultepec, la unidad tuvo que desviar su ruta y pasar por avenida Morelos hasta incorporarse a Tinoco y Palacios, en un trayecto que continuó por Las Casas, Periférico (Central de Abasto), División Oriente y carretera internacional 190.

42


 

Relacionadas: