Limitadas las denuncias de violencia contra mujeres: Instituto Municipal de la Mujer | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Limitadas las denuncias de violencia contra mujeres: Instituto Municipal de la Mujer

En Oaxaca de Juárez, uno de los 40 municipios con alerta de violencia de género, 389 mujeres recurrieron a la línea de atención telefónica sobre violencia


Limitadas las denuncias de violencia contra mujeres: Instituto Municipal de la Mujer | El Imparcial de Oaxaca

Con el confinamiento en los primeros meses de la pandemia de Covid-19, la atención a mujeres víctimas de violencia se modificó en instancias de justicia o de apoyo para ellas, como señala el informe Violencia en espera de atención, los Centros de Justicia para las mujeres frente a la crisis de Covid-19, que contempló al estado de Oaxaca.

Sin embargo, en otras instancias como el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) de Oaxaca de Juárez, se tuvieron que implementar otras acciones para brindar apoyo, según explica Graciela Calvo Navarrete, directora del mismo. Una de estas fue la línea telefónica “No estás sola”, que empezó a operar el 20 de marzo de 2020 en el municipio, uno de los 40 que en el estado cuenta con la declaratoria de alerta de violencia de género desde 2018.

“La pandemia modificó todo; no obstante, se pensó que esta era una estrategia importante para que las mujeres pudieran tener asesoría jurídica, básicamente”, explica la funcionaria sobre el número al que se recibieron 389 llamadas. 

Es decir, entre el 20 de marzo de 2020 y el último de 2021, hubo una llamada diaria para pedir asesoría legal y psicológica por parte de una mujer víctima de algún tipo de violencia en su contra. 

A decir de Graciela Calvo, directora del IMM, la pandemia afectó no solo la labor institucional sino para que las mujeres solicitaran ayuda, pues si bien esperaban un mayor número de denuncias, llamados de ayuda o de personas que pidieran servicios de refugio en la Casa de Medio Camino, no hubo tanta variación respecto al año previo.

La Casa de medio camino recibe a mujeres víctimas de violencia extrema, con hijas e hijos, a quienes alberga por un tiempo determinado, generalmente de un máximo de tres meses para evitar “una situación más grave o atentados contra sus vidas”. 

Hasta el último corte de marzo, había en ella 19 personas: seis mujeres, seis niñas y ocho niños. Aunque ha habido momentos donde se cuenta hasta 16 núcleos familiares, es decir, grupos de madres e hijos. Pero en el año actual, refiere Calvo, el máximo ha sido de 10 núcleos familiares. 

Si bien, las cifras siempre cambian, según las soluciones o redes de apoyo que encuentran las afectadas, para 2020 se esperaba que el número de usuarias aumentara. 

“No hemos visto un incremento sustancial, pero quiero suponer que esto se debe a que muchas mujeres tienen problemas para salir de casa, para hacer denuncias. De acuerdo con el marco nacional tendríamos que haber tenido necesariamente más solicitudes de ingreso al refugio, pero no ha sido así”, refiere Calvo.

Ella cree que tanto esta cifra como la de llamadas a la línea “No estás sola” están condicionadas por la dificultad de las mujeres para salir de sus casas o, en el caso del número telefónico, por ser nuevo. Sin embargo, espera que un diagnóstico de la instancia ayude a comprender las razones o motivos por los que los números no tuvieron un gran aumento.