México, convertido en “Estado fallido” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

México, convertido en “Estado fallido”

El senador albiazul, exgobernador de Guanajuato, acusa que la corrupción y la impunidad son cánceres que el gobierno de Enrique Peña Nieto no ha sabido controlar


México, convertido  en “Estado fallido” | El Imparcial de Oaxaca

México es un Estado fallido en la lucha contra la delincuencia, donde el Ejército y la Armada de México han asumido la obligación que tienen los estados con las policías de proximidad, las policías preventivas municipales y las estatales, muchas de ellas infestadas de corrupción, reconoció el senador Juan Carlos Romero Hicks.

Tras reconocer que la impunidad es un gran estímulo para este escenario de descomposición social, el aspirante a la candidatura del PAN a la Presidencia de la República, planteó fortalecer la seguridad de los mexicanos a partir de una verdadera coordinación institucional y participación ciudadana.

Asimismo subrayó que se debe revisar el Sistema de Procuración de Justicia en tres partes: la investigación, la procuración del delito y los poderes judiciales, pues mientras en otros países la investigación la hacen agencias especializadas de gran credibilidad, “en México tenemos problemas en investigación, en independencia de ministerios públicos y, en algunos casos, lo mismo ocurre en los poderes judiciales”.

Romero Hicks, exgobernador de Guanajuato en el periodo 2000-20006 y director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con Felipe Calderón, reconoció que existe una gran preocupación sobre cómo se ha ido incrementando el número de delitos, pero aclaró que no todo es culpa del gobierno y se requiere fundamentalmente la colaboración de la sociedad.

En cualquier lugar del mundo donde la seguridad ha funcionado, dijo, se requieren tres condiciones: uno, visión integral de prevención, pues no es un tema de policías contra delincuentes; dos, coordinación entre las corporaciones e instituciones de los tres poderes; tres, la participación ciudadana, pues nadie va a cuidar mejor las colonias y comunidades como sus propios habitantes.

En entrevista con EL IMPARCIAL para dar a conocer sus aspiraciones político electorales en 2018, reconoció el espectro de la gran diversidad de problemas que hay en el país.

Aseguró que su proyecto político es una visión que ha construido durante muchos años que se basa en ejes estratégicos como la atención a la pobreza y desigualdad, el Estado de Derecho, la seguridad y la lucha contra corrupción.

“Tengo muchas ventajas. Nadie tiene la trayectoria que yo tengo. No pretendo descalificar a nadie pero conozco los temas de la agenda a detalle, como la violencia, la inseguridad, corrupción, impunidad, educación, cultura, temas internacionales, los he ejercido desde la academia, desde la tarea de gobierno y el legislativo”, subrayó.

El cáncer que tiene el país, aseguró, son la corrupción y la impunidad y para lograr un Estado de derecho real es necesario combatirlas desde sus raíces.

“La corrupción debe atenderse desde varios planos, a través de la educación al formar con valores, a través de la prevención, a través de la denuncia y la exigencia de derecho. Vivimos en un país de leyes y hay que hacerlas valer”, externó.

Romero Hicks apuntó que la competencia en el PAN no ha empezado. Está en el imaginario colectivo, no obstante no ha iniciado la deliberación ni el contraste de propuestas.

Sobre expresidentes y oponentes

  • Felipe Calderón: Tuvo una presidencia de muchos avances en educación, vivienda, federalismo y grandes propuestas en materia de medio ambiente. El pacto federal con los gobernadores fue una política muy eficaz, culparlo de la violencia en el país es superficial y un juicio de valor lleno de imprecisiones.
  • Rafael Moreno Valle: Gobernador que desarrolló gran capacidad de infraestructura.
  • Margarita Zavala: Persona respetable, honesta.
  • Miguel Ángel Mancera: La evaluación todavía es inconclusa porque sigue siendo jefe de Gobierno del Distrito Federal.
  • Miguel Ángel Osorio Chong: Lo conozco desde hace tiempo cuando fuimos gobernadores. lamentablemente los temas de seguridad y gobernabilidad no se han dado.
  • Andrés Manuel López Obrador: Persona que genera mucha expectativa pero que tiene muchas vulnerabilidades y que será un placer debatirlo y ganarle todas.
  • Enrique Peña Nieto: Tiene la desaprobación del 80% de la ciudadanía y eso no ayuda en desarrollo económico ni social.
  • PRI: Partido anacrónico, autoritario, lleno de corrupción, ausente de nuevas propuestas y que ha permanecido con muchas anomalías

“Candidatura del PAN no es un tema de tres”

El senador de la República y aspirante a la candidatura presidencial del PAN, Juan Carlos Romero Hicksconfió en ganar la contienda interna y, en 2018,debatir y vencer a Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista realizada en las instalaciones de EL IMPARCIAL, el ex gobernador de Guanajuato (2000-2006), avaló la propuesta de crear un frente amplio opositor con otros partidos políticos, incluido el Verde Ecologista, pero con ciertas condiciones.

Alianza sí, pero no sólo con el PRD

Acompañado de la ex diputada local panista, Alejandra García Morlan, señaló que la alianza se busca ampliar más allá del Partido de la Revolución Democrática (PRD) con quien el líder nacional del PAN Ricardo Anaya ha sostenido los primeros encuentros.

“Platicamos con el presidente nacional y se habló de buscar diálogo con el Movimiento Ciudadano, Partido Nueva Alianza e incluso el Partido Verde Ecologista de México”, mencionó.

“Yo apoyo una alianza siempre y cuando tenga una agenda definida y candidatos íntegros y con experiencia”, argumentó el político panista y ex director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Expuso además que Acción Nacional entró a un proceso de diálogo con la sociedad, no sólo con partidos.

Respecto a la competencia irregular por la que otros aspirantes a la candidatura han denunciado al presidente nacional albiazul Ricardo Anaya, aseguró que por estatutos deberá renunciar en octubre, cuando se emitirá la convocatoria para la elección interna, que deberá desarrollarseentre el 13 de noviembre próximo y el 11 de enero de 2018.

La alianza, reiteró, deberá servir para que el candidato electo como presidente tenga un apoyo social mucho más amplio que el que obtuvieron Enrique Peña Nieto (38.21% de la votación), Felipe Calderón (35.91%) y Vicente Fox (42.52%). El presidente que más se ha acercado al 50% de la votación es Ernesto Zedillo, quien en 1994 recibió el 49% de la votación.

Asimismo, la coalición en 2018 permitiría regresar a una mayoría parlamentaria amplia, escenario que no logra México desde 1997, cuando Porfirio Muñoz Ledo comandó a la oposición por sobre la fracción parlamentaria priista.

Para alcanzar este objetivo, señaló, es necesario que haya un consenso con la sociedad. “Durante mi gubernatura hubo voces que me impulsaban para ser candidato por la presidencia pero decidimos esperar; enla Cámara de Senadores uno va desarrollando más conciencia y la necesidad del compromiso con toda la sociedad”, enfatizó.

Los motivos de su renovada aspiración presidencial

El ex rector de la Universidad de Guanajuato afirmó que entra a la contienda por cuatro razones:

1. Para marcar agenda, no sólo basta con hablar sobre algo sino marcar la agenda del país.
2. Contrastar un perfil, “me he preparado toda la vida para contribuir”.
3. Escuchar, “hay una enorme cantidad de ciudadanos que no ha tomado una determinación y hay una enorme cantidad de indecisos, resentidos e ignorados”.
4. Presentar una competencia ética, civilizada, propositiva y que se logren acuerdos.

La persona que va a estar en estas avenidas, la primera prueba es la integridad, pues el gran escándalo es la corrupción y su madrastra la impunidad, asegura.

Necesitamos que todas aquellas personas que se presenten para un contender por un cargo público pasen la prueba de la integridad, subrayó.

Asimismo, reiteró que el candidato a presidente de la República debe tener una capacidad probada, “no es un cargo de improvisación, se requiere haber administrado, gobernado, una nueva visión de Estado”.

 

*Fotos: Adrián Gaytán


 

Relacionadas: