En la UABJO, “los grupos más radicales ni siquiera tienen licenciatura” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En la UABJO, “los grupos más radicales ni siquiera tienen licenciatura”

El rector de la máxima casa de estudios del estado asegura que estaría de acuerdo en que las protestas las realizaran profesores de mayor perfil, con producción científica, no obstante el escenario actual


En la UABJO, “los grupos más radicales ni  siquiera tienen licenciatura” | El Imparcial de Oaxaca

“La autonomía universitaria es una cualidad para la generación de conocimiento, la investigación, libertad de cátedra, discusión de ideas, además de condición para la organización académica, administrativa y de gobierno, pero no implica un estado de excepción donde se permitan violaciones al Estado de derecho”, afirmó categórico el rector de la UABJO, Eduardo Bautista Martínez.
Entrevistado en la rectoría, el funcionario con grado de doctor e integrante del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt expresa su objetivo de respetar los derechos tanto a la libertad de expresión como de manifestación. “Creo en ello, sin que implique afectar el derecho de terceros; la libertad debe expresarse en términos de la máxima juarista: el respeto al derecho ajeno”, sostiene.
-?Cómo es su relación con los seis sindicatos de la UABJO?
-De respeto y puertas abiertas, es importante atender con oportunidad porque estoy convencido que los conflictos ocurren cuando la gente no cumple con su trabajo, así como exijo atención oportuna a mis colaboradores, también exijo lo mismo para todos los trabajadores sindicalizados. El trabajo es un derecho y un bien preciado que todos debemos cuidar.
Sentado al pie de un gran escudo que en letras doradas reza: Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, 1955, Ciencia, Arte, Libertad, precisa: “La reciprocidad en el trato es muy importante; quien se comunica con respeto y oportunidad debe ser atendido en los mismos términos, quienes amagan y toman instalaciones sin motivo, afectando el derecho de la comunidad universitaria deben ser sancionados conforme a derecho. Hay prácticas viciadas que debemos desterrar”.
-En la UABJO se han cometido diversos delitos. ?Al respecto, qué le diría al fiscal del estado y al delegado de la PGR?
-Que la Universidad ha realizado lo que le corresponde, que es denunciar y aportar evidencias, ahora toca que las autoridades procedan, que cumplan con su trabajo sin excepción y de acuerdo con sus facultades de investigación deslinden de responsabilidades y sanción”.
Bautista, doctor en Sociología, puntualiza: “Algo que hace daño a nuestra sociedad es la impunidad, por ello necesitamos recuperar la confianza en la Universidad y en las autoridades federales y estatales”.
-Otros conflictos universitarios son de carácter político. ?Cómo los atiende?
-Los teóricos del arte de la guerra han escrito que ésta se gana sin llegar a la guerra, evitar la confrontación directa y esto nos lleva al terreno de la política como el arte de construir acuerdos, esto es un verdadero reto cuando predominan posiciones polarizadas y hostiles, pero es importante trabajar en la conciliación, en la negociación y el acuerdo. Lo más fácil es reventar, lo difícil es reconstruir lo que se ha dañado.
-?Está evadiendo la pregunta?
-No. Tal vez si sintetizo la idea es que tenemos que insistir en hilar fino, en reconstruir a través del diálogo, en recuperar el sentido humanista de la convivencia colectiva en términos de respeto a la pluralidad de opiniones. La Universidad es así; por ello es un reto gobernarla, gobernar la pluralidad.
-?El presupuesto ya no alcanza?
-Desafortunadamente nos encontramos ante el desbordamiento de pasivos laborales de más de tres décadas; por ejemplo, las dobles jubilaciones y los reemplazos que llevan a una plantilla administrativa y académica sin reconocimiento de la Federación; el crecimiento de la nómina de trabajadores administrativos por encima de los académicos; la acumulación de más de 600 expedientes laborales y la atención de más de 150 laudos, entre otros asuntos. Esto no debería ocurrir porque la misión de la UABJO es educar. Por eso, problemas como éstos requieren soluciones de fondo y de carácter integral”.
-?Algún temor a las auditorías?
-Ningún temor, por el contrario, las auditorías deben ayudar. En este primer año al frente de la administración hemos atendido a auditores de la Federación y del estado. Aún cuando las exigencias son cada vez más rigurosas, las auditorías son bienvenidas. Esto nos obliga a hacer mejor nuestro trabajo, a conducirnos con racionalidad y transparencia.
-?Usted está pidiendo más presupuesto?
-He dicho de manera pública que no se trata solamente de pedir más dinero. Así se lo he expresado al gobernador y al subsecretario de Educación Superior, sino de comprometernos con un ejercicio racional y de resultados. En este primer año de gestión hemos realizado ahorros considerables en el ejercicio presupuestal. Estamos en la revisión del ejercicio y en la proyección del mismo, trabajando de manera directa con el equipo del subsecretario de la SEP. Es claro que nadie quiere invertir en pasivos financieros porque suponen un barril sin fondo.
-?Cuáles son sus satisfacciones como rector?
-Muchas. Es un alto honor ser rector de la UABJO. Menciono la más reciente: hemos trabajado en un procedimiento de admisión automatizado para licenciaturas. Es un avance en términos de transparencia mediante el uso de tecnologías de la información. Falta por hacer, pero hay que atreverse a dar los saltos, necesitamos una Universidad más moderna y eficiente, a la vanguardia en el uso de sistemas digitales. El anhelo es que todos los trámites universitarios se puedan realizar a través de un teléfono móvil, como ocurre en las mejores universidades del mundo.
-?Qué experiencias le han marcado en su formación?
-Una estancia en el Instituto de la Paz de la Universidad de Granada, porque los conflictos que se estudian allá son de otras proporciones, como los grandes genocidios en Nigeria, Etiopia, Camboya, los Balcanes. También soy aficionado de los Museos de la Memoria; no puedo olvidar el de Santiago de Chile por la crueldad y el egoísmo en la condición humana y la pedagogía para que esos hechos no se repitan.


 

Relacionadas: